¿Cómo leer las etiquetas nutrimentales?

Con ellas se pueden realizar elecciones correctas en la alimentación Las etiquetas nutrimentales ofrecen información valiosa respecto a las calorías y al aporte nutrimental que contienen los alimentos. La experta en nutrición

Con ellas se pueden realizar elecciones correctas en la alimentación Las etiquetas nutrimentales ofrecen información valiosa respecto a las calorías y al aporte nutrimental que contienen los alimentos. La experta en nutrición

 

  • Calorías: Indican el valor energético del alimento.
  • Grasas totales: Es la cantidad de grasa que tiene el alimento, tanto las saludables como las no saludables, la ingesta es, no más de 25% al 30% de sus calorías diarias.
  • Grasas saturadas: Limitarse al menos del 10% de las calorías diarias y para tener menor riesgo de enfermedad cardiovascular debe ser menos del 7%.
  • Grasas trans: No deben de consumirse, ni son recomendadas.
  • Colesterol: Consumir menos de 300 miligramos por día.
  • Sodio (Sal): Consumir en 1500 y 2300 miligramos o 1.5 a 2.3 gramos. Importante, algunas veces ponen el contenido de sodio en gramos no en miligramos.
  • Carbohidratos totales: Esto depende de las características físicas y la condición de la salud, más o menos se debe contener entre 40% y 60% de las calorías.
  • Fibra dietética: Consumir de 25 a 30 gramos todos los días.
  • Azúcares: Ingesta máximo de 5%.
  • Proteínas: Entre el 15% y 30% de las calorías diarias
  • Vitaminas y minerales: Indica por porcentaje lo que cubre. Por ejemplo; la vitamina A tiene 15, esto quiere decir que cubre un 15% de tu ingesta diaria recomendada.

 

¿Cómo se debe leer correctamente una etiqueta nutrimental?

 

Se deben reconocer los macronutrimentos que contiene el alimento (carbohidratos, proteínas y grasas).

Se debe revisar el porcentaje de vitaminas y minerales que contiene.

Hay que fijarse en el porcentaje de la porción que se detalla en la etiqueta, debido a que dicha información por lo regular sólo ofrece lo que corresponde a una porción. Por lo que si se comen 2 o 3 raciones, se deben multiplicar por el número que aparece en la etiqueta.

La lectura de los ingredientes también es importante, pues a manera de lista, los primeros son los que más contiene y los últimos de ella son los que menos tiene agregados.

Aún sabiendo esto, la observación debe ser una técnica importante pues si la etiqueta no contiene el listado en orden, quizás haya sido alterado y se debe desconfiar.

En caso de dudas lo mejor será llamar a atención al consumidor.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado