5 trucos para salvar cualquier imprevisto en el gym

El de los popotes, el del gorro de ducha o el del bastoncillo. Volvemos a la carga con nuevos trucos para que todo esté ordenado y ocupe el mínimo espacio

Coloca de abajo a arriba.

Siempre hay que meter las zapatillas lo primero, después el neceser, luego la toalla y, por último, la ropa. Empaquetar así la bolsa te ahorrará espacio y, además, protegerá tus prendas y no llegarán mojadas o manchadas si se te produce, por ejemplo, una fuga con el gel.

Las chanclas Merecen mención aparte.

Nunca te olvides de ellas si te vas a duchar en el gym si quieres evitar hongos y bacterias. Para salir del paso, si te has despistado y no las has metido o si quieres hacer una bolsa más pequeña, es utilizar los gorros de la ducha o las calzas que dan por ejemplo para entrar con zapas en la piscina como sustitutas. Un truco fácil de usar y tirar.

El maquillaje

Otro truco muy útil es coger un poco de tu sombra favorita de ojos con un bastoncillo para los oídos. Tendrás mini brochas listas para usar y sin tener que llevar el neceser abarrotado.

El problema de los botes y retomando el tema del escape del gel…

Llévalos siempre con un celofán cerrando la tapa. Si tienes tiempo, puedes probar este truco de los popotes. Corta una pajita por la mitad. Rellénala de lo que necesites: crema solar, gel, shampoo, mascarilla. Empuja todo el producto con un bastoncillo para dejar espacio en el extremo del popote. Coloca un clip o pinza en cada extremo y sella con un mechero ambos lados del popote.

Gorro de ducha

Como habrás visto en el punto anterior, siempre es bueno llevar un par de gorros de ducha en la mochila. Además, los puedes utilizar para transportar los tennis y que no se te manche el interior de la bolsa o para separar el bañador u otros objetos que se hayan mojado.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado