VESTIDOS DE CUERO

VESTIDOS DE CUERO

Sin duda una de las tendencias definitivas de final de año que se deslastra de su aire de dominatrix

Si el suéter oversize más falda midi y botas altas es el uniforme inequívoco de la temporada otoño/invierno, el plan b inmediato debe ser un vestido de cuero. Esa prenda de fondo de armario que nos encanta pero que respetamos mucho por la etiqueta de “muy sensual” que siempre ha tenido.

Y es que al decir “vestido de cuero” algunos irán directo a la imagen de una dominatrix, pero hoy en día las posibilidades son cada vez más amplias y, por lo tanto, el estilo a los estilos a los que se asocien. Pueden ser minimalistas, sofisticados, sí, también sensuales, pero cada vez apegados a la idea de prenda casual que de ocasión especial.

VESTIDOS DE CUERO

Son calurosos, eso sí, por eso encuentran en el otoño y en el invierno el escenario ideal para dejarse ver.

Las chamarras de cuero son un clásico en esta época del año pero ahora son los vestidos hechos con piel se están abriendo paso entre cada vez más calles, más tiendas y más cuentas de Instagram, convirtiéndose así en una de las tendencias definitivas de 2018.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado