RAYMUNDO ZÚÑIGA VEGA RECORRE EL MUNDO

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas

FOTOS CORTESÍA

Raymundo salió de Saltillo en 1999 para recorrer el mundo, primero por sus estudios y después por trabajo, hasta llegar a Manila, Filipinas.

De niño le gustaba escuchar y leer historias de otros países y ver  los atlas con sus papás. Así nació su interés por conocer el mundo. Al obtener una beca para estudiar negocios y comercio internacional en la Universidad de Nancy, Lorraine en Francia, se lanzó a la aventura.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.
En su oficina en los Campos Elíseos, Francia.

“Obviamente no tenía planeado irme tan pronto al extranjero, eso ya fueron las  circunstancias, que estando en la carrera apareció esa oportunidad y de ahí yo creo que me empezó a salir el gusanito de querer conocer más”, explicó.

Regresó al país en 2004 contratado por el banco HSBC en su programa de Management Training para graduados en el área de  tesorería en la Ciudad de México. De allí le enviaron a Panamá para trabajar en la integración de un banco recién adquirido en esa región.

En 2007 le ofrecieron transferirse a la oficina de Nueva York en las áreas de mercados globales y emergentes, donde que dirigió proyectos y viajó por el continente americano, desde Canadá hasta Brasil.

En 2012 le transfirieron a las oficinas centrales del banco en Londres, donde fungió como director en el área de riesgos para la banca comercial en Europa. Allí permaneció hasta 2017.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.
Raymundo y su esposa en Trafalgar Square, Londres.

“Me ofrecieron ir a trabajar a París, como Chief Operating Officer para el banco de inversión en HSBC Francia, para crear la estrategia a seguir después de la votación del Brexit y viendo las consecuencias que podía tener para el negocio, porque habría que mover algunas funciones y negocios de Londres a París”, contó.

Llegó a Manila en 2019 para ser director general de operaciones de HSBC Filipinas. Está enfocado en expandir el banco en el sureste asiático, centrándose en el financiamiento de empresas extranjeras que quieren establecerse en el país o locales que desean expandirse internacionalmente.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.
Con su familia en Chocolate Hills, Filipinas.

“El sureste de Asia o ASEAN como se le conoce a esta región, es una de las de mayor y más rápido crecimiento en el mundo, y el banco está apoyando a las grandes corporaciones a través de préstamos, bonos, financiamiento a exportaciones/importaciones, fusiones y adquisiciones”, explicó.

Aunque vive en el extranjero desde hace más de 13 años, mudarse a Filipinas ha sido un reto que le permitió entender los valores y aspectos positivos de la cultura asiática. Allí la gente es alegre, amistosa y extrovertida.

Eso le ha ayudado a integrarse. El idioma no fue una barrera, la mayoría de las personas habla inglés, pero fue complicado adaptarse a la comida, pues los filipinos incluyen arroz blanco en el desayuno, comida y cena.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.
Raymundo y su hija Sofía en el Museo Nacional de Arte de Manila.

“Desde religión, música, su estilo de vida, hay mucho que aprenderles. Entonces, ha sido muy satisfactorio tener la oportunidad de aprender esa parte, de comida, bebida, todo eso, siempre hay descubrimientos”, expresó.

Siempre le ha interesado el arte, la literatura y la gastronomía, por eso aprovechó cada oportunidad para viajar por el mundo. Esas experiencias le permitieron crecer y aprender de otras culturas. Espera inculcar a sus hijos ese amor por conocer y explorar.

Lo más difícil no es la mudanza -solo se requiere planeación-, sino estar lejos de la familia y los amigos. Aunque existen métodos de comunicación por internet, la diferencia horaria también es un obstáculo, pues hay 14 horas de diferencia entre Manila y Saltillo.

Paisajes de Filipinas

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.

“No es fácil estar lejos, especialmente cuando hay situaciones difíciles, que alguien está enfermo, que alguien le pasa algo y quisieras estar cerca, estar ahí para poder hacer algo o en los buenos momentos y celebraciones de amigos y familia que no he podido estar ahí”, expresó.

Le gustaría volver a México en algún punto de su carrera y poder aportar un poco de lo que ha aprendido y de su experiencia viajando por el mundo.

A lo largo de su carrera, Raymundo Zúñiga ha vivido en Nueva York, Londres, París y Manila, Filipinas.
Raymundo buscó las pinturas de Edward Hopper, quien estuvo viajando por  México y se quedó en Saltillo unos días. Como parte de su colección, hizo cuadros de las vistas del centro de Saltillo desde el hotel donde se quedó. Finalmente las encontró en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Raymundo Zúñiga Vega

Estudios en Saltillo: Colegio Americano de Saltillo hasta secundaria y preparatoria en el Instituto Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo.

¿Cuándo te fuiste de la ciudad?

En 1999

¿Dónde vives actualmente?

Manila, Filipinas

¿A qué te dedicas?

Trabajo en el banco HSBC en Filipinas con el objetivo de expandir el negocio en el sureste de Asia para empresas multinacionales estableciéndose aquí.

¿Qué es lo que más extrañas de Saltillo?

A mi familia, amigos y las carnes asadas.

¿Qué es lo que más añoras de comida de Saltillo?

Creo que la carne asada y las gorditas de harina también.

¿Qué le agradeces a Saltillo?

Agradezco a la ciudad haberme formado en un lugar donde pude disfrutar mi infancia y mi juventud en plena libertad. Es un ambiente seguro, inocente, con buenos valores.

Comida favorita: comida mexicana. El cabrito también me gusta mucho.

Bebida favorita: cerveza fría y agua de horchata.

Lugar favorito para comer: en Filipinas la especialidad es el lechón a las brasas. Hay un lugar que se llama Antonio’s.

Avatar
Carolina García

Nació en Saltillo, Coahuila en 1995. Ama la lectura y narrar historias. Es licenciada en comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila. Participó en las antologías de cuento: “Imaginaria” (2015), “Los nombres del mundo: Nuevos narradores saltillenses” (2016) y “Mínima: Antología de microficción” (2018).

No hay comentarios

Comentarios cerrados