PUEBLOS MÁGICOS DE HIDALGO

Fin de semana para admirar sus antiguas construcciones, comer delicioso y descubrir sus atractivos naturales

Un Pueblo Mágico es una localidad que destaca por varios atributos: la conservación y protección de su arquitectura, historia, tradiciones (gastronómicas, artesanales, fiestas patronales, etcétera) y una atmósfera auténtica.

Este tipo de destinos, además, deben estar rodeados por un entorno natural único y tener vocación turística: calidad hotelera, actividades culturales, de aventura y ecoturismo.

México tiene 111 Pueblos Mágicos que integran un programa de la Secretaría de Turismo (Sectur) para promover las maravillas naturales y culturales del país e impulsar la economía de los lugares.

Esta vez, te invitamos a que conozcas los encantadores pueblos típicos y municipios con grandes atractivos del estado de Hidalgo.

 

Huasca de Ocampo

En este Pueblo Mágico hay historias de duendes traviesos, pero también una hacienda minera convertida en hotel, extrañas formaciones conocidas como los Prismas Basálticos y varias actividades de aventura. Huasca de Ocampo es un pueblo pequeño, rodeado por barrancas, cañones y cascadas, que conserva su arquitectura colonial.

Se encuentra en el Corredor Turístico de la Montaña, a 30 kilómetros al noreste de Pachuca. Forma parte del Programa de Pueblos Mágicos de la Secretaría de Turismo desde 2001.

 

Real del Monte

Octubre es un buen mes para conocer este pueblo de herencia minera, porque celebra el tradicional Festival Internacional del Paste.

Hasta podrás preparar el tuyo dentro del museo dedicado a esta delicia introducida por los mineros británicos.

La fundación de la Mina de Acosta se remonta a 1727. Para entrar a su socavón de 450 metros de profundidad debes usar casco y botas. Una gran excursión, con fantasma incluido, te espera allá abajo.

En la superficie se instaló un museo dedicado, precisamente, a la minería. No dejes de visitar su panteón, donde descansan mineros y obreros ingleses, y de recorrer sus callecitas con antiguas casonas, también de estilo inglés.

Al igual que otros, forma parte del Corredor de la Montaña, así que verás boscosos paisajes tupidos de neblina. No olvides abrigarte para soportar el frío intenso. Este Pueblo Mágico se integró al Programa de la Sectur en 2004.

Hay muchos parajes naturales para sorprender a las visitas: las peñas Las Monjas y la del Cuervo, Las Ventanas y los laberintos rocosos del Contadero, todas ellas son formaciones rocosas.

 

Tecozautla

En Tecozautla abundan los balnearios, pero también las pozas de aguas termales —que alcanzan temperaturas de 35 °C a 38 °C— que te alivian el “torzón” y otros males.

Es una región de fallas geológicas y domos volcánicos. En este municipio hay varios atractivos que visitar, además de darse unos buenos chapuzones: la zona arqueológica de Pahñú, el único géiser de México y unas pinturas rupestres. Fue reconocido como Pueblo Mágico en 2015.

 

Vía Ferrata

Si buscas una aventura de puro vértigo, a 20 minutos del pueblo llegarás a la Vía Ferrata Mineral del Chico, una ruta de puentes colgantes, escaleras de metal y otros curiosos retos instalados en La Tanda, una cumbre con más de 200 metros de altura.

 

Mineral del Chico

También se integra al Corredor de la Montaña. A ocho kilómetros de Pachuca encontrarás un pueblito con mucho encanto y 440 años de antigüedad. Obtuvo su gloria, gracias a la explotación minera y, de hecho, lo puedes comprobar en la Mina San Antonio donde te equiparán con casco y lámpara.

A corta distancia de Mineral del Chico se encuentra el Parque Nacional El Chico, un pulmón montañoso, ideal para las fotos instagrameras, pero también para ponerse activo y practicar escalada, rappel, bici de montaña, caminatas y tirolesa. También encontrarás cabañas coquetas donde pasar las frías noches.

 

Huichipan

Además de caminar por su centro histórico y admirar sus monumentos, te sugerimos visitar el Bioparque El Saucillo, ya sea para dar una caminata, deslizarte en una tirolesa o hacer una excursión en bici de montaña.

No dejes de ir a su acueducto monumental construido en el siglo XVIII para tomar unas buenas fotos. También cuentan que hay brujas rondando por el pueblo y sus alrededores. Pregunta por sus leyendas. Obtuvo el nombramiento como Pueblo Mágico en 2012.

 

 

No hay comentarios

Comentarios cerrados