Los ‘Millennials’ y la comida

Si todo mundo tiene el conocimiento de una vida saludable a un click de distancia, ¿por qué somos el país de la OCDE con mayor tasa de sobrepeso?

Cuando no hay etiquetas, se inventan. Todo lo queremos (y lo hacemos) sujetar en conceptos (precarios conceptos) para hacerlo asequible. Abrimos un corchete (o abrimos o jalamos un cajón) y allí agrupamos o metemos a ciertas porciones de individuos (jóvenes, infantes, viejos, mujeres), novelas (novela de la revolución, novela del narcotráfico, novela urbana), poesía (poesía surrealista, poesía realista, poesía comprometida, poesía contemporánea, postmoderna) y así al infinito. Es un vicio universal, vaya. Si no tenemos un concepto para algo o alguien, lo inventamos, así de sencillo.

Es el caso al definir a cierta porción de jóvenes los cuales nacieron entre 1980 y 1995, a ellos se les ha endosado el corsé de ser “Millennials”, lo que eso signifique. Y lo que aparentemente significa es que una buena cauda de ellos, una rama, un gran grupo de estos chavos, son apasionado de la gastronomía y su medio de comunicación y ruta son las redes sociales. Sin Internet o Wifi, se sienten huérfanos. Ellos habitan estas redes full time. Al parecer, muchos de ellos son devotos de los producto saludables (orgánicos) y sostenibles, son ciudadanos del mundo, aman la comida exótica, buscan su propia identidad en la comida al buscarla no en la publicidad, sino a través de recomendaciones de sus amigos en las redes sociales y en fin, según un mito de Internet, la comida sobre todo, gira en torno a las aplicaciones de sus modernos celulares. Esto es la teoría, en la práctica la cosa es diferente, rara, bizarra.

Dentro de este gran grupo llamado “Millennials”, los cuales están sobrevaluados en todos los aspectos, los hay veganos, vegetarianos, celiacos, locavores, glutenfree… y un sinfín de ramificaciones. Como todo lo crea Internet, sus hábitos alimenticios se ha detectado en la vida real, son iguales o peores que los de cualquier otro ciudadano sin dinero, sin redes y sin ser “foodies.” Comen más que otras generaciones (cantidad), no pocas ocasiones sacrifican calidad por cantidad y rapidez (consumen muchos Snacks), las bebidas alcohólicas son el elemento cohesionador (la ingrata y dramática noticia de tres jóvenes muertos en accidente de auto hace poco aquí en Saltillo, luego de una buena parranda que publicaban a cada segundo en sus redes sociales) y no obstante que todo el tiempo apuestan por hábitos de comida saludable, terminan por ingerir, como cualquier otro joven, grandes dosis de comida chatarra sin valor vitamínico y sin el aporte diario de proteínas que el organismo necesita para funcionar cotidianamente.

Acabemos esta triste charada y mito de gastronomía: habitamos este atribulado país, poco más de 123.5 millones de mexicanos, de los cuales más de la mitad, 71.3 son usuarios de Internet. Si todo mundo tiene el conocimiento de una vida saludable a un click de distancia, ¿por qué somos el país de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo) con mayor tasa de sobrepeso (obesidad)?. Lo voy a decir otra vez, pero ahora en lenguaje cristiano: de 35 países miembros de la OCDE de Europa, América y de la región Asia-Pacífico, México es líder mundial en obesidad (Informe de 2017, noviembre de 2017 en París, Francia). ¿“Millennials” y la comida saludable? Otro mito de Internet. Perdón, se me olvidaba, México es el primer lugar en obesidad infantil. Uno de cada tres adolescentes (esos que usan la red full time) de entre 12 y 19 años, tiene sobrepeso y obesidad (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición). Es decir, vegetan en su sofá frente a una pantalla “plana e inteligente.” Puf.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado