LAURIE SANTOS Y SU PROPIA RECETA PARA “SER FELIZ”

“La ciencia nos ha mostrado que ser feliz requiere un esfuerzo intencional.” Laurie Santos

Laurie Santos, es profesora de la Universidad de Yale, donde imparte el curso “Psicología y buena vida.” Con más de 1,200 alumnos inscritos en su curso, su clase es sin duda una de las más populares en la historia de Yale. Ella basa su curso en la psicología positiva, el área que estudia la felicidad.

Santos ha establecido sus propias premisas las cuáles comparte con sus alumnos. Ella les invita a reprogramar sus hábitos para ser más felices y más saludables y a no simplemente hacer las cosas, sino practicarlas para ser cada vez mejor. Estas son algunas tareas que tienen que cumplir sus alumnos para tratar de ser más felices: La lista de la gratitud.

Durante una semana, cada noche los estudiantes deben escribir las cosas por las que se sienten agradecidos. Así crean su propia lista de gratitud. “Suena bastante simple pero hemos visto que quienes hacen este ejercicio regularmente, tienden a ser más felices” (Santos).

Dormir más y mejor. El reto consiste en dormir 8 horas cada noche durante una semana. Pareciera no tan importante, pero aumentar el sueño disminuye la depresión y aumenta la actitud positiva. Meditar. La tarea consiste en meditar 10 minutos diariamente. Los estudios muestran que la meditación y las prácticas que aumentan la atención plena, les pueden ayudar a ser más felices.

Más tiempo para compartir con la familia y los amigos. Está comprobado que las cosas que normalmente traen felicidad tienen que ver con las relaciones interpersonales y las conexiones sociales. Santos afirma “Tener tiempo para estar con tus amigos y tu familia, disfrutar el momento, ser consciente y experimentar el mundo”. Muchas veces relacionamos la riqueza con la cantidad de dinero que tenemos, pero las investigaciones han demostrado que está relacionada más con cuánto tiempo tienes. Si estás sacrificando
tu tiempo para trabajar más y ganar más dinero, eso no es un buen comportamiento. Sería mejor aumentar la cantidad de tiempo libre que tienes.

Menos redes sociales y más conexiones reales. Para Santos, es importante no dejarse engañar por las sensaciones de satisfacción que ofrecen las redes sociales. Yo le llamaría la “falsa felicidad”, pues las investigaciones demuestran que la gente que más usa las redes como Instagram, tiende a ser menos feliz que aquellos que las usan menos. Esto quiere decir que las redes sociales no nos están haciendo tan felices como solemos creer que nos hacen. La clave está en desconectarnos de ellas y dormir un poco más.

El Dr. Tal Ben-Shahar de Harvard, accedió a una entrevista a Zuberoa Marcos en la que coincide con Santos en la mayoría de sus consejos, sobre todo en la gratitud y en el dedicar más tiempo a lo que alimenta el espíritu: tal como las relaciones, las actividades que proporcionen significado y placer y el ejercicio físico. Y agregaría lo que Shahar también afirma cómo fundamental: Simplificar nuestra vida. Simplificar pasando tiempo con un amigo, leyendo… pero haciendo una sola cosa. Mejor hacer mono-tareas que multitareas. Tener islas de cordura en estos momentos tan frenéticos. Hoy queremos hacer tanto, y no nos permitimos estar en una sola cosa a la vez.

De la misma manera, hemos de de darnos a nosotros permiso para ser humanos. Dejar que las emociones dolorosas fluyan a través de nosotras. Ya sea hablando con alguien,
llorando o escribiendo un diario. Todo esto contribuye a la propia felicidad. Nada puede darnos la felicidad si nosotros no trabajamos en ella y la construimos de adentro hacia fuera.

Así que de la mano de Santos y de Ben-Shahar, tomemos ventaja de este combo demasiado valioso para comenzar a trabajar en el proyecto de nuestra felicidad. El propio proyecto personal se va consolidando cuando sustentamos nuestra vida diaria trabajando en propósitos concretos, comienza hoy.

No hay comentarios

Comentarios cerrados