HOY SE HABLA DE… LA INCREIBLE PREDICCIÓN DE JAL PISARCIK

La increíble predicción de Jal Pisarcik

Para quienes piensan que con las comunicaciones de hoy nada pasa desapercibido, la distópica historia de Jal Pisarcik ha de parecer increíble, pero te han repetido el cliché hasta el cansancio: la realidad supera a la ficción.

¿Te acuerdas? Fue en la semana del Súper Bowl cuando una televisora habló de contenido borrado de internet y la desaparición de un acaudalado inversionista inmobiliario. Un video de ochenta y cuatro segundos compartido originalmente en tiempo real por las redes sociales del hoy desaparecido Pisarcik. 

Ahogado en alcohol y quizás algunas sustancias más, durante la fiesta de año nuevo para recibir el veinte-veinte, el tal Pisarcik tuvo a bien grabarse con el mar caribe como fondo en el balcón de lo que, dijo él, es el hotel más increíble del mundo.

Y dijo algo más o menos así: que no estaba festejando la llegada de un nuevo año sino de una nueva civilización. Dijo que ahí, en el mismo penthouse del hotel, estaba brindando con algunos de sus amigos y otros agregados, los muchachos más poderosos del mundo, The Boys, fue como se refirió a ellos. 

Explicó que juntos viajaron a principios de año a Ushuaia y de ahí al Chimborazo, luego en abril estuvieron en Finisterre, y que finalmente fueron estafados en octubre cuando quisieron conocer las pinturas de Lascaux y terminaron en un tour guiado dentro de una réplica de las mismas. Se quejó de que, en todos esos lugares, le pareció que estaba en un mitin político en lugar de vacacionando.

– ¿Acaso debo vacacionar en Punto Nemo para tener privacía?, ¿por qué tengo que alternar con negros, amarillos y latinos cuando quiero divertirme? – preguntó a la cámara de su teléfono el achispado Pisarcik.

Ya no más– él mismo se respondió.

Y entre frases inaudibles, discurrió algo relacionado con la fermentación de las uvas y el costo de una barrica de roble francés, para continuar diciendo que durante los próximos doce meses el mundo se frenaría. Y que ellos mismos alcanzarían a ser beneficiarios de su visión sin necesidad de esperar generaciones para ver el fruto de los cambios emprendidos, cuando lo bueno se vuelva inaccesible para las masas y cuando las mesas no excedan de ocho lugares. Cuando los estadios se achiquen y las distancias se agranden, cuando los mares sean navegados por yates particulares y ya no por trasatlánticos abarrotados, cuando en el cielo haya un puñado de Learjets ejecutivos y en los museos un montón de aviones comerciales, cuando el volumen de ricos y pobres disminuya, pero la proporción de desigualdad entre las orillas permanezca inalterable. Cuando las economías colapsen y las leyes de Darwin migren de la naturaleza a las camas de hospital y se sometan a su mismo postulado para quedar obsoletas dando el paso definitivo a las leyes de la selección financiera. Cuando el mundo sea el edén que el progreso se comió, cuando la democracia se limite a la política estudiantil y nadie busqué democratizar el buen estilo de vida. 

En menos de doce meses estaré viviendo en la nueva civilización-, dice sonriendo Pisarcik casi para finalizar el video. Y remata:

-Creo que no me alcanzará la vida para ver el mundo reducido a cuatro mil millones de habitantes, pero me conformo con no cruzar mi camino con los más de tres billones- (así lo dice el pendejo) -que por hoy salen sobrando-. 

cesarelizodov@gmail.com

Avatar
César Elizondo

Escritor saltillense, ganador de un Premio Estatal de Periodismo Coahuila. Ha escrito para diferentes medios de comunicación impresos de la localidad.

No hay comentarios

Comentarios cerrados