EJERCICIO ¿DE DÍA O NOCHE?

“Es  un debate que nunca parece resolverse: ¿es mejor hacer ejercicio por la mañana o por la noche?”

Todos tienen problemas de tiempo, dice, pero incluso las personas más ocupadas pueden hacer ejercicio regularmente si están motivadas y dispuestas a tener certeza con el cuándo y el cómo. Ball una vez vio a Barack Obama haciendo caminadora, con su equipo de seguridad al pendiente, en un gimnasio local antes de las 6 a.m. “Es un tipo bastante ocupado, pero se las arregló para estar ahí,” dice Ball. Las mamás, jefas en su trabajo y atletas ocupadas que encontrarás aquí han perfeccionado no solo el calendario que funciona para ellas, sino también la motivación para mantenerlo constante. No son inmunes a sentirse sin ganas, solo tienen algunos trucos para salir por la puerta, ya sea que sea lo primero o lo último que hagan. Sigue sus consejos, y saltarte los entrenamientos debido a tu horario loco se convertirá rápidamente en un hábito del pasado.

¡Tómate dos semanas (al menos) para ajustar tu rutina, a continuación te damos algunos consejos para que puedas hacer ejercicio sin preocuparte si es de día o de noche

¡HÁZLO!

Definitivamente hay ventajas de sudar antes del mediodía. “Los que se ejercitan en la mañana tienden a tener una mejor adherencia a largo plazo,” dice Ball. “Por lo general, la vida no se interpone tanto en este momento”. Empezar con una opción saludable también puede tener un efecto dominó durante todo el día. ¿Las cosas en tu casa se ponen demasiado caóticas para ir al gimnasio por la mañana? Ajusta tu alarma solo 10 o 15 minutos antes y haz algunos estiramientos simples o movimientos de peso corporal junto a tu cama.

COMIENZA AUNQUE TE CUESTE

“La gente a menudo espera acostumbrarse a dormir temprano antes de comenzar a levantarse para entrenar,” dice Sarah Sellers, enfermera quien corrió en el Maratón de Boston 2018, y eNtrena a las 4 a.m. “Pero nunca tienen sueño por la noche”. Ajusta el horario para levantarte temprano a entrenar, incluso si no te sientes del todo recuperada. El sacrificio ayudará a consolidar tu nueva rutina a corto plazo.

BUSCA A UNA AMIGA

También puedes ayudarte corriendo con una amiga. Comparte tus objetivos fitness y pide ayuda para mantenerte al margen.

AJUSTA TUS HORARIOS DE COMIDA

“Cuando tengo entrenamientos en la noche, tiendo a comer más tarde, alrededor de las dos en punto, y me aseguro de comer un snack, como una barra de granola antes de la clase,” dice Cheng. Otra opción: a veces se lleva algo de cenar y come una pequeña porción antes de entrenar y luego se come el resto después de que termina su sesión.



Con información de: Women's Health.
No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado