El decálogo de un Godín: haz buen uso de tu tupper

Sigue estas recomendaciones para llevar tu comida a la oficina, lo que te hará alimentarme mejor y gastar menos

Godín que se respeta lleva su comida a la oficina en tuppers porque gasta menos dinero, pero además tienen un valor nutrimental, pues se cuida la alimentación en vez de salir todos los días a la fondita de Doña Juanita o a los tacos del paisa.

Esta tendencia alimentaria muy mexicana llegó hasta la política, pues Martí Batres, el presidente del Senado, lanzó en redes sociales el #TupperChallenge para apegarse a la austeridad. Aquí, allá, todos podemos ser un Godínez preocupado por su economía y su alimentación.

Así que si tú quieres sentirte orgulloso de ser el mejorGodínez de tu empresa, debes seguir este decálogo:

Hasta en los tuppers hay clasificaciones:

El nombre de estos recipientes fue adquirido por una marca registrada, por ello sus productos no son baratos como los que encuentras en el mercado. Esto es por los materiales con los que están fabricados, por su hermetismo y hasta su diseño. Lo ideal es que compres recipientes que no estén hechos de bisfenol porque al calentar la comida puede llegar a provocar daños en la salud, algunos de ellos son hiperactividad, agresividad y cáncer. Lo mejor son los tuppers de cristal porque no causan enfermedades.

Todo en uno:

Hay recipientes que son de un tamaño considerable y tienen las divisiones para poner la sopa, el arroz y el guisado, esos son los mejores porque te ahorras de cargar, lavar y gastar en comprar varios tuppers. También hay otros que se ensamblan para quedar uno arriba de otro.

Tampoco abuses:

La idea de que lleves tu tupper además de no gastarte la quincena en comida es que cuides tu alimentación y no subas de peso, ya que no tienes mucho chance de hacer ejercicio. Así que es mejor que midas las porciones y no compres recipientes de kilo para el arroz o la sopa. ¡Mídete!

Lo barato se deforma:

Hay tuppers de plásticos muy baratos porque son delgados pero qué pasa con ellos, cuando los calientas demasiado pueden deformarse y luego sus tapas ya no sellan como deberían, entonces la comida se derramará y tendrás que terminar comprando uno de mejor calidad.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado