Una romántica historia

Descubre la romántica historia del anillo de compromiso que David Rockefeller le dió a Peggy McGrath en los 40s

 

Por: Cristina Chamorro.

 

Desde el inicio del siglo XX, los Rockefellers han sido una de las familias más poderosas del mundo. Son una larga fila de magnates que dominaron la industria del petróleo, por lo que es implícito que tienen grandes tesoros que con su fortuna han adquirido.

Recientemente, muchos de estos bienes fueron subastados por Christie’s para recaudar fondos para causas filantrópicas, pero una pieza de todas las que vendieron llamó la atención por su historia. Entre antigüedades de innumerable valor y piezas de lujo exhorbitante, una joya destacó. Se trataba del anillo de compromiso con el que David, hijo de John D. Rockefeller, le propuso matrimonio a Peggy McGrath en los años 40.

Se dice que durante el invierno del ’39 comenzaron a salir. Se conocieron durante una fiesta debutante en Long Island y a partir de entonces vivieron una historia de amor en la que los picnics y las largas caminatas por el bosque no faltaban. Así que, por supuesto, terminaría en una romántica propuesta de matrimonio. David juntó todos sus ahorros para comprarle un anillo de $4,000 dólares y hacerle la gran pregunta. Fue creado por el famoso joyero Raymond Yard para la ocasión, quien era gran amigo de la familia, sobre todo de su padre quien alentó su carrera en el mundo de la joyería.

El anillo elegido fue una pieza de 5.63 quilates con un diamante rectangular. Yard era reconocido por su estilo art decó, mismo que estaba plasmado en todos los detalles. Incluso, en 1959 se le agregaron una extensiones de diamantes en forma rectangular y los cortes precisos hacían destacar la piedra central.

Era un anillo muy sofisticado que Peggy llevaría en la mano 55 años de su vida. En cuanto al valor actual, el anillo se valuó en aproximadamente $80,000 a $120,000 dólares, monto con el que comenzaría la subasta. Pero lo cierto es que los ceros en el cheque eran lo de menos para Rockefeller, pues en su memoir, publicado en el 2002, admitió que pedirle matrimonio a Peggy fue la mejor decisión que pudo tomar en su vida. ¡Qué romántico!

 

David juntó todos sus ahorros para comprarle un anillo de $4,000 dólares y hacerle la gran pregunta.

 

El anillo elegido fue una pieza de 5.63 quilates con un diamante rectangular. Yard era reconocido por su estilo art decó.

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado