UN THANKSGIVING ECOLÓGICO

nota

Agradece al planeta durante esta fecha especial haciendo un festejo sostenible.

FOTOS FREEPIK

Con información de El Financiero, CSR Wire, Grove Collaborative y Better Homes and Gardens.

El Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) tiene su origen en Estados Unidos, cuando los colonos ingleses y los indios Wampanoag celebraron la cosecha de otoño. Desde su designación oficial, las familias se reúnen el cuarto jueves de noviembre para compartir una cena y agradecer por lo que tienen.

Esta tradición tiene el propósito de resaltar la importancia del agradecimiento, tanto con el prójimo como por las bendiciones que se recibieron en el año, ya sean económicas, espirituales o de salud. Sin embargo, se ha convertido en una de las festividades que más contamina, debido al uso de desechables y el desperdicio de alimentos.

La tierra brinda lo que el ser humano necesita para sobrevivir, agradécele en esta fecha tan especial haciendo un festejo sostenible. Con estas acciones, podrás reducir tu impacto en la naturaleza:

NOTA

Compra local

Busca a los comerciantes de tu ciudad y adquiere tus ingredientes, utensilios y todo lo que necesites con ellos, eso reducirá la huella de carbono, apoyarás la economía  de tu comunidad y podrás disfrutar de alimentos orgánicos.

Planea 

Para evitar el desperdicio, piensa en cuántos invitados tendrás y qué tantas porciones requieres. También elimina los platillos que casi nadie come -aunque sean tradicionales- y evita hacer de más “por si acaso”.

NOTA

Organízate 

Coordina tus recetas y utiliza al máximo tus ingredientes. Si una solo te pide media cebolla, complementa con otra donde la puedas aprovechar.

Revisa tu alacena y refrigerador

Antes de comprar, haz una lista de los productos que ya tienes en casa y puedes usar. No te dejes llevar por las ofertas, ni compres de más, pues es probable que terminen en la basura.

Hazlo en casa

La producción de comida genera gases de efecto invernadero y toneladas de basura. Cocina ese pavo o pastel en casa en lugar de adquirirlo ya preparado y reduce al máximo la compra de alimentos empaquetados. 

NOTA

Elimina el plástico

Usa contenedores reutilizables, reciclables o biodegradables, servilletas de tela, vajilla, cubiertos y utensilios que no sean desechables.  

Sé creativo con la decoración

Integra elementos naturales como ramas secas, piñas u hojas en lugar de comprar adornos de plástico.

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!
Carolina García

Nació en Saltillo, Coahuila en 1995. Ama la lectura y narrar historias. Es licenciada en comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila. Participó en las antologías de cuento: “Imaginaria” (2015), “Los nombres del mundo: Nuevos narradores saltillenses” (2016) y “Mínima: Antología de microficción” (2018).

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado