¿Qué hacían estos creadores hace 41 años?

Cuando el primer tiraje de Vanguardia llegó a la Ciudad, también su esencia tocó la vida y carrera de reconocidas figuras del ambiente cultural.

Un día como hoy pero 41 años atrás, VANGUARDIA apareció en las estanterías de la distribuidora local ‘Blanco y Negro’, el primer día de muchos venideros que el periódico líder llamó la atención del lector para desde entonces jamás soltarla.

Aquella mañana de sábado el mundo amanecía con la noticia de la muerte de Janis Joplin y en medio de la época en la que el gobierno no se equivocaba ni por error, Luis Echeverría ya estaba en su penúltimo año de gobierno mientras su sucesor José López Portillo ya declamaba en son de campaña que “la solución somos todos”.

El país se preparaba para recibir los Juegos Panamericanos de aquel año mientras Puerto Rico se recuperaba de las inclemencias del huracán ‘Eloisa’, que subió de nivel antes de volverse más fuerte.
Para todos estos acontecimientos, surgía en la ciudad una voz nueva, crítica y objetiva. El periódico VANGUARDIA llegó no sólo para arrasar, sino para quedarse. Conoce cómo fue la inmersión de la fuerza naranja en el Saltillo de 1975.

 

Armando Fuentes Aguirre
Cronista

c01_01_caton

 

“Recién regresaba de España y un día mientras iba en mi automóvil por lo que hoy es el bulevar Venustiano Carranza, Armando Castilla estaba en el café Di Bu Bó, junto a las instalaciones del periódico, por lo que me hizo señas de que fuera a donde estaba él. Di la vuelta en un callejón y tomándonos un café, me dijo que crearía un periódico llamado ‘La Opinión’. Le externé mi punto de vista: por llamarse así todo mundo creería que se trataba de una sucursal del periódico lagunero. Le sugerí el nombre VANGUARDIA, como el periódico barcelonés y le gustó. Días después me llamó para ofrecerme la dirección, y aunque dudé por ser director del Ateneo en aquel entonces, acepté gustosamente el cargo y elegí como fecha  de aparición el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís, un santo muy amable, libre y dueño de sí mismo. Le puse un lema que se leía en un cintillo inferior: “El periódico libre”, y así fue y ha sido hasta el día de hoy”. 

 

Eloy Cerecero
Pintor 

 

c01_01_eloy

 

“Contábamos con dos o tres periódicos: El sol de Norte, El Heraldo del Norte y si no me equivoco, El diario. Nos dio mucho gusto que Armando Castilla nos invitó a mi y a otros a una reunión para darnos la noticia de que iba a fundar un periódico y nos dijo el nombre, todos lo aprobamos con mucho gusto. Tiempo después me contactó para saber si quería colaborar en El Semanario con mi hijo Alejandro. Me encargaba de hacer las portadas e ilustrar los artículos de interiores cada semana y esa es una etapa que yo agradezco mucho porque me dio la libertad para crear cada semana una idea, incluso llegó el punto en el que hacía hasta 2 portadas por artículo. Así trabajé durante ocho años en el periódico”. 

Yo me encargaba de hacer las portadas e ilustrar los artículos de interiores cada semana. Yo agradezco mucho porque me dio libertad para crear cada semana una idea. Entonces le comenté a Armando que si hacíamos lo que en el Heraldo del norte con El Padre Nieto, el me pedía una foto de un cuadro y el hacía su comentario. Así estuvimos durante 8 años, haciendo las portadas de El Semanario y el Padre Nieto comentando las portadas de acuerdo a las ideas que yo ilustraba. Eso me impulsó mucho a crear, incluso llegó un momento en el que yo hacía dos o tres portadas.”

 

Javier Villarreal Lozano
Periodista 

c01_01_javier_villarreal

 

Estábamos por abrir un periódico llamado El Coahuilense, y yo acababa de dirigir ‘El Tiempo’ en Monclova, acababa de volver a Saltillo. Al abrir el VANGUARDIA la ciudad lo acogió con mucha simpatía, porque al periódico más importante “El Sol del Norte”, no lo reconocía la gente como local, por lo que Armando Castilla tuvo el tino de hacer un periódico hecho por Saltillo para Saltillo. Otro acierto fue que VANGUARDIA era una publicación que hacía frente a los poderes políticos y económicos, muy críticos del gobierno y objetivos. Me parece que al día de hoy han mantenido la calidad y han tenido el acierto de crear suplementos y ediciones especiales, entonces ha crecido junto con la ciudad”. 

Jesús de León
Escritor
c01_jesusd

 

o era un joven en formación de unos 20 años y en aquel entonces lo que estaba de moda era estar a la vanguardia. Alguien de vanguardia era alguien que veía con optimismo hacia el futuro, que como el ejército iba al frente dispuesto a lucha, tomando las expresiones revolucionarias y críticas como el arte abstracto o el arte pop, lo minimalista, todo eso era de vanguardia, pues lo chic (palabra muy común en aquel entonces) era pintar latas de sopa como Warhol, Dalí ya estaba out. Yo digo que la única vanguardia que le queda a Saltillo es un periódico y para qué queremos otra VANGUARDIA aparte de esa cotidiana impresa. Es un periódico al que estimo muchísimo; la gente lo sabe, lo aprueba, le gusta. Como escritor puedo decirte que esta VANGUARDIA se mueve todavía al ritmo de los tiempos, así que muchas felicidades a quienes lo siguen manteniendo y que lo mantendrán por muchos años más”. 

Entérese
> El primer número de VANGUARDIA salió a la venta el sábado 4 de octubre de 1975.
> A dos meses del lanzamiento de VANGUARDIA, ‘El Sol del Norte’ tuvo que sacar un anuncio en la radio recordando a los escuchas que su periódico seguía en circulación.

El dato
> En su portada rezaban frases como “El PRI sin poder en el poder” y “Problema número uno del país: el Agropecuario”. Fue una edición de 20 páginas, 3 secciones y costaba un peso. Hace 41 años, el primer tiraje de Vanguardia llegó a la ciudad y tocó la vida y carrera de reconocidas figuras del ambiente cultural.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado