Ponte a dieta con jamón y vino

Todo mundo le teme a las dietas, ya que te prohíben ingerir ciertos alimentos para no subir de peso, sin embargo, esta dieta te invita a comer chocolate, beber vino y comer jamón

El experto gastronómico Rubén Bravo, del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, pensando en las necesidades de las mujeres, creo la singular dieta que esta dando la vuelta en todo el mundo.

El vino tinto tiene un alto contenido de resveratrol que se le asocia a la reducción del riesgo cardiovascular, es decir, es un antioxidante natural. En el caso del jamón serrano se logra un efecto en el metabolismo de los humanos que ayuda a separar las grasas buenas de las malas.

 

DESAYUNO:

 Una rebanada de pan tostado integral 

Con jitomate cherry, jamón ibérico o serrano aunado de un chorrito de aceite de olivo extra virgen.

 Café descafeinado Sin azúcar 200 ml

 

 Jugo de naranja 200 ml

 Una pieza de fruta

 Vino tinto 200 ml

 

 

ALMUERZO:

Una pieza de fruta

 Dos nueces

 200 ml de yogur descremado

 

MERIENDA

 200 ml de yogur descremado

30 gr de chocolate amargo

 

 

COMIDA

 

 Verduras varias 300 gr

 Vino tinto una copa

  Proteína como medallón de ternera, atún o salmón

 

CENA

 

 Un tazón de caldo de pollo o verduras

  Jamón serrano o ibérico una lámina

  Chocolate amargo 30 gramos

 

 Pescado 200 gramos

Vino tinto 200 ml

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.