MASCARILLAS NATURALES PARA UN ROSTRO HERMOSO

Prepara en casa tus propias mascarillas con ingredientes naturales

Claudia Ramírez

Una de las principales funciones de las mascarillas faciales es potencializar los beneficios que sus ingredientes le ofrecen a la piel.

En función de las necesidades de tu rostro, puedes aplicarte mascarillas hidrantes, exfoliantes o purificantes. Si quieres obtener todos los beneficios, usa una diferente cada semana.

La buena noticia es que en tu casa tienes los ingredientes para preparar tus propias mascarillas, es muy sencillo. Antes de aplicártela, considera que al menos necesitarás una hora para completar el ritual: buscar los ingredientes, preparar la mascarilla, aplicarla, dejarla actuar y enjuagar tu cara.

Las mascarillas se dejan actuar de 15 a 20 minutos y se enjuagan con agua tibia. Si lo deseas, para finalizar, sumerge tu cara en agua muy fría, como hacen las coreanas, para activar la circulación y mejorar el aspecto de la piel.

Ninguna mascarilla casera debería provocarte irritación. Si sientes molestias, retira de inmediato porque seguramente tu piel es alérgica a alguno de los ingredientes.

Puedes invitar a una amiga y organizar una mañana o tarde de belleza para ponerse guapas.

 

Exfoliante.

No uses ingredientes como azúcar o café molino —que son ingredientes muy efectivos en zonas como piernas o brazos— porque sus bordes no son completamente redondos y pueden agredir el cutis.

 

Para eliminar células muertas es mejor el yogurt y las fresas.

Necesitarás media taza de cada ingrediente. Mézclalos hasta que estén perfectamente integrados y aplica con suaves movimientos circulares de adentro hacia afuera y de abajo hacia arriba, de manera que este ligero masaje también active la circulación. Pon especial atención en frente, nariz y barbilla.

 

Control del exceso de grasa.

Si tienes cutis graso, lo que necesitas es una mascarilla de avena y leche.

La avena tiene propiedades de acción limpiadora, que eliminanlas impurezas y residuos de la piel; ademas aporta unahidratación profunda. Por suparte, el ácido láctico dela leche ayuda a limpiar las pieles grasas, eliminar bacterias y grasa de la piel.

Licúa dos cucharadas de avena y media taza de leche hasta obtener una masa espesa. Aplica.

 

Relajante.

Si te sientes muy estresada y eso ha repercutido en la belleza de tu piel, prepara esta mascarilla.

Necesitarás dos cucharadas de yogurt griego natural, una cucharadita de miel y media taza de hojas de lavanda. Licúa todos los ingredientes y aplica.

 

Humectante.

Si tienes cutis seco, necesitas la extra humectación que brinda el aguacate. Solo necesitas mezclar un poco de leche con aguacate, que es tan suave que no necesitarás licuadora. Con ayuda de un tenedor obtendrás una cremosa pasta color esmeralda. Aplica.

 

Hidratante.

Para tener un cutis perfectamente hidratado, nada mejor que el pepino. Al ser un alimento que contiene mucha agua, es muy refrescante y regenera la piel. Contiene vitaminas E, que le devolverá lozanía y suavidad.

Puedes usarlo solo. Licúa un cuarto pepino hasta obtener una pasta, que deberás aplicar sobre el rostro limpio. Deja actuar y enjuaga.

También puedes usarlo combinado, para también brindarle nutrición a tu cutis. Necesitarás un cuarto de pepino, una yema de huevo y una cucharadita de aceite de oliva. Licúa todos los ingredientes y aplica En ambos casos, para completar el ritual, coloca una rodajas sobre los ojos para refrescar e hidratar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

LOS MEJORES TIPS PARA ELIMINAR LOS BARROS Y ESPINILLAS

No hay comentarios

Comentarios cerrados