Un básico para aclarar la cara naturalmente

El almidón de maíz o maicena no solo es un producto genial para tener en nuestra despensa y realizar los más variados platos, sino que también es una excelente opción para el tratamiento facial, contribuyendo a mejorar la apariencia de nuestra piel de forma sencilla y sin necesidad de recurrir a un tratamiento cosmético profesional.

Las soluciones caseras para una piel bonita están cada vez tiene más popularidad, y es que con simples ingredientes como la arcilla verde en polvo, el carbón activado o, en este caso, el almidón de maíz, podemos elaborar geniales mascarillas.

Si te preguntas cómo hacer una mascarilla de maicena sigue leyendo, porque en este artículo te lo explicamos.
Propiedades de la maicena sobre la piel
Elegir la maicena para la preparación de productos cosméticos no es algo aleatorio, pues el almidón de maíz cuenta con excelentes propiedades sobre nuestra piel, destacando por ser:

  • Hidratante, es un producto ideal para cuidar la piel, aportar hidratación y aliviar la inflamación y enrojecimiento cuando hemos recibido mucho sol.
  • Disminuye la irritación de la dermisy las molestias causadas por picaduras, afecciones como el acné, la dermatitis, etc.
  • Ayuda aeliminar el exceso de grasa, absorbiendo la acumulación de sebo y contribuyendo a una piel mucho más equilibrada y sana. Es perfecto para pieles grasas, mixtas y con acné.
  • Cuenta con unpoder limpiador que, además de controlar la presencia de grasa, contribuye a cerrar los poros y lucir una piel más nutrida y hermosa.

 

Mascarilla de maicena para eliminar manchas

La maicena también es conocida por sus propiedades aclarantes que ayudan a combatir las manchas de la piel al tiempo que sirve como exfoliante e hidratante. Este ingrediente junto al limón, un básico para aclarar la dermis naturalmente, y la leche, también conocida por sus propiedades blanqueadoras e hidratantes, hacen de esta mascarilla la combinación perfecta de ingredientes para una piel hermosa y uniforme.

Para elaborarla necesitas:

  • 2 cucharadas de maicena
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada de leche

Mezcla los ingredientes hasta que sea una pasta homogénea, aplica en el rostro previamente limpio y deja actuar durante 20 minutos. Retira con agua fresca y recuerda evitar la posterior exposición al sol para que los posibles residuos de limón no causen manchas en tu dermis. Puedes aplicar una vez a la semana.

Con información de : La guía de tu salud

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado