Diseñando tu 2018

“El propósito de la vida es descubrir tu don. El significado de la vida es dar ese don” David Viscott

Chesterton decía que el objetivo del Año Nuevo no es que tengamos un nuevo año, es que tengamos un alma nueva. Y para eso, debemos hacer un balance, reflexionar sobre nuestro estado actual: físico, intelectual, emocional y espiritual y visualizar en qué te percibes atorado e incómodo, limpiar-sanar, perdonar y reconstruir. Un edificio sólido comienza por el diseño, los cimientos, la construcción y sus detalles. De la misma forma se trabaja en el proyecto personal, se debe diseñar, ver las herramientas-cimientos- hábitos que hacen sólida, fuerte, completa y plena tu vida. El mundo necesita mucho más de ti en él. ¿En cuántos inicios de año has realizado un trabajo profundo sobre diseñar lo que deseas? Este es tu tiempo, el tiempo para realizar tus propios descubrimientos, desarrollar tus talentos, fluir, confiar, soltar y dar tus dones a los demás. Mary Oliver decía

¿Qué harás con tu preciosa vida? No estamos aquí por error, sino para aportar algo. Pregúntate: ¿Quién eres? ¿Por qué estás aquí? ¿Qué estas haciendo por los demás? ¿Cómo darás algo hermoso al mundo? ¿Qué harás para que este año sea diferente? TRABAJAR EN TI. Ir hacia dentro para dar hacia fuera en calidad. Implementar un hábito positivo en cada área de tu vida y dejar de enfocarte en “el dinero no alcanza”, “___ está mal”, “eso no se puede”, “nadie me va a querer así como soy…” y trabajar en acciones concretas para tu crecimiento. Dedicarle un esfuerzo a lo ordinario nos mantendrá motivados, trabajando en acciones realistas y buscando el equilibro, logrando en consecuencia la plenitud. A continuación te presento ideas sencillas para diseñar propósitos claros y efectivos sin perder ningún aspecto de tu salud integral. Recuerda que si no defines cosas reales o los medios concretos, es poco probable que avances. Intenta tener esta lista cercana a ti donde puedas verla diariamente para que no pierdas el enfoque.

Mis metas específicas / Salud Integral / Implementa 1 hábito positivo en tu vida. Cuerpo- _____ (Ejercicio, estiramientos, respiraciones, mejores hábitos alimenticios, tomar más vasos de agua, emprender esa clase o actividad que he postergado, caminata diaria mínima de 15 minutos).

Mente- _____ ( Sudoku, ajedrez, implementar una buena lectura, estudiar algún diplomado, retos intelectuales personales, curso online).

Emociones- _____ (Abrazar diariamente aunque no solamos abrazar, Saludar- ser amable, no quedarme callado- expresar o hablar sobre lo que me cuesta, buscar hablar- no gritar, drenar mis emociones a través de un diario, mirar y reconocer tristeza, miedo, cansancio, agotamiento, impaciencia).

Espiritualidad- _____ ( Ofrecer el día, pequeños actos de amor a Dios, dedicar más rato a la oración, meditación, enviar bendiciones a otros, hablar en positivo, resaltar virtudes de otros, eliminar el criticar o juzgar).

Trabajo o proyectos (laborales, hacedores y aspiracionales): _____ ( Aprender a decir NO, comprometerme a lo que si puedo, ser puntual, firme en mis tiempos, aquí y ahora, dedicarle 5 minutos a la organización diaria, definir tiempo para las redes sociales, realizar una planeación semanal que divida lo urgente y prioritario, ser más ordenado y organizado…)

Familia- ______ ( Mirar a los ojos, darles tiempo de calidad, aprender a escuchar, estar cercano, no tomar el celular en las comidas, decir GRACIAS, llamar al familiar vulnerable una vez por semana, reforzar vínculos con cada hijo en CONVERSACIÓN).

Pareja- _____ ( Afectividad, ceder, apapachar al otro, admirarle y decirle las cosas buenas, agradarle en detalles).

5 sentidos- _____ ( Disfrutar y reconocer los atardeceres, el olor delicioso a comida, música, hobbies- pintar, piano, artes, expansión personal, dedicarle un tiempo a cosas que hagan sentirse vivo).

Finanzas- _____ ( Enfocarme en lo que si tengo, no hablar de deudas, ahorrar cierto monto semanal, ajustar tal presupuesto, donativos de caridad, revisar en qué estoy empleando mal el dinero).

Para diseñar un 2018 pleno, decídete a acomodar las piezas de tu vida dándole importancia a desarrollar virtudes que impulsen tu salud integral. Decídete a enfocarte en lo positivo más que en lo negativo y en pequeños logros. Esos pequeños “esfuerzos” y “gozos” son los que te harán sentir mucho más pleno y feliz.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado