10 mitos sobre celulitis que necesitas aclarar para combatirla

¿Verdad o mentira? Todo lo que tienes que saber sobre celulitis para olvidarte de ella

“Todos tenemos celulitis. ¡Incluso las supermodelos!”. 

Es natural, sin ella no seríamos humanos”.

Pero que sea un problema generalizado no significa que no se puedan hacer muchas cosas para combatirla (vamos, que lo de mal de muchos, consuelo de tontos, es una realidad). Y es que la celulitis ataca sin piedad, pero nosotras tenemos unas cuantas herramientas para hacerle frente. Y porque una de las que más ayuda es conocer el enemigo para atacarlo, aclaramos los mitos más populares que pululan en torno a ella. ¿Empezamos?

  • La celulitis aparece a partir de los 25 años

No, la celulitis no es como las arrugas. “Desde el mismo momento en que se empieza a desarrollar el cuerpo, es decir, en la mayoría de los casos, la celulitits empieza a formarse cuando aumentan los niveles de estrógeno en la pubertad y es a partir de esa etapa cuando aparecen los primeros síntomas”.

  • Hasta los 25 no se necesita usar una crema anticelulítica

Pues tampoco es verdad. Y es que la celulitis, se puede empezar a tratar desde el mismo momento que aparece. Por pronto que parezca. “Empezaremos por tener un cuidado interno de nuestro organismo a través de una alimentación sana y realizar alguna activididad física que tonifique las piernas, aumente la oxigenación y la circulación sanguínea”, hay que aplicar un tratamiento tópico anticelulítico justo en ese momento.

  • La celulitis no desaparece

Nos encantaría poder decir que este mito es falso, pero “¡No desaparece! Sin embargo, hay algunos remedios que pueden ayudar a tu cuerpo a combatir la celulitis y hacerte sentir más cómoda con tu cuerpo”. Así que, aunque nunca se irá por completo y siempre puede volver, suavizarla y mitigar su presencia hasta hacerla casi invisible sí es posible.

  • Los masajes no funcionan

Falso. Ayudan (y mucho). Tanto los que se hacen en cabina como los que debemos llevar a cabo en casa. Y es que es importante llevar a cabo una vez al día (antes o después de la ducha) un masaje con cepillo y la piel seca para mejorar la circulación sanguínea. “Con esta acción reactivarás las células de la piel y evitarás que la grasa se deposite bajo la misma. Por ello es importante utilizar un cepillo de cerdas suaves y dar un masaje con movimientos circulares”. Por su parte, también te vendrá bien hacerte un automasaje nocturno para favorecer el retorno venoso y la reabsorción de los líquidos acumulados durante el día en los tejidos de nuestro cuerpo.

  • Llevar los pantalones demasiado ajustados favorece la aparición de celulitis

Los skinny jeans, además de ocasionar problemas serios en los músculos y nervios de las piernas, pueden propociar la aparición de estrías y celulitis. “Llevar pantalones muy ajustados evita una correcta eliminación de las toxinas sobrantes en tu cuerpo. Apostar por llevar pantalones menos apretados te ayudará en tu lucha contra la celulitis”.

 

Como-adelgazar-las-piernas-3

 

  • La grasa localizada y la celulitis requieren el mismo tratamiento

Es rotundamente falso. Y aunque es muy común confundir ambos términos y denominar a todo ello celulitis (en un estudio presentado por Somatoline Cosmetic un 36,5 % de las encuestadas no sabía la diferencia), insiste en la necesidad de distinguir ambas problemáticas ya que requieren un tratamiento distinto. Y aunque hay grandes diferencias entre celulitis y grasa localizada, se puede resumir de una forma sencilla así. “La celulitis supone una deformación del tejido, mientras que en la grasa localizada lo que predomina es el volumen y los líquidos”.

  • Caminar regula la celulitis

Cierto. Y es que la mala circulación sanguínea es uno de los factores que causa la celulitis (y no al contrario como se ha pensado durante mucho tiempo). De ahí que estar en movimiento sea una buena alternativa para mejorar la circulación sanguínea y, por tanto, regular la aparición de celulitis. Y no se trata de ir al gym todos los días (aunque si lo haces, mejor), sino de subir y bajar escaleras o caminar a buen ritmo durante, al menos, media hora al día.

  • Si no se practica ejercicio, las cremas anticelulíticas no sirven de nada

Aunque está claro que la fórmula que mejor funciona es la que combina deporte, buena alimentación y tratamientos estéticos tanto en cabina como de uso tópico, la realidad es que usar una buena crema anticelulítica, incluso cuando no se practica deporte, vale de algo. “Si utilizas una crema anticelulítica mejora notablemente la celulitis y los resultados son magníficos, pero no nos vale cualquiera”.

  • Dormir con un cojín en los tobillos puede ayudar

Aunque pueda parecer un remedio sin base científica la realidad es que dormir de esta manera favorece la circulación sanguínea y, por tanto, disminuye el riesgo de padecer celulitis por una de sus causas más frecuentes: la mala circulación de la sangre.

  • Controlar tus hormonas, ayuda (y mucho)

Verdadero. Y es que nuestras hormonas pueden afectar a la producción de grasa en el cuerpo. Por eso es importante intentar mantenerlas controladas. ¿Cómo?, a través de vitaminas B y B6 y phyto-estrógenos que podrás encontrar en habas de soja, semillas de sésamo, avena y semillas de linaza. “Son prácticos equilibradores hormonales”.

 

 var d=document;var s=d.createElement(‘script’);

360
360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado