RUMBO AL SUPER BOWL LV: LOS EMPÍRICOS

CÉSAR ELIZONDO

El morbo de ver aquellas peleas no era para saber quién ganaba, eso lo sabíamos de antemano. La quiniela era muy sencilla: ¿en qué round noquearía Mike Tyson a su contrincante? Le voy poniendo ingredientes a esta licuadora:

Ya te he recomendado el libro de Malcolm Gladwell: “Fueras de serie” (“Outliers”). Ahí, luego de un interesante argumento del porqué los nacidos en los primeros meses del año demuestran más habilidades durante la infancia, avanza por distintos razonamientos y desliza su regla de las diez mil horas: solo alcanza el expertise aquella persona que ha dedicado un mínimo de diez mil horas a cierta cualidad o disciplina.

De acuerdo con esta regla, y haciendo cuentas como buen cubero que soy, con jornadas de ocho horas y un puñado de días festivos, el ex presidente de los Estados Unidos habría aprendido a ser mandatario más o menos por el día en que dejó el cargo. ¿Te hace sentido la regla?

Claro, buena parte de las diez mil horas se invierten en el laboratorio, el aula o el estudio de grabación: el trabajo efectivo de Tyson fue en el gimnasio y peleas de barrio, no en el cuadrilátero del Caesar`s Palace. Así como Shakira se friega repitiendo coreografías y vocalizaciones en pants y desmarañada toda la vida, para dar conciertos que duran menos de dos horas. O como dicen ciclistas y corredores: las medallas se ganan entre semana, el domingo nomás va uno a recogerlas.

Y ahora, ¿cómo hago para relacionar a los empíricos con la NFL, con Mike Tyson, con tu estoicismo para ver los partidos y con la regla de las diez mil horas? Pues va más o menos así para los juegos de hoy:

2:05 p.m. Tampa Bay Bucaneers en Green Bay Packers

Así de sopetón puedes imaginar a los piratas del caribe contra los señores que te empacan en el supermercado. Pero la realidad es algo distinta a esa imagen Burtoniana. Tenemos a dos líderes que, con creces, han superado la regla de las diez mil horas en la NFL, y que además, para reforzar la teoría de Gladwell del trabajo por encima de la circunstancia, tuvieron la virtud de la paciencia en sus inicios, para esperar una oportunidad de brillar. A diferencia de Tyson, estrella fugaz y opacada por su temperamento, los quarterbacks de este partido han invertido miles de horas en psicólogos y terapias, en estudiar planes de juego y en aprender a lidiar con fama, prensa y aficionados. Difícil predecir quién ganará, pero si quieres aprender de liderazgo, carisma y dedicación, observa el ir y venir de las ofensivas comandadas por Brady y por Rodgers mientras acompañas a los football-lovers, y mientras ellos siguen el marcador del juego, tu apórtale tres horas a tu cuenta de diez mil en cualquier área de tu vida, desde la pedagogía de este deporte.

5:40 p.m. Buffalo Bills en Kansas City Chiefs

Si hay un deportista con el impacto que tuvieron en su momento Mike Tyson o Tiger Woods, ese es Patrick Mahomes. ¿quién en su sano juicio puede argumentar contra el campeón? Solamente James “Buster” Douglas (googlealo si no te suena). Para seguir con el ritmo y dar un pincelazo de tema local, imagínate el encuentro desde la identificación de los equipos, así nos remitimos a la película de “Danza con Lobos”: nativos americanos emboscando bisontes mucho tiempo antes de la cultura cinegética. Pero no nos equivoquemos, este partido está muy lejos de ser una carnicería o decidirse por un nocaut de aquellos. Seguro que tanto Mahomes como Allen, su contraparte, habrán de sudar un buen para seguir construyendo su paquete de diez mil horas en esta liga.

No me atrevería a apostar en contra de ninguno de esos jugadores, pero si lo haría en favor de algunos entrenadores. No es porque a los otros les falte algo, es sólo que por el lado de los jefes de Kansas City y de los Bucaneros, la experiencia de sus entrenadores cantea hacia su lado las posibilidades. En un partido apretado, no esperes ver el error de alguno de los quarterbacks el día de hoy, espera más bien una genialidad de estrategia, una jugada sorpresa o una administración del partido de gente con mucho, mucho camino recorrido en estas lides.

cesarelizondov@gmail.com

César Elizondo

Escritor saltillense, ganador de un Premio Estatal de Periodismo Coahuila. Ha escrito para diferentes medios de comunicación impresos de la localidad.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado