HOY SE HABLA DE… RUMBO AL SUPER BOWL LV: LOS ESTOICOS

CÉSAR ELIZONDO

Mientras una treintena de primos gritaban horrorizados por lo que veían en la televisión de casa de mis abuelos, yo permanecía impávido. No es que fuese inmune a las sangrientas escenas o a los efectos visuales que se transmitían en la pantalla: nunca me gustó el cine de terror y, entonces, durante las dos horas de la película, fijaba la mirada en el foquito verde de la videocasetera, esperando el final de aquel tormento para volver a salir con primos y hermanos a jugar con la pelota.

Es por ello que hoy entiendo a los estoicos de la NFL: esas personas ajenas al gusto por el fútbol americano, que se pasan los fines de semana de enero y el primer domingo de febrero mirando a cualquier lado menos a la transmisión del partido, en espera del silbatazo final para que los demás regresemos del modo zombi al plan social.

Así es que, como cada año, hago mi pequeño apostolado para hacer más llevadera esta época a quienes se ven obligados a compartir con nosotros esa pasión por el mejor entretenimiento, en la más organizada y rentable liga deportiva-comercial de nuestra civilización.

E inicio con un paréntesis, preguntando si alguien conoce de planes de estudio en las carreras de negocios donde se incluya la materia de la NFL, puesto que, desde la segunda mitad del siglo pasado, esta organización es referente sobre cómo un ente comercial puede adaptarse a circunstancias y tecnologías, tendencias y guerras, culturas y hasta pandemias, para ir en constante crecimiento universal, siendo un producto de componentes y lucros netamente estadounidenses. Pero no es tema, dirían mis amigos.

Entramos en materia. Y bueno, dado que esta columna aparece los domingos, omitiré comentar los encuentros de los sábados por obvias razones. Entonces, te platico de cuestiones a considerar para que disfrutes de los partidos desde una óptica más placentera a la resignación.

Empiezo por decirte que, este año, la liga decidió meter dos partidos extra durante este fin de semana de eliminación. Esto, como diría Gaylord Focker, en un estúpido propósito para ganar más y más dinero, vendiendo nuevos derechos de trasmisión a cadenas televisivas, portales de Internet y compañías de streaming.

Pero vayamos de lleno a los juegos de hoy, con datos que pueden despertar ese interés dormido en los estoicos:

12:05 p.m. Baltimore Ravens en Tennessee Titans.

Revancha de enero pasado. Los Ravens toman mística y nombre del poema de Edgar Allan Poe, y los Titans son los herederos de los Petroleros de Houston de mi generación. Tienes la oportunidad de ver distintos perfiles en una misma posición, algo que no sucede en otros deportes: el mariscal de campo (QB) de Baltimore es atlético y rápido, elusivo y…errático; mientras que su contraparte de los Titanes es frío y calculador, de buen toque en sus lanzamientos, pero sin esa chispa que define a los súperestrellas.

3:40 p.m. Chicago Bears en New Orleans Saints.

Aunque la vistosidad de este deporte son los pases largos, el secreto para ganar es tan aburrido como correr con el balón hasta el hartazgo y lanzar pases cortos. Quien pueda hacer eso, se llevará la victoria. Apuesta a Santos sin dudar; yo digo que los Osos harán el ídem.

7:15 p.m. Cleveland Browns en Pittsburgh Steelers.

No alcanza a ser un clásico como Tigres-Monterrey, pero es algo así como América-Cruz Azul. Dejo a tu consideración decidir quién es el Cruz Azul de esta rivalidad. Bono: estate al pendiente de las alusiones a la relación entre Myles Garret y Mason Rudolph, una pequeña historia que inició como riña callejera (https://bit.ly/35dxpQp) y que presenciarás al final del partido en edificante mensaje.

Nos vemos en una semana, si mi editor quiere, con la segunda parte de esta serie Rumbo al Super Bowl: los empíricos. Si no, nos vemos en quince días con los racionalistas.

cesarelizondov@gmail.com

Avatar
César Elizondo

Escritor saltillense, ganador de un Premio Estatal de Periodismo Coahuila. Ha escrito para diferentes medios de comunicación impresos de la localidad.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado