Tener hijos NO te hará feliz, ser padre causa un breve momento de felicidad que ‘sólo durará un año’: Estudio

Investigadores analizaron datos de varios países. Encontraron que el ‘brillo’ de ser padres dura alrededor de 12 meses. Después de ese tiempo ya no hay una mejora substancial como persona. Pero tener pareja produce un efecto positivo que no se va

Tener hijos no nos hace más felices, de acuerdo a un los hallazgos de un estudio sobre la felicidad.

Mirando los resultados de cuatro países, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Australia, investigadores descubrieron que el ‘brillo’ positivo de la paternidad sólo dura alrededor de 12 meses.

Después de ese tiempo no hay una mejora en el ‘bienestar de la persona’.

Andrew Clark, de la escuela de Economía de París, y co-autor del estudio que fue presentado en Londres ayer, dijo: ‘No pudimos encontrar efectos positivos a largo plazo en el tener hijos’.

‘¿Tener una familia te hará bien a largo plazo?, no siempre. Tener una pareja sí. Encontramos un efecto positivo en tener un compañero (a) el cual no se desvanece tan fácil. También nos adaptamos rápidamente a la pérdida de dicho compañero, ya sea por separación o por muerte’, declaró.

‘Observando a la gente desde cuatro años antes de la separación y cuatro años después, encontramos una especie de rebote’.

Pero cuando se trata de tener niños, los padres se adaptan rápidamente y no se aprecia un aumento en la felicidad considerable.

‘Tener hijos es una gran idea, pensar en tener hijos es una gran idea. Tenerlos es una gran idea. Tenerlos es una gran idea, por 12 meses’, añadió.

Aclaró que el estudio solo abarca los primeros cuatro años, así que una investigación más profunda podría dar mayores beneficios.

‘Lo que no tenemos es evidencia de que pasa luego de 20, 30 o 40 años, que es cuando estamos viejos y necesitamos que nos cuiden. Esperamos los resultados se tornen positivos en cierto punto.’

En la investigación, llamada ‘el Origen de la Felicidad’, de el profesor Clark y del profesor Richard Layard y otros, los autores nos dicen que al contrario de ‘tener esposa o pareja’, lo cual nos ‘da alegría’, el tener hijos es díficil de medir.

Para lograr estos resultados, compararon la felicidad de los padres, padre y madre, antes y después de tener hijos.

En general, el tener hijos elevó la satisfacción de vida por 0.25 puntos en una escala de 1 al 10, donde 10 es lo más satisfactorio para padres británicos.

Pero esa ‘alegría’ se desvanece en alrededor de 2 años, escriben los autores, y un efecto similar se encontró en los demás países.

‘La emoción mientras el niño llega, la alegría cuando está, y la adaptación a esto, pasa en un periódo de dos años. Este es el promedio, pero aplica en ambos padres.

La conclusión, sensible y cruda, es que tener hijos jóvenes nos da satisfacción, pero no demasiada, y no dura.

Con información de DailyMail

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.