¿Cómo intentar salir de la depresión?

A medida que crezca tu amor propio, recuperarás tu autoestima y esta será la carta más fuerte para salir de tu depresión

Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los “cómos”- Friedrich Nietzsche Hace poco escuché que la depresión es el exceso de pensar en el pasado, mientras que la ansiedad se genera por el exceso de pensar en el futuro. Y es que ambas no son signos de debilidad, sino manifestaciones de querer ser fuerte y permanecerlo, por mucho tiempo.

La vida es un proceso de cambio constante en el que tenemos que vivir cada etapa vital de frente. Según la OMS, La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Otros síntomas pueden ser el mal genio, el no disfrutar de las cosas, frustración, y los sentimientos de culpa, desprecio, rechazo y enojo hacia ti mismo o los demás. La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

La depresión es un trastorno que se puede diagnosticar de forma fiable y que puede ser tratado por no especialistas en el ámbito de la atención primaria. Usualmente nos encontramos en una depresión pero desconocemos que estamos en ella. Muchas cosas pueden generarla: duelos no trabajados, pérdidas, cosas pendientes por sanar y aceptar… Pero es importante entender que la única forma de salir de la depresión es siendo consciente de que existe. La depresión afecta todas las áreas de tu vida, porque produce un desequilibrio en tu bienestar en general.

Para salir de una depresión, sea el tipo que sea, hay que comenzar por hacer un trabajo de “A´s”: Autoconocimiento, autoestima y autoconcepto. Conocerte, para quererte, aceptarte y cambiar la forma en la que te ves. A medida que crezca tu amor propio, recuperarás tu autoestima y esta será la carta más fuerte para salir de tu depresión. Acepta quien eres sin juicio y deja de querer cambiarte para que los demás te acepten.

Aléjate de los pensamientos y personas negativas. Establece contacto con tus emociones. Llora, habla, escribe de ellas. Profundiza en tu historia familiar e identifica lo que tienes que perdonar/sanar.

Busca reconciliarte con tus padres. Define un propósito de vida. Comprométete a vivir por un ideal. Agárrate de Dios. Visita el Sagrario o tu templo. Sólo de la mano de tu Dios podrás salir adelante.

Llora delante de el, habla con él, entrégale todo dolor. ¿Quieres salir de la depresión? Está en ti intentarlo. Es muy cierta la frase que dice: “No estás deprimido, estás distraído”. Escribe en una hoja de papel, en 3 columnas: qué cosas buenas tengo, qué cosas me frustran y qué cosas tengo que cambiar. De esa manera tendrás un enfoque claro de lo que te fortalece y esto te ayudará a enfrentar lo que te daña.

Marijose César

Mamá, esposa, terapeuta y coach Internacional por la Escuela Internacional de Coaching en España y en New York University, Certificada en Superar pérdidas emocionales por The Grief Recovery Institute. Experta en Comunicación asertiva.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado