6 hábitos que tu hijo debe adquirir antes de los 6 años

Se dice que los primeros seis años de vida de una persona son determinantes para su desarrollo físico, mental y emocional debido a que, durante esta corta pero significativa etapa se aprende con mayor facilidad

Se dice que los primeros seis años de vida de una persona son determinantes para su desarrollo físico, mental y emocional debido a que, durante esta corta pero significativa etapa se aprende con mayor facilidad. Por ende, resulta indispensable que los padres trabajen arduamente con sus hijos a lo largo de estos primeros años, en aras de la persona que quieren formar.

Aprovechar la ternura y disponibilidad de esta edad para inculcar en un niño los mejores hábitos y valores irá perfilando su propio futuro y el de la sociedad en la que viva. Fomentar en él modales de respeto, disciplina y constancia, sin duda es la mayor de sus herencias.

Por supuesto, el proceso de enseñanza-aprendizaje de buenos hábitos puede ser largo y pesado. Con seguridad, tanto los padres como los hijos tendrán que desarrollar —en el transcurso de ese lapso— mayor paciencia, receptividad y tolerancia. Sin embargo, los resultados y beneficios, provenientes de este tipo de labor familiar, serán únicos y extraordinarios.

Ahora bien, estimada lectora, si tus hijos aún se encuentran por debajo del rango de edad mencionada, te recomiendo que pongas manos a la obra con ellos a la voz de ya. Instrúyelos en su camino desde ahora para que, más adelante, se conviertan en hombres y mujeres de bien, y no temas equivocarte, que en el camino se aprende también de los fallos.

Si te interesa saber cuáles son algunos de los hábitos que todo niño —incluidos tus hijos— debe adquirir antes de cumplir los 6 años, te comparto lo siguiente:

1. El bien de la disciplina
2. El orden y sus beneficios
3. El aseo es bien visto en todas partes
4. Ese gran aliado: el respeto
5. Hacer ejercicio y comer sanamente
6. El estudio: constancia y esfuerzo

Por si fuera poco, ten por seguro que estos hábitos los replicará en sus propios hijos y en quienes lo rodeen, amigos, compañeros de escuela y trabajo y demás gente del barrio y la sociedad en la que viva. Es decir, estarás haciendo no una labor en solitario, sino para la colectividad. El esfuerzo, como puedes ver, bien vale la pena, los trabajos que te lleve y cada minuto de esfuerzo que inviertas.

d.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado