Vive extremo: un verano asombroso

Los niños son la luz del mundo y a todos hay que regalarles un día de alegría. ‘Vive Extremo’, un programa del Tec de Monterrey, se encarga de eso. Sus organizadores nos cuenta de la onceava edición de este loable proyecto.

Texto: Arian Ojili/Fotos: Luis Castrejón/Video: Omar Ibarra

 

Siempre se ha dicho que las personas nacimos para convivir con otras, disfrutar con ellas, aprender y enseñarles. Estos ideales los toman muy en serio los alumnos de distintas carreras del Instituto Tecnológico de Monterrey, campus Saltillo quienes conforman, desde hace años, un grupo punta en el apoyo y estimulación creativa para niños con alguna discapacidad.
Y es que si algo bello tienen los niños, es la inocencia y la ingenuidad con la que perciben el mundo. Y parte y arte de nuestra responsabilidad consiste en enseñarles valores y principios correctos; jugar y aprender con ellos.
Esas son las bases de ‘Jóvenes con valor’, un grupo formado por alumnos del Tec de Monterrey, quienes año con año, y con más de seis meses de anticipación, preparan ‘Vive Extremo’ que en su onceava edición tendrá actividades recreativas, de activación física, deportivas y artísticas en beneficio de más de 150 niños.

Estas enseñanzas pueden ayudar a los niños a relacionarse mejor en la sociedad, respetando las diferencias de cada individuo y sin lastimar los sentimientos de los demás.
Alejandro Cepeda, presidente del grupo, explicó la importancia de crear este tipo de eventos, donde obviamente los más beneficiados son los pequeños con discapacidad, que tienen la oportunidad de vivir un día extraordinario.

El encuentro tendrá lugar del 23 al 27 de mayo en las instalaciones del Tecnológico de Monterrey. Este año el grupo estudiantil realizó el campamento en coordinación con organizaciones gubernamentales, civiles y privadas.
“Ésta es una experiencia única, ya que tenemos la oportunidad de aprender junto a pequeños que tienen un gran ángel. Ellos no solo disfrutan de todas nuestras actividades, sino que se llevan una motivación para sus vidas. Al igual que nosotros, ya que cuidar a un niño es una experiencia única”, comentó Fernanda Salazar, integrante del grupo.

Los jóvenes integrantes del proyecto, saben que este programa no es poca cosa, pues, las dinámicas no solo generan inclusión social entre los niños, sino también entre los alumnos del campus.
“Éste no es un proyecto pequeño, sino que buscamos una inclusión social verdadera y efectiva; el impacto de Vive Extremo es muy grande, estos niños son nuestro futuro y necesitan ayuda”, Arturo García.

 

 

La onceava dición y contando
Desde hace 10 años, jóvenes estudiantes del Tecnológico de Monterrey, campus Saltillo han dedicado sus veranos a crear y fomentar actividades para los niños, está onceava edición logró convocar a más de 250 personas del campus para llevar a cabo este evento; todos comprometidos con la idea de crear un mejor futuro para los niños.

Equinoterapia
En está edición los niños podrán disfrutar de equinoterapia, lo cual les traerá distintos beneficios, puesto que el calor que desprende el caballo actúa de relajante muscular. La vibración de las galopadas también modifica las conexiones neuromusculares variando patrones posturales, mejorando el movimiento ya sea en situaciones de hipertonía o hipotonía. Esta compleja terapia a nivel rehabilitador se convierte en un juego motivador para los niños, puesto que se genera un vínculo interactivo entre el caballo y el niño, comunicación no verbal que beneficia habilidades sociales en niños con autismo o con retraso mental.

 

 

360
360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado