¡VIVA MÉXICO!

MARIANA CABELLO

Cada año celebramos la independencia de México con gran alegría y entusiasmo. Sabemos que el 15 de septiembre para todos es sinónimo de fiesta, de gritar a todo pulmón: ¡Viva México!, y sentir la piel chinita al escuchar el mariachi.

Esa es una característica de nosotros los mexicanos: nos gustan los festejos y que en ellos no falte el tequila, los antojitos, los buenos amigos y la música ranchera.

Lamentablemente estamos pasando por una situación en donde celebrar como acostumbramos es imposible, pero eso no nos impide sentirnos orgullosos de nuestra tierra y de vivir en un país lleno de delicias culinarias, hermosos lugares, paisajes de ensueño y gente bondadosa.

Podemos recordar aquellos lugares que hemos visitado, en los cuales el aprendizaje en temas de historia y cultura siempre se hace presente.

México tiene un sinfín de definiciones y significados, todo depende con los ojos con los que se mire y el corazón con el que se sienta. Somos un país lleno de magia, de colores y sabores. Nuestra artesanía es distinta en cada estado y las manos que la realizan son admirables.

Cada ciudad nos ofrece una diversidad de elementos que nos conquistan y nos hacen sentir orgullosos de nuestros orígenes.

Antes del inicio de la pandemia, tuve la oportunidad de recorrer Puebla, una ciudad llena de ángeles. “Es uno de los destinos más cosmopolitas de México, pues se combinan la grandeza de un pasado histórico con la modernidad de una ciudad única en su tipo”.

Por tal razón, la UNESCO decidió declararla Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987 y actualmente es considerada el mejor destino de Latinoamérica en este rubro.

Puebla te llena de amor, sorpresa y admiración, gracias a su estilo único en arquitectura, que se destaca por el recubrimiento de cada una de las superficies con bellas cerámicas de diseños variados y vibrantes colores.

Es famosa por su artesanía de talavera, por la industria textil y su amplia gastronomía. Sus platillos típicos son representativos de todo el país, tal es el caso del mole poblano y los chiles en nogada.

A Puebla lo adorna su extenso valle, sus 3 volcanes -Popocatépetl, Iztaccíhuatl  y La Malinche-, sus cultivos de flores y su gran número de iglesias.

En el centro de la ciudad se encuentra el zócalo, la catedral, la iglesia de la Compañía de Jesús, la calle de los dulces, la calle de los artistas, el Centro de Convenciones, la iglesia de San Marcos con su altar y bóvedas enchapadas en oro, y muchos monumentos más.

Con esta pequeña descripción, te invito a que, después de que pase la contingencia sanitaria, no dejes de visitar los lugares increíbles que tiene México.

Recorrer cada rincón de este país maravilloso sería un viaje interminable. Diversidad de clima, flora y fauna encontrarás a donde te dirijas. De muchas formas te invito a que, cada que puedas, conozcas un poquito más de lo que tenemos y así, donde te encuentres, con orgullo puedas gritar: ¡VIVA MÉXICO!

Avatar
Mariana Cabello

Mujer apasionada por encontrar un propósito en la vida. Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Enamorada de las letras y del sentimiento que provoca el transmitir ideas, expresiones y conocimientos.

No hay comentarios

Comentarios cerrados