VÍCTOR HUGO GARZA, VIVE POR EL ARTE Y LA ENSEÑANZA

Víctor Hugo con algunas de sus obras.

El artista y educador radica en Portland, Oregon y le gusta compartir la cultura mexicana con el mundo.

FOTOS CORTESÍA

Víctor Hugo Garza salió de Saltillo en la Navidad de 1987, con una guitarra, una libreta de poemas y 32 dólares en la cartera.

Se trasladó a Hollywood, California, en busca de oportunidades; allí cursó la carrera de Cinematografía y Sonido, la cual no existía en Saltillo en ese entonces. “Trabajé en posproducción de cine y televisión por mucho tiempo”, recordó. Posteriormente, la vida lo llevó a otros estados y países: Texas, Iowa, Oaxaca y Francia. “Un ángel me trajo volando a Portland, Oregon, donde desde entonces he vivido”.

En esta ciudad, estudió Educación Alternativa Waldorf y actualmente se desempeña como maestro de arte, español y cultura en la escuela Waldorf. “Comparto la música, la historia y el arte de mi país”, explicó.

El Indomable Alumbramiento de la Primavera.
El Indomable Alumbramiento de la Primavera.

De Portland le gusta que es una ciudad progresiva y artística, le inspira constantemente y siempre hay algo nuevo por conocer. Las lluvias frecuentes hacen que la naturaleza sea increíble y todo esté muy verde.

Vivir en el extranjero le ha enfrentado a diversos choques culturales. “La mentira es tomada como verdad. La gente cree lo que mira en la televisión y es manipulada fácilmente por agendas políticas o comerciales. Pienso que no hay necesidad de pelear un sistema corrupto y materialista, sino trascenderlo en la creación de algo totalmente nuevo, empezando por nosotros mismos”, afirmó.

Pero también le ha dado grandes satisfacciones, la mayor de ellas es hacer lo que siempre deseó: vivir por el arte y la enseñanza. Ha grabado su música, escrito libros, pintado cuadros y murales, y viajado por el mundo. “El conocimiento es poder y es una bendición el poder enseñar a las nuevas generaciones. El poder servir a los otros me da gran alegría”, explicó.

La pandemia de coronavirus modificó su dinámica laboral. Cuando cerraron las escuelas, empezó a dar sus clases por Zoom y además trabaja haciendo videos artísticos para compañías y particulares.

Durante la cuarentena, ha aprovechado su tiempo leyendo y aprendiendo. “Me mantengo saludable bailando, haciendo arte, tocando música y meditando”, explicó.

Víctor Hugo en el cañón “Horseshoe Bend”, en Page, Arizona, llamado así por su forma de herradura de caballo. Toda el área está llena de maravillas naturales.
Víctor Hugo en el cañón “Horseshoe Bend”, en Page, Arizona, llamado así por su forma de herradura de caballo. Toda el área está llena de maravillas naturales.

Sin embargo, ha habido retos, uno es ver cómo el mundo se ha dividido en fragmentos antagónicos. “El ser humano está más interesado en salir a tomar cerveza en las cantinas y hacer fiestas que cuidar su salud y la de su familia.  La gente vive comprando cosas superficiales que no necesita realmente. Necesitamos un cambio muy profundo, desde la profundidad del ser, para poder afrontar los retos y los cambios a venir.

“Se dice que las águilas andan solas y las urracas en manadas. Así que no te preocupes de quedarte solo, tú sigue volando alto y las águilas te encontrarán en las alturas”, reflexionó.

A futuro, espera seguir viajando para conocer lugares exóticos y hacer nuevos amigos, y poder compartir la cultura mexicana con el mundo.

 “Eres único en el universo, no existe nadie como tú. No te limites a lo que hacen los demás, eso es aburrido y ya está hecho. Mira más allá de las fronteras. El dinero y las posesiones materiales no son la fuente de la felicidad. Sigue a tu corazón y haz lo que llene tu alma de inspiración y alegría. Comparte lo que eres y aprende de los demás”.

Víctor Hugo con su pareja, Eliza Rinaldi, quien también es educadora.
Víctor Hugo con su pareja, Eliza Rinaldi, quien también es educadora.

Víctor Hugo Garza

Estudios en Saltillo: La carrera la estudié en el Tec de Monterrey y la UANE, donde no duré mucho tiempo.

Año en que te fuiste de la ciudad: En la Navidad del año 1987.

Lugar donde vives actualmente: Portland, Oregon, Estados Unidos

¿Qué es lo que más extrañas de Saltillo?

¡A mis amigos!, y la colonia de San Lorenzo, donde yo crecí. Extraño el poder caminar en la ciudad y ver la arquitectura y visitar los lugares que conocí.

Anécdota de Saltillo que ponga una sonrisa en tu cara: La vieja fundidora abandonada que estaba cerca de San Lorenzo, con sus túneles oscuros y sus casas llenas de historias y fantasmas. Mi imaginación y curiosidad por el mundo se fomentó entrando a ese lugar de ensueño. Ahora es un parque. Saltillo está lleno de historias, callejones y leyendas que aún viven en mí.

Ojos que ven en la oscuridad.
Ojos que ven en la oscuridad.

¿Qué es lo que más añoras de comida de Saltillo?

Las tortillas de azúcar de mi madre. Las carnes asadas con la raza y el poder ir a comer tacos a medianoche. ¡Los cacahuates japoneses con salsa Valentina!

¿Qué le agradeces a Saltillo?

¡Todo! Es una ciudad de gente amable y generosa. Agradezco la compañía de tantos buenos amigos a través del tiempo. Le agradezco a las escuelas que me educaron y a los maestros que con tanta paciencia me toleraron. Agradezco a mi familia por darnos todo lo que necesitábamos y el haberme enseñado a valerme por mí mismo.  

Comida: ¡La comida mexicana es la mejor del mundo! La cocina oaxaqueña es una de mis favoritas. Viví en Oaxaca por seis años.

Bebida: La kombucha. 

Lugar favorito para comer: La librería de Powell’s en Portland. Es la librería más grande del mundo y tiene más de un millón de libros. Si el conocimiento es un tipo de nutrición, les recomiendo a todos visitarla.

Vivió en Poitiers, Francia por un año y pudo viajar por toda Europa.
Vivió en Poitiers, Francia por un año y pudo viajar por toda Europa.

Lugar turístico: recomiendo visitar los bosques, mares, desiertos, cañones y montañas nevadas de Oregon, que son lugares únicos en el mundo.

¿Qué planes no pudiste realizar este año por culpa de la pandemia?

No pude viajar y visitar a mi México querido, pero utilicé el tiempo para completar proyectos artísticos y de mi escuela. Ya pronto regreso a visitarlos. 

Redes sociales

Facebook: victor.bizantium

Instagram: @victor_hugo_art

Víctor Hugo trabajando en uno de sus cuadros.
Víctor Hugo trabajando en uno de sus cuadros.
Ya que no pudo visitar México, utilizó el tiempo que le dio la cuarentena para completar proyectos artísticos.
Ya que no pudo visitar México, utilizó el tiempo que le dio la cuarentena para completar proyectos artísticos.
México Lindo y Querido, uno de sus cuadros sobre las raíces mexicanas.
México Lindo y Querido, uno de sus cuadros sobre las raíces mexicanas.
Avatar
Carolina García

Nació en Saltillo, Coahuila en 1995. Ama la lectura y narrar historias. Es licenciada en comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila. Participó en las antologías de cuento: “Imaginaria” (2015), “Los nombres del mundo: Nuevos narradores saltillenses” (2016) y “Mínima: Antología de microficción” (2018).

No hay comentarios

Comentarios cerrados