Viaje aromático al Totonacapan, en Veracruz

Sigue la ruta de la vainilla, recorre El Tajín y libera tortugas

Por Viridiana Ramírez

El viaje inicia con una parada en la playa de Tuxpan. Pero, la expedición guiada por dos sommeliers tiene como destino final la región del Totonacapan, al norte de Veracruz, para aprender cómo nace su orquídea más bella y perfumada: la vainilla.

De mañana, los viajeros parten hacia el Pueblo Mágico de Papantla, hasta llegar a las tierras del abejorro carpintero, encargado de polinizar la orquídea trepadora, cuya flor muere para que crezcan las vainas de la vainilla.

Todo esto lo explica el dueño de la plantación, y da uno de los datos más importantes sobre esta especia: un kilo puede costar más de 20 mil pesos, ya que la flor permanece abierta solamente 24 horas, tiempo que el abejorro o la mano humana deben aprovechar para hacer la polinización.

Además, para producir un ramillete de medio kilo, se necesitan entre dos y cuatro kilos de vainas verdes.

Pirámides y tortugas

El viaje continúa hacia la zona arqueológica de El Tajín, la antigua capital de la cultura totonaca, para contemplar sus 17 juegos de pelota y la Pirámide de los Nichos, de seis pisos y 365 nichos que simbolizan los días del año.

La travesía termina como inició, frente al mar. Pero antes, hay una visita a uno de los campamentos tortugueros en Tecolutla, una pequeña localidad de la Costa Esmeralda.

El motivo de la escala: ayudar a las crías de tortugas lora, verde y carey a tener su primer encuentro con el mar .

La despedida tiene lugar en Las Ciénegas del Fuerte, un sistema de humedales que se puede navegar en canoas para observar lagartos, nutrias, víboras y arañas calavera.

360
360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado