¿Te gustaría viajar en el Titanic II? ¡Compra tu boleto!

Titanic

Una réplica del famoso barco que se hundió en las frías aguas del océano Atlántico el 15 de abril de 1912 y que fue inmortalizado en 1997 en la exitosa película de James Cameron, preparará un viaje idéntico para el próximo año, claro con la garantía de que no chocará con un iceberg.

Titanic II, creado por la compañí Blue Star Liner del multimillonario australiano minero Clive Palmer, es una réplica del famoso transatlántico británico que fue en su momento el barco más grande del mundo y que transportaba 2,224 personas.

¿Te gustaría ser parte de la tripulación?

Desde que se hizo el anuncio del viaje durante la conmemoración del 100 aniversario del naufragio, ya hay millonarios que están ofreciendo hasta 1.2 millones de dólares por un boleto.

La gran escalera del Titanic original.
La gran escalera del Titanic original.
Escalera en la versión del Titanic II.
Escalera en la versión del Titanic II.

¡Sin preocupaciones!

La compañía señaló que se han reunido modernos requisitos de seguridad y diseño, lo que significa que tendrá un casco de soldado, un sistema de propulsión diesel-eléctrica en lugar de las máquinas de vapor, estabilizantes y equipos de alta tecnología de navegación.

El nuevo puente de mando con una replica del anterior.
El nuevo puente de mando con una replica del anterior.

Diferencias preventivas

El Titanic II fue construido en el astillero CSC Jinling, en China.

Mide 4 metros más que el original.

Tiene nueve cubiertas y 840 cabinas para 2,435 pasajeros y 900 tripulantes.

Posee un helipuerto.

Tiene botes salvavidas con la capacidad de albergar a 2 mil 700 personas, así como balsas para 800 más.

Habitaciones de tercera clase. ¿Estará Jack ahí?
Habitaciones de tercera clase. ¿Estará Jack ahí?
Sonia Valdés

Periodista de Vanguardia desde 1989. Editora de Omnia, Hogar y suplementos como PERIODIQUITO y CAMPUS Enlace Universitario. Maestra de inglés a nivel secundaria y una gran entusiasta de promover los valores y la importancia de practicar un deporte. Con un especial cariño por el beisbol.