SANTIAGO DE CHILE

Los barrios de Bellavista y Lastarria son la opción

 

Fue en las faldas del Cerro de Santa Lucía, llamado Huelén por los nativos del Valle del Mapocho, donde el conquistador Pedro de Valdivia estableció el campamento que poco más tarde daría origen a la fundación de Santiago, capital chilena.

Convertida hoy en unaciudad de aires modernos y cosmopolitas, es también la puerta de entrada para descubrir los contrastantes y magníficos escenarios naturales que caracterizan la compleja geografía de Chile.

Lo recomendable es planear una estancia de, al menos, un par de días para que te familiarices con el estilo de vida de Santiago y conozcas sus principales sitios de interés. La Plaza de Armas, la catedral y los edificios de la Real Aduana y la Real Audiencia en pleno centro que albergan los museos Chileno de Arte Precolombino e Histórico Nacional, respectivamente—, resultan un buen punto de partida para un paseo matutino.

Inicia la mañana

del segundo día subiendo a la cima delCerro San Cristóbal que otorga las mejores vistas de laciudad. Al regreso, no dejes de visitar La Chascona, casamuseo de Pablo Neruda, y haz una parada para comer en alguno de los restaurantes de esta bohemia área conocida como Bellavista.

Más tarde

puedes encaminarte hacia el señorial barrio deLastarria-Bellas Artes, una zona de marcado acento europeo concurrida por su interesante oferta gastronómica, cultural y de entretenimiento nocturno, donde destacan el Museo de Bellas Artes, el Centro Cultural Gabriela Mistral y el Parque Forestal.

Continúa con

una tarde de shopping por las boutiques de diseño y pequeñas galerías de antigüedades típicas del barrio Italia, date un relax en el Parque Bicentenario y sigue hacia el sector de Alonso de Córdova en el que abundan las tiendas de marcas exclusivas. Puedes organizar distintos recorridos fuera de Santiago, hacia lugares relativamente cercanos, como la emblemática región vitivinícola del Valle de Colchagua. La visita a alguna de sus bodegas que ofrecen tours y degustaciones es un imperdible chileno.

Valparaíso

es otro destino que sí o sí, debes conocer. Es la capital cultural y el puerto más importante de Chile. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad. Muy cerca está Viña del Mar, famosísimo por su festival de música internacional. Si dispones de más días, no lo dudes y viaja al fascinanteDesierto de Atacama (al norte), a la Reserva de la Biósfera yParque Nacional Torres del Paine en la Patagonia (al sur), o recorre más de tres mil 600 kilómetros por aire, hasta la enigmática Rapa Nui, la Isla de Pascua.

PARA COMER

Boragó. Galardonado feudo de cocina contemporánea de autor con orientación sustentable en manos del chef Rodolfo Guzmán. Debes reservar. Avenida San José María Escrivá de Balaguer 5970.

Cuerovaca. Su especialidad son los cortes de carne de calidad premium. Variada carta de vinos. Paseo peatonal El Mañío 1659.

Osaka. Moderno, con buen ambiente. Menú de fusión peruana japonesa diseñado por el chef Ciro Watanabe. Interesantes cocteles. Avenida Nueva Costanera 3736B

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado