¿QUÉ LIBROS LEER EN VACACIONES DE PLAYA?

POR MARCELA CORONA

Viajar es similar a leer, un disfrute, y tanto los viajes como los libros se eligen dependiendo de la intención. Cuando vamos a un lugar como la playa, la mayor parte del tiempo es para relajarnos, por lo que necesitamos encontrar opciones que nos mantengan interesados, pero que a la vez no exijan demasiada reflexión, sino que sean de lectura sencilla y la vez enriquecedora tanto culturalmente como de interés para sentir ganas de seguir y no abandonarlos.  

 El vendedor de silencio, de Enrique Serna 

Narra la historia de Carlos Denegri. Aliado del poder, provocador, protagonista de múltiples escándalos, se pudiera decir que Denegri ha sido uno de los mejores y peores periodistas de México. Durante un recorrido histórico por los años 40, 50 y 60, el autor con maestría adentra al lector a los ambientes reinantes en cada época. Así como describe la usanza en cuanto a muebles, edificios y vestidos de esos años, también lo hace con los temperamentos de los distintos personajes en la escena política y de espectáculos, nacional e internacional. Me ha encantado este libro, sus más de cuatrocientas páginas ni se sienten, lo recomiendo mucho, es imperdible. 

 La luz entre los océanos, de M. L. Steadman  

Tom Sherbourne y su joven esposa, Isabel, viven en una pequeña isla australiana en la cual son los únicos habitantes, pues él es quien cuida el faro. Una mañana de abril de 1926 un bote encalla y en su interior yacen un hombre muerto y un bebé que llora con desesperación. Isabel ha pasado por varios abortos, por lo que ahora deberán decir si quedarse con la criatura que podría llegar a llenar su ansiado anhelo o reportarla a las autoridades. Es un libro de fácil lectura, pero que encierra interesantes reflexiones en torno a la maternidad y la lealtad. Prepare sus Kleenex porque los necesitará. Es conmovedor, muy disfrutable. 

 Cinco esquinas, de Mario Vargas Llosa 

Retrato del Perú de los años noventa, violentado por Sendero Luminoso, estremecido por la corrupción del gobierno de Fujimori y escandalizado por el periodismo sensacionalista que parecía que en ocasiones definía el destino de importantes personajes de la escena política y económica de ese país. Es de fácil lectura, que engancha desde la primera línea, con su dosis de giros sorpresivos que mantienen enganchado al lector.