¿QUÉ ES LO QUE SALE DE TI?

¿QUÉ ES LO QUE SALE DE TI?

Dr. Patch Adams dijo: “Maturana ha venido postulando que no controlamos el lenguaje; es el lenguaje el que nos controla a nosotros. Como otras acciones -por ejemplo, el movimiento y la percepción-, el lenguaje es una emanación de nuestra estructura, y a su vez nos determina… La gente puede quedar atrapada por su manera de usar el lenguaje”…

Cada palabra que hablamos denota lo que vivimos. El inicio del cambio en nuestra manera de vivir, comienza en nuestro hablar. Y esto me recuerda un video llamado: “Cambia tus palabras, cambia tu mundo.” El video trata de una persona ciega que está sentada en una banqueta pidiendo una ayuda económica.

A su lado lleva un cartelón que dice: “Soy ciego, por favor ayúdame.” Comienzan a pasar personas sin darle ninguna moneda, pero de repente pasa una mujer, voltea el cartelón y le escribe un texto diferente. A partir de ahí, comienzan a caer las monedas en abundancia y cada persona que pasa se decide ayudarle. Al pasar el día, la distinguida mujer que le escribió por el otro lado del cartelón se acercó de nuevo, le tocó los pies cómo la primera vez y el ciego le dijo: ¿Qué le hizo a mi cartel? Y ella le contestó; “Escribí lo mismo, pero con diferentes palabras”.

La mujer escribió “Es un día maravilloso y no puedo verlo.” Niurka, creadora del concepto “influencia suprema” y una de las primeras discípulas de Anthony Robbins, coach reconocido internacionalmente, en su libro “Eres lo que dices” recalca que las palabras que utilizamos, que tienen su origen en nuestros pensamientos, ejercen una poderosa influencia sobre las acciones que decidimos emprender.

Mucho de cómo vivimos nuestra vida depende de lo que pensamos, lo que decimos y nuestra actitud. Es una realidad que si tenemos paz interior transmitiremos esa paz. Cómo bien dice Lucas en el evangelio, “De la abundancia del corazón habla la boca.”

Y es que ¿De qué estás lleno, qué es lo que tienes para dar? Soy fiel seguidora de Luz De Ho Oponopono en instagram, y hace poco escribió algo que me conecta con lo que hoy quisiera transmitirles…

“Hay que ser considerado con la vida, para que la vida sea considerada contigo.

¿Qué puede devolverme a mí la vida si estoy sumergida en malos pensamientos, odio, resentimiento, amargura, desconsideración con los demás seres vivos? ¿Seres humanos? ¿Animales? ¿Plantas? Que puede darme si suelo estar en actitud de agresión con los demás. ¿Qué puedo esperar que me devuelva la vida si mi actitud desconsiderada persiste en mi comportamiento diario? Malos tratos, ofensas, descortesía, derroche, agresiones verbales, escritas y cualquier tipo de agresión. ¿Qué piensas que debería suceder ante esta actitud en la vida? Tus palabras y tus actos definen la clase de persona que eres.

Si nos diéramos cuenta del poder que tiene cada una de nuestras palabras, cuidaríamos mucho más lo que decimos, pensamos, escribimos o expresamos.

Nuestros pensamientos y lo que afirmamos al hablar, conforman continuamente nuestro presente y lo que atraemos. Solemos tener el hábito de pensar negativamente sin darnos cuenta que lo hacemos, o de hacer un juicio negativo siendo una constante automática. Y la realidad es que cuando no somos conscientes de nuestros pensamientos no atraemos cosas positivas. Las palabras dan forma a lo que pensamos y sentimos. Éstas tienen el poder de dar vida o de destruir. Pueden estimular el crecimiento, el consuelo, el amor… o destruir, desgarrar y desprestigiar. ¿Qué sueles decir a través de tus palabras? Criticas… Culpas a los demás de todo… Acusas o Juzgas… Te quejas constantemente… Sueles ver constantemente los defectos de los demás… Halagas positivamente… Hablas de forma amable, sueles saludar, sonreír, bendecir, ceder el paso… ¿Te sientes pesado o te sientes ligero? Los pensamientos y los sentimientos influyen en gran medida en la vida cotidiana. Todo lo que pasa por nuestra mente tiene un significado e impacto en tu vida y en los demás. Por eso es importante pensar qué es lo que quieres claramente y construir el futuro, pensándolo constantemente y reforzando ese diálogo interior positivo.

El poder para conseguir todas las cosas buenas y positivas de la vida es el amor. El amor es una fuerza positiva que arrastra y se expresa. Si vivimos el amor dentro de nosotros mismos, eso vibramos y expresamos con quien convivimos. Si estamos enojados y frustrados con nosotros mismos, de eso hablamos y eso expresamos también.

Cambiará nuestra vida cuando seamos conscientes de que lo que hablamos vibra, atrae y deja secuelas en los demás, ya sean positivas o negativas.

LA AUTORA

Mamá, esposa, terapeuta y coach Internacional por la Escuela Internacional de Coaching en España y en New York University, Certifcada en Superar pérdidas emocionales por The Grief Recovery Institute. Experta en Comunicación asertiva.

TE PODRÍA INTERESAR: MAMÁ: TE VEO Y TE HONRO, DE TI TOMO TODO CON AMOR

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado