Propiedades del coco

Entre las múltiples bondades del coco destacan sus propiedades antioxidantes, así como su capacidad para regular la presión sanguínea y disminuir los triglicéridos en los que padecen colesterol

El coco se puede consumir de diferentes maneras, pero, más que nada, su agua y su pulpa en varias preparaciones. También podemos conseguir coco rallado para pastelería. Tiene múltiples usos en la alimentación, para hacer artesanías y como medicina.

Más que otra tendencia de belleza, este kit hidratante y nutritivo de esta superfruta es un sueño para tu piel y pelo.

El coco se utiliza debido a sus propiedades bactericidas, antioxidantes, antiparasitarias, hipoglucemiantes, hepatoprotectoras e inmunoestimulantes.

Los beneficios principales:

Contiene muchas vitaminas, minerales y oligoelementos. A su vez nos aporta calcio, magnesio, fósforo, hierro, sodio, selenio, yodo, zinc, flúor, manganeso y otros elementos.

Es un alimento utilizado para las dietas anti-estrés, de aumento de peso, para la osteoporosis, para la salud cardiovascular y para evitar la retención de líquidos.

Todas aquellas personas que hacen deportes a diario han de consumir leche o agua de coco. Esto se debe a que ofrece una gran cantidad de propiedades:

  • Es hidratante: 

Tiene un alto porcentaje de agua y minerales que evitan la deshidratación. Es bajo en grasas y azúcares, no aporta calorías. Es la bebida favorita en lugares, donde hace mucho calor, porque quita la sed al instante.

  • Es remineralizante:

Ayuda a regular la tonicidad de los músculos y mejorar las funciones del corazón.

  • Es antioxidante: 

Algunos de los minerales con los que está compuesto el coco (selenio y zinc) ofrecen sus funciones antioxidantes. Es por ello también que se utiliza mucho en tratamientos de belleza, cremas y pantallas solares.

  • Es energético:

Es ideal para consumir luego de un día agitado, de mucha actividad física o en sitios, donde hace mucho calor. Se puede añadir el coco a los batidos o zumos de frutas.

  • Es regulador de la presión sanguínea: 

Esto se debe a que sus grasas saturadas aportan una reserva de energía de calidad para el cuerpo. Éstas se encuentran en la pulpa y en la leche de coco.

 

AGUA DE COCO

Tiene un bajo contenido en azúcares y grasas, es rico en minerales y oligoelementos.

Beber agua de coco ayuda a reducir la presión arterial, disminuir los triglicéridos en los que padecen colesterol. Asimismo tiene propiedades antidiabéticas e hipoglucemiantes.

  • MÁS PROPIEDADES:

Además de ser muy bueno para la salud cardiovascular, el agua de coco es casi igual que la leche materna, si se la compara con su poder desintoxicante, que a la vez limpia el riñón de todas sustancias malignas. También es bueno para la higiene interna del cuerpo, es recomendable para los niños, porque contiene vitamina C, azúcar natural y muchos minerales. Sirve para aliviar vómitos, gases y problemas urinarios. Asimismo es usado como diurético y para limpiar los riñones.

Ayuda a mantener las funciones renales, la digestión, las funciones hepáticas; previene de infecciones, ayuda a controlar la diabetes y promueve la regularidad intestinal. Alivia la tensión en el páncreas y los sistemas de enzimas, sirve para tratar enfermedades de vesícula y mantener la piel hidratada, lisa y suave.

 

ACEITE DE COCO

Otra de las presentaciones, en que podemos encontrar al coco, es como aceite esencial. Es la fuente más alta de ácidos grasos que tenemos a disposición después de la leche materna. Sirve para aumentar el sistema inmune y ayudar a nuestro organismo a luchar contra enfermedades, bacterias, infecciones y virus.

Todavía no hay mucha información al respecto del aceite de coco, por ello no es tan utilizado en la actualidad. Si usamos el natural, no el hidrogenado que ha modificado su forma original, mejoraremos nuestra salud y hasta reduciremos el colesterol. Además, levantará el metabolismo, ayudando a perder peso y a evitar problemas secundarios de los trastornos en las tiroides. Protege las células del corazón y mejoran los síntomas de la menopausia y el síndrome premenstrual.

 

BENEFICIOS EN EL EMBARAZO

A las mujeres que están en período de gestación se les aconseja consumir coco, tanto su pulpa, como su leche o su agua. Es muy bueno para una futura mamá y su bebé. El hecho es que contiene una gran cantidad de nutrientes y propiedades que ayudan a llevar mucho mejor el embarazo, proporcionando energías y vitaminas.

Siendo una bebida isotónica natural, sirve para reponer líquidos y a la vez evitar la hinchazón en los tobillo, tan frecuente en las mujeres gestantes. Es una excelente idea para hidratarse durante el embarazo.

Por otro lado, no tiene colesterol y está libre de grasas: consumiéndolo, no te engordarás más de lo recomendado por los médicos durante los 9 meses.

Fortalece el sistema inmunológico, evitando que te enfermes (es sabido que las embarazadas no pueden tomar casi ningún medicamento) y a la vez reforzando las defensas del feto.

Previene y trata la acidez estomacal y los vómitos, tan comunes en los primeros meses de gestación. Ayuda en casos de estreñimiento (otro problema habitual).

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado