Personas tóxicas

Personas tóxicas

“Deja ir a las personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.” D.L.

Todos tenemos alguna persona en nuestra vida que sabe qué decirnos, cuándo decirnos y cómo decirnos las cosas que sacan la peor parte de nosotros. Suele ser una constante que esas personas que nos incitan a criticar, resaltar lo malo, explotar… vibran eso. No podemos responsabilizar a los demás por lo que sucede en nosotros, pero si podemos mirar porqué vibramos eso con esa persona.

Hacernos cargo de nosotros mismos implica hacernos responsables de quién nos rodeamos. Hay una frase que dice… “Dime de quién te rodeas y te diré en quién te conviertes.” Y es que cada persona, ya sea colega, colaborador, familiar o amistad, influye en nuestra vida, ya sea de manera positiva o negativa.

Pero, ¿Quiénes son las personas tóxicas? ¿Son ladrones que absorben tu energía, Identificas a alguien o te identificas a ti si tu expandes toxicidad a tu alrededor? lotar… quitándote tu más pura esencia y en ocasiones tu identidad.

Las personas tóxicas tienden a tener cómo una constante la queja y la crítica. Para ellos todo son problemas y suelen hacerse constantemente una víctima. Estas personas suelen engancharse cuando tú le hablas de los problemas. Cuando retroalimentamos lo negativo, se siguen quejando. De la misma manera la crítica y la contra es dueña de su vida, nada le parece y si tu lo eliges, no está bien.

Reflexiona en esa persona con la que sin poderlo explicar, te produce una sensación incómoda. Según César Lozano, puedes identificar si una persona es tóxica si…. ¿Su presencia te pone de mal humor o te hace sentir que vales menos? ¿Estar con esa persona te debilita? ¿La presencia de esa persona te causa dolor de cabeza, dolor de estomago, o te hace sentir enfermo? ¿Te sientes más contento cuando ya se va?

Lillian Glass publicó en 1997 el libro “Gente tóxica” acuñando el término a las personas con ciertos patrones que restablecen vínculos venenosos. La toxicidad es variable, lo que para una persona es tóxico para otra persona no lo es. Pero es importante identificar quién es tóxico para nuestra vida, porque sin darnos cuenta, atrae más negatividad, enfermedad, y más de lo mismo.

¿Identificas a alguien o te identificas a ti si tu expandes toxicidad a tu alrededor?

Como diría César Lozano “Gente necia y complicada siempre existirá, pero no olvides que detrás de una persona difícil siempre hay una historia difícil.” Algo esta viviendo esa persona que me rodea, o algo ha vivido, pero es bueno detectar si es por naturaleza conflictivo o por algo que vivió.

¿Cómo romper esos vínculos con ese vampiro emocional?

  • Ponte cómo prioridad. Identifica que personas que hacen crecer y contribuyen a tu crecimiento. Intenta dedicarles más tiempo a ellos.
  • Si te es imposible sacar de tu vida a esa persona tóxica porque es un familiar, intenta realizar diversos ejercicios para poner límites.
  • Mira con compasión a esa persona y recuerda que cada persona tiene una historia y esa persona habla desde esa historia.
  • Permítete decir: Cambiemos de tema o hablemos de otra cosa.
  • Sigue estando cerca pero como diría Rosy de la Peña, gran terapeuta y amiga, en “poquito y en bonito”. Espacia tus tiempos y dedícale tiempo de calidad, pero no mucha cantidad.
  • Recuerda que tu eliges que tener de cerca. Nútrete en tu parte emocional, espiritual, emocionalmente allá afuera, no ha querido mirar la batalla que habita en su interior. Rande que habita por dentro. recuerda, idadísica y social. Deja de convivir o asistir a esos grupos que sólo te drenan y te hacen sentir hueco.

Quién pelea una batalla afuera, no ha querido mirar la batalla que habita en su interior.

LA AUTORA

Mamá, esposa, terapeuta y coach Internacional por la Escuela Internacional de Coaching en España y en New York University, Certificada en Superar pérdidas emocionales por The Grief Recovery Institute. Experta en Comunicación asertiva.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado