PELÍCULAS QUE TIENES QUE VER CUANDO ERES JOVEN

Acaba de pasar el día internacional de la juventud y con ese pretexto te damos una lista de pelis que no te debes perder.

Ese momento en el que nos creemos invencibles pero llenos de contradicciones, que nos preocupa nuestro futuro y vemos con nostalgia el pasado.

Cuando las miradas han dejado de importarnos y nos preocupamos por lo que existe en el futuro, porque éste parece peligroso, insorteable y difícil de enfrentar.

Nos damos cuenta que nuestros padres se hacen viejos, buscamos entenderlos pero no parece fácil, pero lo intentamos porque estamos seguros que en algún punto nos abandonarán.

Creemos que fracasaremos irremediablemente, pero queremos enamorarnos y buscar las aventuras más emocionantes con esa persona.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

TAYLOR SWIFT DESCUBRE SU LADO MAS SALVAJE

 

Queremos experimentar, sabemos que nos romperán el corazón pero qué importa, sabemos que las drogas son malas pero tampoco nos preocupa.

Somos jóvenes y queremos disfrutarlo, porque estamos conscientes de que tarde o temprano acabará, que habrá un momento en el que no tengamos más tiempo para nosotros, para nuestros amigos y nuestra vida sin preocupaciones.

Vivimos con el mantra de que sólo lo disfrutaremos una vez y así, intentamos no tener miedo, lograr que las preocupaciones se alejen y disfrutar a nuestros confidentes, a nuestros verdaderos amigos.

 

Big Fish, Tim Burton (2003)

Will deja de hablarle a su papá después de pensar que todas sus historias son mentira. Es periodista en París y regresa a verlo cuando su salud empeora, y pronto somos testigos de las historias de su padre.

En una de éstas cuenta que, según su casi moribundo padre, pasó tres años en cama debido a su rápido crecimiento, más tarde atraviesa un bosque embrujado y más tarde trabaja en un circo.

 

Warriors, Walter Hill (1979)

Nueva York en los años 70 y 80 se convirtió en un sitio adecuado para la población, la violencia reinaba en todos lados y las pandillas dominaban las calles de la ciudad. Estas eran dueñas de la ciudad y todo giraba entorno a ellas.

Jóvenes de distintas clases sociales, razas y educación pertenecían a una. En esta película se cuenta la historia de una pandilla con el nombre de Warriors, acusada por asesinar al líder que lo cambiaría todo.

Son perseguidos por toda la ciudad, en busca de hacer “justicia”. En la cinta podemos ver cómo vivían los jóvenes newyorkinos, empapados de violencia y desigualdad social, pero ellos saben cómo sobrevivir, cómo defenderse y protegerse los unos a los otros.

 

The Virgin Suicides, Sofía Coppola

Cinco hermanas viven reprimidas por sus padres conservadores hasta que una de ellas intenta suicidarse y deciden hacer una fiesta por recomendaciones del médico. Nada de esto funciona y la niña logra su cometido; sus hermanas conocen a unos jóvenes con los que entablan amistad.

Después de que una de ellas regresa un día después de la fiesta del colegio porque por primera vez tuvo sexo con un muchacho, sus padres deciden recluirlas permanentemente.

Ganadora de los premios MTV por esta cinta, Coppola se colocó como una promesa cinematográfica después de esta cinta.

 

La naranja mecánica, Stanley Kubrick (1971)

Cada noche unos jóvenes ingleses salen a destruir la ciudad, atacan a quien se cruce por su camino y no les importa acabar con las vidas de otros con tal de saciar su ira.

Su líder, Alex De Large, es un joven de 17 cuyas pasiones son la música, sobre todo la de Beethoven, la leche y la ultraviolencia. La película de Kubrick es un retrato irónico de la sociedad, la juventud, la guerra y la psicología perversa que intentaba ayudar a las personas.

Una gran cinta para comprender lo que nadie quiere hablar, aquellos detalles salvajes de la juventud influida por todos los estímulos atroces de una sociedad desmedida.

 

Napoleon Dynamite, Jared Hess

Una película independiente que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance donde un joven de nombre Napoleon nos cuenta su absurda y lenta vida que cada día parece sopesar.

Su hermano es un perdedor sin empleo que quiere ser luchador de jaula, su abuela tiene novios misteriosos y Napoleon pasa horas fantaseando y dibujando en su cuaderno criaturas fuera de este mundo.

Sus únicos cómplices son su mejor amigo Pedro, quien desea ser presidente de la escuela y Deb, una joven traumada por su futuro. En vísperas del baile escolar, Napoleon y sus amigos se preparan para dejar de ser los parias de la escuela, o no.

 

Los amores imaginarios, Xavier Dolan (2010)

Todos hemos soñado que la otra persona nos mira con deseo y que muere por estar con nosotros, aunque no sea verdad. Un joven llamado Nicolas se convierte en el objeto de deseo de dos amigos: un joven llamado Francis y una chica de nombre Marie.

Ambos viven una competencia para saber por fin quién de ellos es el que realmente le gusta a su idealizado caballero. Los dos se desviven en regalos y por estar cerca de él en cualquier momento. Pero ¿acaso Nicolas ama a alguno de los dos?

 

The kings of summer, Jordan Vogt-Roberts (2013)

Tres jóvenes hartos de su rutina, del cuidado de sus padres e infelices por cómo están pasando los que se suponen deberían ser sus años más felices, deciden independizarse, ser salvajes, sin límites, sin una sociedad que los restrinja.

Esta historia se convierte en la vida ideal que todos quisiéramos, “un absoluto cuento de hadas que puede ganar muchos adeptos por la manera absurda y mordazmente divertida de capturar las inquietudes adolescentes”, según John Anderson de Variety.

 

Paranoid Park, Gus Van Sant (2007)

Unos chicos amantes del skate y de las patinetas acuden diario a Paranoid Park pero un accidente mortal marca a uno de ellos, quien debe enfrentarse a las perturbadoras consecuencias mentales y a enfrentar la culpa de su crimen.

El silencio reina en la mayoría del filme, pero a través de él podemos conocer la angustia del joven, quien tiene un debate interior, un sentimiento de impotencia con el que debe lidiar mientras intenta superarlo y continuar con su vida.

 

Candy, Neil Armfield (2006)

Una pareja de jóvenes adictos a la heroína buscan saciar su placer de cualquier modo. A toda costa intentan conseguir un poco sin límites para tener un poco en sus venas. Ella se prostituye y cuando decide no hacerlo, él intenta hacerlo para comprar tan sólo la dosis perfecta.

Una película que retrata con crueldad y un poco de humor el romance idílico de dos jóvenes que parecen tener una relación de ensueño, con el único detalle de su adicción. Su amor es fuerte pero tal vez lo mejor sea estar separados para comprender la complejidad de las drogas y la juventud.

No hay comentarios

Comentarios cerrados