PAPÁS ESPECIALES

PAPÁS ESPECIALES

Hay niños que vienen a este mundo con una gran misión, bueno yo no los llamaría niños a mi parecer y basada en mi experiencia son ángeles

¿Y quienes son Los Ángeles?

Seres divinos con mucha luz movidos por una fuerza superior conocida como amor.

AMOR no necesitan nada más ya que estas cuatro letras superan cualquier otra cualidad física que puedan o no tener, cualquier enfermedad o cualquier edad.

Su cualidad es única ya que el amor no necesita de un cuerpo perfecto para darse, moverse o expandirse, el amor que ellos poseen es simplemente inexplicable y fuera de este mundo por ello trasciende y permanece porque el amor no depende de un cuerpo para seguirlo sintiendo.

¿Qué otra cualidad tienen Los Ángeles?

Protegen, cuidan, abrazan…

Por ello para mi los niños especiales son eso, Ángeles, que curiosamente llegan con otros ángeles (sus padres) a complementarse. Si, la mayoría de estos padres entran en esta categoría ya que se desviven por retribuir ese amor incomparable que un niño especial es capaz de dar además los protegen y abrazan para cuidarlos y tratar de fortalecerlos físicamente sin muchas veces entender que ellos vienen a complementarlos cuidando, abrazando y tratando de fortalecer el alma, esa que no se ve físicamente y que ellos entienden tan bien.

En lo personal, me costo tres años después de que mi hijo falleció entenderlo. Me molestaba incluso escuchar o leer que los papás de niños especiales éramos especiales también o que mi hijo siempre fue un ángel, me refiero a las típicas frases que cuando estas tan herida en lugar de ayudar, hieren más… ¿porqué tuvo que ser mi hijo el ángel y no el tuyo? Y hoy después de tres años no podría ni siquiera imaginar que sería de mi vida si ese Ángel no hubiera llegado a mis brazos ya que las lecciones que ellos dan son trascendentales y fuera de este mundo tal y como ellos lo son.

Nos complementan…

Y así me entero del caso de un bebé que vendrá a este mundo con la mitad de su corazón, pero su alma y el amor no necesitan si quiera de un corazón completo, este bebé ya viene tocando corazones sin ni siquiera haber nacido todavía y si conoces a sus padres te das cuenta del gran corazón que poseen. Ese Niño llegará con la mitad del corazón a una familia que lo que le sobra es eso.

Y así, podría dar más ejemplos sin embargo lo que quiero transmitir es que si tienes un niño especial o lo tuviste, no fue porque te tocó, porque hiciste algo mal o porque tomaste un medicamento que no debías.

Si hoy aún te nubla el shock de recibir a un ser que no viene para tus ojos o para lo que la sociedad entiende como Perfecto o “saludable” recuerda qué hay seres “perfectos” y “saludables” matando, robando y destruyendo así que la perfección es relativa ya que estos seres son perfectos en su ser, su alma en lo intangible y en lo que verdaderamente importa.

Pasamos años luchando por ser mejores personas, por entender la vida, por encontrar la felicidad y sentirnos plenos sin reflexionar que ellos llegan a este mundo siéndolo… ellos ya poseen lo que todos quisiéramos alcanzar por ello son maestros de vida.

Si eres papá o mamá de un niño especial no pierdas la oportunidad de aprenderle ya que te dará lecciones que nadie más en esta vida podrá hacerlo y felicidades por ser también un papá y mamá especial, con el tiempo te darás cuenta que has recibido una enorme bendición en tu familia porque los niños especiales no se hacen, nacen y los papas especiales no nacen, se hacen.

LA AUTORA

Presidenta y fundadora de la Fundación Luchando Por Ángeles Pequeños (LPAP).

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado