NUEVO AÑO, NUEVAS METAS

El año nuevo es una oportunidad para planearse propósitos: intentar cosas nuevas como aprender un idioma o cambiar hábitos.

Fija propósitos específicos para este 2020

Por Nidia Martínez y Carolina García

Comienza el año. El 2020 viene cargado de buenos deseos, y a pesar de que nos estamos recuperando de las resacas y desveladas, es hora de darle la vuelta a la página y plantearnos qué propósitos son importantes para nuestra vida.

El primer día del año dejó las redes sociales bombardeadas de resoluciones públicas y metas compartidas, y aunque no hay nada de malo con exhibir los propósitos que te planteas, la presión de tener todo planeado puede ser abrumador.

Según los expertos, entre más específica sea una meta, generas mayores probabilidades de cumplirla. Para reconocer exactamente qué es lo que se quiere cambiar el primer paso es explorar las opciones.

Cuidemos el dinero, empecemos por el aguinaldo.

Hay dos épocas del año donde la gente trae más flujo de efectivo, en mayo porque son las utilidades, y en el mes de diciembre con el aguinaldo.

“Hay que tener cuidado porque si bien es cierto que te va a caer ese dinero, también es cierto que justo cae en la temporada navideña”, aconsejó Marcelo Lara, contador público y experto en finanzas.

En México, el aguinaldo se gasta 50 por ciento en pago de deudas, 30 por ciento en gastos de la temporada y 20 por ciento en el consumo del mes, y no hay nada de ahorro.

Lara sugiere que se invierta el 40 por ciento en pagos de deudas, 40 por ciento entre gasto en el mes y los regalos y un 20 por ciento de ahorro.

Lo ideal con el aguinaldo, es que la gente que tiene Afore meta ahí una cantidad, pagar la deuda que traiga mayor interés (tarjeta de crédito / hipoteca), darle mantenimiento a la casa o a tus bienes, y tratar de hacer un uso muy a conciencia porque va a tardar otros 365 días en llegar.

Fija propósitos específicos para este 2020

El cambio nace en el interior

Se requiere de un esfuerzo constante, un plan consciente y fortaleza mental para reemplazar los hábitos dañinos por otros más saludables.

El inicio de año es la excusa perfecta para cambiar los hábitos, ya sean alimenticios, de ejercicio o de estudio, para mejorar la salud o cumplir metas profesionales.

Modificar el estilo de vida puede ser una tarea complicada porque la mente y el cuerpo ya están acostumbrados a una rutina y se debe hacer un esfuerzo consciente y constante para salir de la zona de confort y enfrentar los obstáculos.

“No hay una fórmula mágica que vayas a leer en algún lugar y que vaya a suceder. Es esfuerzo personal de cada uno y tener claro cuáles son los motivos por los que quieres hacer ese cambio”, explicó Olivia Martínez Jiménez, maestra de Ashtanga Yoga.

El año nuevo es una oportunidad para planearse propósitos: intentar cosas nuevas como aprender un idioma o cambiar hábitos.
Olivia Martínez.

Para lograrlo se debe partir de un objetivo claro: qué se quiere cambiar, por qué y cómo se alcanzará. También se necesita fuerza de voluntad para no caer en la costumbre y volver temporal un cambio que debe ser permanente.

“Los propósitos que tú tengas que sean tuyos, para brillar a tu máximo esplendor, no de alguien más. Siempre saber quién eres tú, cuáles son tus debilidades, cuáles son tus fortalezas y en eso poder ayudarte para lograrlos todos”, explicó Martínez Jiménez.

Se dice que para adquirir un nuevo hábito basta con repetirlo por 21 días, pero es un mito, pues se trata de un compromiso para toda la vida.

“Va a ser mucho más fácil si vas separando largos plazos, pero no tienes la victoria. Eso yo lo tengo muy claro, no vas a cantar victoria con 21 días nada más”, señaló la experta.

Dejar ir los hábitos dañinos y reemplazarlos por saludables es un proceso principalmente mental, exige lidiar con las emociones y ser firme en la convicción. Es un reto a mediano y largo plazo capaz de iniciarse en cualquier momento del año, no únicamente en estas fechas.

¿Cómo adquirir un hábito?
  1. Actuar: cumplir propósito puede ser complicado si no se aprovecha la motivación inicial. Se debe investigar, buscar apoyo y empezar tan pronto se pueda.
  2. Ir con especialistas: es indispensable acudir con un experto para encontrar una dieta adecuada, iniciar una rutina de ejercicios o recibir apoyo durante el proceso.
  3. Invertir: se debe invertir tiempo, esfuerzo, pero también dinero, ya sea para adquirir comida orgánica, contratar expertos en nutrición o ejercicio, o entrar a una escuela.
  4. Nadie es perfecto: romper la dieta o no acudir un día al gimnasio pueden provocar pensamientos negativos. Son inevitables, pero se deben reconocer y dejar a un lado para no rendirse.
  5. Encontrar apoyo: rodearse de personas que viven con hábitos saludables ayuda a no perder los ánimos y mantener el nuevo estilo de vida.
  6. Evitar riesgos: es necesario alejarse de situaciones que hagan más difícil seguir las nuevas rutinas, como ir a un restaurante o un bar.

Conciencia por el medio ambiente. ¡Seamos más amables con la naturaleza!

¿Por qué cuidar el medio ambiente? Nuestra subsistencia depende directamente de las condiciones y estabilidad de los ecosistemas. Si nuestras actividades los dañan, nos perjudicamos a nosotros mismos.

El planeta requiere que dejemos de considerarnos como la especie superior con derecho a explotar sin medida los recursos naturales.

“Es momento de crear consciencia e identificarnos como parte integral del entorno y no como una especie ajena a éste”,  sugirió Mayté Cepeda Valdés, Directora Jurídica de la Secretaría de Medio Ambiente.

Los mejores científicos del mundo nos dicen que para deshacer los escenarios más extremos del cambio climático, 2020 debe ser el año para una acción climática coordinada.

Fija propósitos específicos para este 2020

Demos más. El altruismo, parte de nuestra vida.

Si quieres encontrar alegría y felicidad en tu vida  la encuentras a través de ayudar o servir a los demás. Es más lo que el otro te aporta  y  te enseña el necesitado a lo que tú das a valorar la vida y  estar agradecido con Dios todos los días.

Alejandra Garza Salas, Presidenta de la Asociación Corazones Uniendo Familias y representante de 350 voluntarias mujeres, coordina ayuda en la estancia del Hospital del Niño y afirma que todos los días tenemos enfrente a alguien a quien ayudar a veces no sabemos cómo.

Los humanos somos una especie inherentemente social. Hemos sobrevivido y prosperado porque nos cuidamos unos a otros.

La generosidad es, en parte, un instinto de supervivencia. Incluso el simple acto de compartir comida o refugio con otra persona es un ejemplo de la generosidad intrínseca de la humanidad.

Fija propósitos específicos para este 2020

La clave está en la mesa

Incluir en la dieta comida natural y orgánica y evitar los alimentos procesados ayuda ser más saludable.

Para mejorar la salud en este nuevo año se deben adoptar nuevos hábitos: modificar la dieta, aumentar la actividad física y dedicar unos minutos para meditar.

De acuerdo con Eva Jordá, experta en détox y estilo de vida saludable, a través de la alimentación se puede mejorar el estado de salud. Para ello se deben incluir en la dieta productos naturales y sin elementos tóxicos.

El año nuevo es una oportunidad para planearse propósitos: intentar cosas nuevas como aprender un idioma o cambiar hábitos.
Eva Jordá.

Comer de forma natural: frutas, verduras, hojas, semillas. Si se es omnívoro elegir una variedad de proteína animal que sea saludable, es decir, que sean pescados salvajes, huevos ecológicos y carne criada en pastos ecológicos”, explicó Jordá.

Los tóxicos presentes en la mayoría de los alimentos procesados causan adicción y síntomas de abstinencia cuando se intentan eliminar de la dieta, por ello es importante reemplazarlos con comida orgánica para evitar enfermedades.

“Lo primero es ser consciente de que tenemos una adicción al dulce, a las harinas, a los procesados, porque toda esa parte química que tienen realmente son adictivos.

“De hecho, el azúcar se ha demostrado hace unos dos años en un estudio europeo que el azúcar es diez veces más adictivo que la cocaína”, añadió la experta.

Para adoptar mejores hábitos es necesario empezar con un trabajo de reflexión para determinar qué cambiar y por qué ya no se quiere. Se puede acudir con expertos para recibir orientación, pero lo ideal es que el proceso sea individual.

“Nosotros mismos lo hemos creado, entonces nosotros después tendríamos que tener la habilidad para salir de él. En el caso de la salud y los hábitos que no son sanos deberíamos tratar de cargarlos por nosotros mismos”, señaló Jordá.

La mayoría de las veces, detrás de un mal hábito se esconde una emoción que no se sabe cómo gestionar. El tabaco oculta lo que no se quiere ver y el comida es un placer capaz de anestesiar el dolor.

Para adoptar un nuevo estilo de vida es necesario plantearse hábitos saludables que sustituirán los negativos. Este proceso deberá ser paulatino, para que el cuerpo y la mente lo acepten.

Fija propósitos específicos para este 2020

“La mente necesita razones para dejarlo, porque lo hemos acostumbrado a un mal hábito, pero es que tanto el cuerpo como la mente si tú lo acostumbras al revés, hacia el buen hábito, también se acostumbra a ello”, apuntó.

Para Jordá, dedicar un tiempo para definir y planificar los propósitos hará más sencillo cumplirlos y modificar para bien el estilo de vida. Sin embargo, no se debe olvidar que la perseverancia será la clave.

¿Cómo cumplir los propósitos de salud?
  1. Definir qué se quiere cambiar.
  2. Determinar qué suma y qué resta ese hábito para decidir eliminarlo o no.
  3. Encontrar recursos para enfrentar la ansiedad o los pensamientos negativos durante el proceso de adaptación.
  4. Determinar qué situaciones provocan los malos hábitos y enfrentarlas de otras maneras.
  5. Planificar qué pasos se deben hacer para cumplir el propósito.
  6. Revisar si los propósitos están apegados a la realidad y ajustarlos.
Otros consejos
  1. Incluir en la dieta los alimentos más sanos y naturales posibles.
  2. Descansar los suficiente: evitar dormir tarde y aprovechar los momentos libres para relajarse.
  3. Practicar la meditación, pues estudios de Harvard demostraron que 5 o 10 minutos pueden aumentar la productividad y creatividad.
  4. Hacer una actividad que genere felicidad todos los días, sea la música, el deporte o el arte.

Ampliar los horizontes

Para cumplir el propósito de viajar es necesario crear un plan de ahorro con suficiente tiempo para encontrar las mejores ofertas

Viajar es un propósito de Año Nuevo que permite no sólo conocer nuevas culturas, sino crecer como persona, pues es una experiencia que permanecerá para siempre.

Muchas personas se proponen conocer países o estados de México, pero no logran concretarlo. La clave para realizar el viaje soñado es crear un plan de ahorro realista, determinar una fecha límite y acudir con un agente para encontrar las mejores ofertas.

“Cuando uno va a comprar un viaje te hacen una encuesta para ver qué tipo, qué presupuesto traes, si quieres algo de aventura, de barco, si quieres algo tranquilo, rápido o conocer museos”, explicó Cynthia González Ramírez, agente de viaje.

El año nuevo es una oportunidad para planearse propósitos: intentar cosas nuevas como aprender un idioma o cambiar hábitos.

Además, guían en el proceso de decidir el destino, brindan información sobre los medios de transporte autorizados, dan una lista de restaurantes y zonas turísticas y proporcionan un seguro de gastos médicos y de responsabilidad civil, que protegen al viajero de cualquier eventualidad.

“En México un destino muy popular son las playas, Cancún a la cabeza. También hay mucha gente que se va a un crucero o a Europa. Es que en Europa hay tours muy económicos”, añadió González Ramírez.

Se cree que destinos como Tailandia son países peligrosos, pero en realidad son opciones económicas y con zonas naturales maravillosas. Además, se piensa que recorrer Europa es costoso, cuando en realidad es barato.

“Los jóvenes a veces tienen ese miedo porque creen que está caro y hay programas fabulosos. No le tengan miedo a las cadenas de hostales, son buenísimas, son súper seguras. Un joven puede andar por toda Europa sin problema”, aseguró González Ramírez.

Fija propósitos específicos para este 2020

Para no gastar de más durante el viaje se sugiere hacer una lista de qué actividades se quieren hacer en las tardes libres, qué lugares se visitarán y qué souvenirs comprarán.

González Ramírez sugiere que los viajes se planeen con suficiente anticipación, de preferencia seis meses antes para adquirir los boletos de avión y diez en el caso de los cruceros, para encontrar buenas tarifas y pagarlo con tiempo.

Los mejores meses para viajar a cualquier parte del mundo son mayo y septiembre, de acuerdo con su experiencia como agente de viajes, aunque en algunos sitios la temporada de lluvias puede ser un problema.

Atención a la salud mental, área laboral y familiar.

La salud emocional-mental es parte de la salud en general, una persona que tiene salud emocional- mental es capaz de controlar todos los estímulos internos para afrontar los estímulos externos.

Es decir, una persona emocionalmente sana es capaz de identificarse en equilibrio, sabe controlar sus emociones, sabe dirigirse adecuadamente en cualquier situación y es capaz de afrontar cualquier dificultad.

“Es bien importante ya que puede llegar a influir de tal manera en el estado de alerta de una persona que puede alterar incluso sus funciones mentales superiores, como son la atención, la concentración y la memoria”, explicó Gabriela Góngora González, psicóloga.

De acuerdo con Góngora González, cuando una persona está emocionalmente alterada se puede volver más errática. Profesionalmente una persona que no está en equilibrio es susceptible a sufrir accidentes, es susceptible a cometer errores de todas las formas y de todos los impactos.

Otro aspecto importantísimo, en el que la salud emocional es crucial,  es la dinámica familiar. Imaginemos a una mamá o un papá cuyos recursos emocionales están disminuidos, esto causa dificultades para comunicarse, para solucionar problemas conyugales y su disposición para atender a los hijos estará muy deficiente, esto a menudo resulta en trastornos de personalidad, dificultades para relacionarse, serán susceptibles de violencia, o ellos serán violentos.

Conectar con alguien a nivel personal puede ser de gran beneficio para la salud mental. Tener amigos en el espacio de trabajo puede ser un paso importante hacia la felicidad y hacer que los días estresantes sean un poco más fáciles de manejar.

Fija propósitos específicos para este 2020

Fomentar la creatividad.

Esta habilidad puede desarrollarse a través de la práctica y construirse como un hábito.

Uno de los propósitos de Año Nuevo que se ha vuelto popular recientemente es desarrollar la creatividad, que dejó de ser un don para convertirse en una habilidad.

La creatividad no se refiere a lo artístico, sino a la capacidad de encontrar soluciones originales a los problemas de la vida cotidiana a través de la generación de conceptos o la asociación de ideas. Esta habilidad no se puede enseñar, pero se aprende por medio de la práctica.

Gerard Puccio, investigador del Buffalo State College de Nueva York, señala que ya no se trata de un lujo, se requiere para la supervivencia, pues tanto las grandes empresas como los trabajadores requieren ser creativos.

De acuerdo con Carolina Hernández, Coach en habilidades personales, de comunicación, comerciales y de dirección, al fomentar la creatividad se desarrolla mayor confianza, la imaginación, aumenta el entusiasmo y la capacidad de resolución de problemas.

Los dos grandes enemigos de esta habilidad son el miedo al ridículo por compartir las ideas  y el perfeccionismo, pues limita y paraliza su ejecución. Así que el primer paso para ser más creativo es dejar ir los temores.

Fija propósitos específicos para este 2020

Para desarrollar esta habilidad en este nuevo año se pueden hacer pequeñas actividades:

La práctica es todo

No basta con esperar a los momentos de inspiración, se requiere disciplina e incluir actividades en la rutina como hacer lluvias de ideas, reflexionar o planear proyectos nuevos.

Reunir ideas y no dejarlas ir

Mientras se hacen actividades como dar un paseo o hacer la limpieza pueden surgir ideas, para rescatarlas del olvido deben anotarse en una libreta que pueda cargarse a todos lados.

Encuentra un lugar de trabajo

Estudios de la Universidad Goldsmiths de Londres demostraron que crear un ambiente relajado aumenta las posibilidades de encontrar soluciones creativas.

Compartir con otros

Expresar las ideas a amigos y familiares ayuda a aterrizarlas y a mejorarlas a partir de las críticas.

Salir de la zona de confort

Intentar actividades, conocer gente o visitar nuevos lugares ayudarán a generar nuevas ideas.

Con información de: BBC, Fundación Privada para la Creatividad, The Muse, Forbes y Quora.

Para abrir puertas en el extranjero

Estudiar un idioma ayuda a mantener las conexiones neuronales activas y a prevenir el Alzheimer.

Uno de los propósitos más populares es aprender un idioma, pero puede llegar a ser difícil y frustrante cuando no se tiene el tiempo o la oportunidad de practicarlo.

Estudiar una lengua tiene beneficios para el cerebro, pues diversos estudios aseguran que hace menos probable la aparición de alzheimer porque mantiene las conexiones neuronales activas, de acuerdo con Fátima Vargas de la Cerda, embajadora de la comunidad Language Cast en Monterrey.

El año nuevo es una oportunidad para planearse propósitos: intentar cosas nuevas como aprender un idioma o cambiar hábitos.
Fátima Vargas.

Sin embargo, a veces es difícil elegir cuál, para ello se deben tomar en cuenta varios factores como si se desea viajar a un país, las oportunidades laborales, el gusto personal y las posibilidades de practicarlo sin perder la motivación.

“Está comprobado que entre más idiomas sepas, más fácil se te hace aprender el tercero y el cuarto. Entonces, si quieren apostarle a uno yo diría que el inglés. Una vez que se tiene dominado, ya se puede ir por cualquier otro”, explicó.

Se cree que las lenguas romances son más sencillas para quienes hablan español; sin embargo, para Fátima Vargas esto no es del todo cierto.

“Pienso que puede tener un doble filo, porque no es más fácil de aprender, simplemente tenemos una parte que te permite entenderlo aún sin haberlo estudiado, pero dominarlo al cien por ciento, por cuestiones de gramática, sí son más complicados”, aseguró.

Durante el proceso de aprendizaje no es indispensable acudir a una escuela, pero siempre es necesario tener oportunidades de práctica en la vida cotidiana. Esto se puede lograr al leer libros o periódicos, ver series o películas, o hablar con otras personas.

“Todo se basa en lo que tú escuchas, en lo que tú lees, en lo que tú escribes, pero falta la parte oral, el convivir con las personas.

“Entonces, a la hora de tener un grupo de conversación con alguien más que esté estudiando ya te da como el enfoque completo y podría, de cierta manera, eliminar la necesidad de escuela”, apuntó.

Otro reto es la pérdida de motivación, pues conforme una persona adquiere conocimientos básicos, puede sentir que no avanza a la misma velocidad. Para evitar esto, los grupos de conversación, presenciales o en línea, pueden ser de ayuda.

Fija propósitos específicos para este 2020

“El hecho de que hables con alguien cuyo idioma materno es el que estás estudiando y que te diga: ‘te entendí’, es como un súper motivador para seguir”, explicó.

Por ello, y aunque parezca imposible, se puede aprender en un año si la persona se compromete al estudio, de acuerdo a la experiencia de Fátima Vargas, quien estudió italiano por ocho meses de manera autodidacta antes de alcanzar el nivel intermedio.

“Y si se está viviendo en el país yo creo que ese tiempo se reduce de seis a cuatro meses. Un año en realidad sí es mucho tiempo y es suficiente para aprender”, afirmó Fátima Vargas, quien habla español, inglés, portugués, italiano y francés.

Los idiomas son una oportunidad no sólo para mantener la mente activa, sino para conocer diferentes culturas y tener mayores oportunidades. Se requiere compromiso y esfuerzo, pero los beneficios serán mayores.

Encontrar el amor

Para hallar el amor no es necesario tener una pareja, se requiere de trabajo de autoconocimiento.

Encontrar el amor es difícil, porque se confunde el enamoramiento o la idea romántica con una relación de pareja, cuando se trata de un estado interno.

Una pareja no se sustenta en el amor, sino en el compromiso y el trabajo en conjunto, de acuerdo con Dona Wiseman, psicoterapeuta gestáltica y psicocorporalista. Por ello, es necesario determinar qué se busca realmente.

El año nuevo es una oportunidad para planearse propósitos: intentar cosas nuevas como aprender un idioma o cambiar hábitos.
Dona Wiseman.

“Es importante distinguir, como un propósito de año nuevo quiero encontrar el amor. Eso se encuentra desde adentro, no desde afuera. El amor es un estado de vida, es una manera de estar y de vivir, es un poco como la felicidad”, explicó Wiseman.

Cuando una persona entra a ese estado podrá resonar con quienes viven de la misma manera y después crear una relación. Ahí es cuando se dice que se encuentra el amor.

Para que funcione, ambas partes deben ser maduras para aceptar y trabajar en sí mismos y con el otro. Esto permitirá una comunicación adecuada, donde ambos podrán hablar de todo, sea bueno o malo, y estar dispuestos a escuchar para establecer límites.

Hay mucha gente que cree que si me encuentro la pareja adecuada todo va a ser como miel sobre hojuelas, todo va a ser sin queja, no vamos a tener broncas, no vamos a tener peleas, no vamos a tener desacuerdos.

“No, al contrario, vamos a tener. Si queremos una relación de pareja tenemos que estar súper dispuestos a entrar a ese espacio”, explicó Wiseman.

La tecnología han creado nuevas formas de entrar el contacto con el otro. Esto puede generar espacios con mayor libertad para expresarse como los mensajes de texto; sin embargo, es un beneficio temporal.

“Porque en algún momento nos vamos a ver cara a cara y a ver si lo podemos sostener. Es un riesgo también”, afirmó la psicoterapeuta.

Fija propósitos específicos para este 2020
¿Por qué se dan las rupturas?

Si las parejas no terminan por falta de amor, se debe reflexionar para detectar qué sucedió y qué no para no cometer los mismos errores con otras personas. Incluso, se puede ir más allá para encontrar las tendencias en expectativas o formas de relacionarse.

“No es que busquemos el mismo tipo de persona, tenemos nosotros un estilo relacional que hemos establecido como parte de nuestra personalidad.

“Entonces, no busco la misma persona o personas similares. Yo establezco relaciones de una manera específica. Al tener esa tendencia a establecer las relaciones igual, pues parece que la otra persona es igual”, señaló la experta.

Alcanzar este propósito requiere autoconocimiento, para determinar qué se busca y cómo se establecen las relaciones interpersonales. Así se alcanzará la madurez que permita construir un espacio donde ambos crezcan y aprendan.

¿Qué hacer con las expectativas?

Es imposible eliminar por completo las expectativas, pero se debe ser consciente de ellas y trabajar para evitarlas: ¿qué me atrae de la otra persona? ¿Cuáles son mis deseos? ¿Qué estoy idealizando? ¿Qué valores le pongo a la otra persona?

Nunca se está listo

De acuerdo con Wiseman, el esperar a estar listo para tener pareja puede llegar a ser perjudicial, porque nadie está del todo bien para iniciar una relación de cualquier tipo. Esto puede provocar que se desperdicien oportunidades de crecimiento.

Avatar
Carolina García

Nació en Saltillo, Coahuila en 1995. Ama la lectura y narrar historias. Es licenciada en comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila. Participó en las antologías de cuento: “Imaginaria” (2015), “Los nombres del mundo: Nuevos narradores saltillenses” (2016) y “Mínima: Antología de microficción” (2018).

No hay comentarios

Comentarios cerrados