NARRADOR DE AMOR Y DE LUZ

JORGE SARMIENTO

Reconocido como uno de los mejores 16 videógrafos de México, Jorge Sarmiento construye una narrativa en torno a estos eventos, alejándose de lo clásico.

FOTOS LUIS MELÉNDEZ Y JORGE SARMIENTO

En sus videos, Jorge Sarmiento Villegas narra la historia de la pareja y cómo vivió su boda con un estilo cinematográfico, poético, documental o incluso experimental.

Recientemente, la revista Frida Enamorada -una publicación de novias famosa a nivel nacional- le reconoció como uno de los mejores 16 videógrafos de bodas de México y compartió uno de sus trabajos, grabado en Oaxaca en febrero de 2020.

JORGE

“Te dan un plus todo ese tipo de cosas, los festivales, los cursos que damos, las conferencias que damos. Te da un plus que el cliente vea tu trabajo, le gusta y a parte ya se entera de quién eres”, expresó Jorge.

Estudió Licenciatura en Ciencias de la Comunicación; al poco tiempo de graduarse se mudó a Ciudad de México, pues su banda firmó con una televisora. Allí conoció al maestro Carlos Somonte y tuvo su primer contacto con una cámara profesional.

“Los días que tenía libre y que podía coincidir con Somonte me iba yo a su estudio y ahí estaba con él platicando y viendo cómo trabajaba, y la verdad fue mucho aprendizaje a parte de la carrera”, recordó.

Posteriormente, regresó a Saltillo. En 2006, un amigo se casó y le invitó a ver su video. “Entonces, de ahí dije: ‘pues es el contar una historia y yo puedo hacer bodas’”. Su empleo en una televisora le permitió grabar varias, que después se transmitían en el canal. En ese entonces, utilizaban equipo analógico, grande y pesado.

JORGE

Cuando salieron las cámaras digitales, vio una oportunidad para emprender. Con esfuerzo, logró comprar dos y junto con su esposa, Elena Barbosa -quien se encarga de la fotografía-, fundó su empresa. Sin embargo, dos años y medio después decidió cambiar de rumbo.

“Realmente ya me di cuenta de que no me gusta lo que estoy haciendo. O sea, el resultado final que yo entrego no lo disfruto, no me gusta”, contó. Así nació Light Walkers: “es caminantes de luz o caminar en la luz, para nosotros el amor es la luz, sin luz no hay fotografía, no hay video”.

Comenzó a hacer videos de bodas cinematográficos, documentales, poéticos o experimentales, al tomar diferentes elementos, sonidos e imágenes para construir una narrativa en torno a estos eventos.

JORGE

La mayoría de sus trabajos son bodas destino, tanto en México como en Estados Unidos. Tuvo la oportunidad de grabar una en el Istmo, tradicional, con vestidos típicos y costumbres prehispánicas. Un enlace hindú, con sus diferentes dioses, en su idioma. Una ceremonia con chamán, donde tocaban un cuerno y echaban humo, saludaban al norte, al sur, al viento y las montañas. Incluye momentos de la sesión de fotos previa, de la luna de miel, fragmentos de su historia como pareja y entremezcla literatura: poesía de Benedetti y de Borges con las voces de los novios.

“Yo siempre me emociono un chorro en las bodas y hay veces que sí se me salen las lágrimas mientras estoy grabando. Pero me emociono muchísimo, es algo que disfruto mucho”, expresó.

JORGE SARMIENTO

Elena y él creen en el amor y lo transmiten en cada uno de sus proyectos. Buscan parejas enamoradas, a las cuales incluso han ayudado a cambiar su mentalidad, llegar a acuerdos y convencerlas de que se pueden hacer ceremonias diferentes. También ellos aprenden de la importancia de respetarse, comunicarse, y de diferentes culturas.

A lo largo de su carrera, han tenido múltiples satisfacciones: Elena fue reconocida por Frida Enamorada como una de las mejores fotógrafas de bodas en dos ocasiones; Jorge participó en el FotoFest de Guadalajara, al que también invitaron a Sebastián del Amo, director de Cantinflas y El Complot Mongol; y este año seleccionaron dos de sus trabajos, uno de cine metáfora y un documental para DocsMX sobre la pandemia, en el Festival Internacional de Cine Independiente Extramuros de Concepción, Chile.

JORGE

“Antes los fotógrafos o los que hacíamos video nada más era aquí local, ¿cómo podías mostrarlo? Pero gracias a las redes sociales se nos abre así un abanico de posibilidades, haciendo las cosas diferentes pudimos salir de Saltillo y México”.

Aunque la pandemia de COVID-19 les impactó, pues la cantidad de eventos disminuyó, ya cuentan con varias bodas para este y el próximo año.

“Yo sin Elena no podría hacer las bodas. Yo no me veo con otro fotógrafo trabajando. Sinceramente no podría, es mi mejor pareja, compañía”.

JORGE

Jorge Sarmiento Villegas

Qué es lo que más te gusta de tu trabajo: viajar

Experiencia más emotiva: la boda en el Istmo, no pensé que seguían con esas tradiciones en México. Me sorprendió muchísimo ver esa cultura.

Lo más extraño que te ha pasado: fue una boda en La Paz, Baja California Sur. Hicimos entrevista antes a los novios, videollamada porque eran extranjeros, vivían en California. Un día antes de la boda hicimos la sesión donde se iban a casar y ya en la noche nos fuimos al rompehielos. Llega la novia y me dice: “oye, ¿pueden venir a fotografiar y a filmar esto?”. Nos llevó a un salón a parte y resultó que ahí estaba el gerente de Nike de Skateboarding, dio un discurso y les entregó unas cajas maletín muy lujosas. Las abre y adentro traían unos tenis Nike de skate especiales de los novios: bordados con la fecha de su boda, con sus nombres.

Al otro día le pregunto al novio y me dice: “es que yo trabajo para Nike. Yo era un skater en los noventas y ahorita ando de giras con todos los skaters de California. ¿Conoces a Eric Koston? Aquí anda”. Resultó que andaban los gerentes de Nike, patinadores muy famosos, andaba una conductora de Univision, un fotógrafo de deportes que tenía fotos con los Lakers y con LeBron James.

Lo más divertido: hay fiestas que disfrutamos mucho y nos ponemos a bailar. Elena se pone a brincar y yo también y ando con la cámara. Lo más divertido es cuando la fiesta está bien prendida, que el DJ que pone música súper padre y deja las cumbias a un lado y las norteñas y la banda. Entonces, pone pura música alternativa y rock y la gente disfruta. Siempre nos metemos a bailar.

JORGE

Videógrafo favorito: hay un videógrafo, que de hecho también fue mi maestro, se llama Tomás Utillano. Es chileno. Vivió muchísimos años en Argentina y ahorita vive aquí en México, en Querétaro; tiene dos años viviendo aquí. Para mí, él sí hace cine de bodas. Es muy fino su trabajo.

Persona que más admiras: mi esposa. La admiro muchísimo.

Qué te inspira: me inspira mucho el arte, la poesía, la pintura, y obviamente las películas que más veo, que son las películas de arte, como las que hace Gaspar Noé, Tarkovski, Kubrick. Son autores que veo sus películas y las vuelvo a ver. Terrence Malick, me vuelan la cabeza.

Redes sociales

Instagram: @light__walkers

Sitio web: lightwalkers.mx

Facebook: Light Walkers Photografilm

Avatar
Carolina García

Nació en Saltillo, Coahuila en 1995. Ama la lectura y narrar historias. Es licenciada en comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila. Participó en las antologías de cuento: “Imaginaria” (2015), “Los nombres del mundo: Nuevos narradores saltillenses” (2016) y “Mínima: Antología de microficción” (2018).

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado