Michelle Pfeiffer y Al Pacino 35 años después de “Scarface”

En el Festival Internacional de Cine de Tribeca, Al pacino y Michelle Pfeiffer se reencontraton para la proyección de uno de los clásicos del cine internacional.

 

Por: Fabián Waintal

 

Festejando nada menos que 35 años del estreno mundial de la película ‘Scarface’, Al Pacino y Michelle Pfeiffer se rencontraron en medio del Festival Internacional de Cine de Tribeca, para la proyección de uno de los clásicos del cine que también cambió por completo el destino de sus vidas. Y después de ver la película en el mismo Teatro Beacon de Nueva York, revivieron los mejores recuerdos de aquel rodaje, 35 años después.

– ¿Qué es lo que más les preguntan sobre el rodaje de ‘Scarface’, todavía hoy?

Michelle Pfeiffer: – La gente suele preguntarme todo el tiempo que aprendí al trabajar con uno de los mejores actores como Al Pacino.

 

– ¿Y la respuesta es…?

Michelle Pfeiffer: – Tengo que decir que me sorprendió verlo como protege con tanta ferocidad sus personajes, a toda costa. No se disculpa por nada y es algo que yo siempre traté de imitar.

 

– ¿Y Al Pacino? ¿Qué le queda del rodaje de ‘Scarface’, como actor y como persona?

Al Pacino: – Realmente no sé cómo contestar esa pregunta. Supongo que uno termina asimilando algo, lo que sea, aunque no siempre sea la nota correcta. Si cada parte mía representara cada uno de los ambientes que existen en el cine, definitivamente me cambiaría la vida, pero después de un tiempo se aprende a dejarlo todo atrás. Es algo muy complejo. Con Scarface, la preparación fue muy especial, por el texto del guión, la forma en que Brian De Palma trabajó con todos. Y desde el principio yo sentí que era algo que quería hacer. Siempre sentí que estábamos haciendo algo bueno.

 

– ¿A quién se le ocurrió realmente la idea de filmar un clásico como ‘Scarface’?

Al Pacino: – A mí se me ocurrió. Yo había visto el original de Scarface de Paul Muni y me impactó como si fuera una tormenta. Apenas la ví pensé “Quiero ser él”. Yo estaba en Los Ángeles y llamé a mi manager Martin Bregman para decirle “Acabo de ver esta película Scarface con Paul Muni y te agradecería que por favor averigües más sobre el tema porque es una película que me gustaría hacer”. Y una de las primeras personas que estuvo involucrada en el proceso fue Oliver Stone. Así fue como empezó todo.

 

– ¿No hubo ningún cambio en particular desde la idea original de contar la historia de un cubano como Tony Montana?

Al Pacino: – La idea original era convertirlo realmente en un italiano (a Scarface) porque el personaje original de Paul era un inmigrante de Italia. Después se sumaron el gran Brian De Palma, Michelle Pfeiffer,  Steve Bauer y Mary Elizabeth Mastrantonio. Y tengo que decir que Steve Bauer fue el que me ayudó a absorber la mentalidad cubana, porque él es cubano 100%.

“La gente suele preguntarme todo el tiempo que aprendí al trabajar con uno de los mejores actores como Al Pacino… Tengo que decir que me sorprendió verlo como protege con tanta ferocidad sus personaje.

 

Como bien cuenta Al Pacino, la película ‘Scarface’ en realidad había sido un remake de otra película filmada en 1932, sobre la mafia en la época de la prohibición del alcohol. Y mientras Pacino quería mantener la historia original, el director Sidney Lumet, había sugerido actualizar la historia planteando que su personaje de Tony Montana podía haber llegado a Miami como refugiado de Cuba, como una forma de culpar al gobierno norteamericano por la introducción de la cocaína en los Estados Unidos. Pero las ideas políticas que aquel director quería imponer, se alejaban de la idea artística del productor y manager Martin Bregman. Así fue como Lumet fue reemplazado por Brian DePalma en la dirección. Oliver Stone también había visto la película original y en un primer momento rechazó el ofrecimiento de escribir el guión, hasta que le plantearon la idea de Lumet, de transformar la primera versión en una historia mucho más contemporánea, convirtiendo al mafioso americano original en cubano, exponiendo el tráfico de cocaína en vez del tráfico de alcohol. En aquel entonces, Michelle Pfeiffer tampoco era tan conocida y Al Pacino incluso había discutido con Brian DePalma en la decisión de contratarla en el rol de su pareja. Glenn Close había sido la primera elección y también llegaron a pensar en Geena Davis, Carrie Fisher y hasta fueron consideradas Sharon Stone y Sigourney Weaver. Pero claro, ya sabemos quien acompañó a Al Pacino, en aquel estreno mundial de ‘Scarface’, el 9 de Diciembre de 1983, con una película que terminó recaudando nada menos que 65 millones de dólares.

 

– ¿Cómo fue realmente el proceso de audición en que fue elegida Michelle Pfeiffer?

Michelle Pfeiffer: – La prueba de audición llevó casi tres meses y cuanto más cerca estábamos de la selección final, peor me sentía porque yo estaba aterrorizada pensando que no iba a conseguir el rol. Brian De Palma era muy dulce y fue el que quería que yo estuviera en la película, pero también fue muy sincero cuando se acercó diciéndome “Perdona, pero estás bastante mal últimamente… ¿qué te está pasando?” Y tenía razón. Ya había pasado un mes desde las primeras pruebas cuando me volvieron a llamar. Pero esta vez ya no tenía miedo porque pensaba que ya no me lo iban a dar para nada. Hicimos una nueva prueba sobre la última escena de la película donde me enloquezco. Empecé a tirar platos y toda clase de cosas por el aire, rompí de todo y de repente podías ver sangre por todos lados. Todos empezaron a revisarme porque yo tenía sangre en el cuerpo pero el que estaba sangrando de verdad era Al. ¡Había lastimado a Al Pacino! Y así fue como conseguí el personaje.

 

– ¿Imaginaron que estaban filmando un clásico de la historia del cine?

Al Pacino: – Se convirtió en un clásico pero no había sido tan bienvenida al principio. Cuándo Scarface recién se había estrenado, fue extremadamente controversial. Hoy es parte de nuestra cultura y se mantiene en nuestro mundo. Pero es bastante interesante porque yo todavía no entiendo cómo es que todavía se mantiene tan actual y como es que los diálogos incluso se convirtieron en una leyenda.

 

– Los dos, hoy tienen hijos ¿Al filmarla nunca pensaron que algún día iban a tener que decirles que filmaron está película donde el insulto ‘fuck’ se dice 226 veces a razón de casi dos veces por minuto?

Michelle Pfeiffer: – No sé si alguna vez hablamos de ese tema. Mis hijos no ven mis películas. Creo que los pone un poco incómodos.

“La idea original era convertirlo realmente en un italiano (a Scarface).”|Al Pacino

 

Al Pacino: – En nuestro caso no es una palabra que mis hijos usaban demasiado, como los jóvenes de hoy. Eso es algo que me sorprende. Es la gran visión de Oliver Stone. El bombardeo de insultos es parte del clásico de esta película. Al principio, la habían calificado incluso con una X y Brian De Palma fue a la guerra a pelearla. No quería cortar nada, mostró la versión original. Y ganó.

 

– ¿Es cierto que Michelle tuvo que cuidar su peso durante el rodaje?

Michelle Pfeiffer: – Bueno, yo estaba representando a una adicta a la cocaína y era parte del físico que tenía que mostrar. Hay que tenerlo en cuenta. Pero me acuerdo que la película se suponía que tenía que durar solamente 3 ó 4 meses y yo traté de tomar en cuenta el tiempo para que a medida que pasaba el rodaje yo iba a volverme más y más delgada. El problema fue que duró seis meses y para el final yo me estaba muriendo de hambre. La escena del final donde necesitaba estar más delgada, en la producción se la pasaban diciendo “la filmamos la próxima semana”, “la filmamos la próxima semana”, “la filmamos la próxima semana”. Literalmente hubo miembros del equipo de filmación que me traían bagels porque les preocupaba que yo pudiera estar enferma. Creo que lo único que comía era sopa de tomate.

 

La película ‘Scarface’ en realidad había sido un remake de otra película filmada en 1932.

 

– ¿Recuerda lo primero que comió cuando terminó el rodaje?

Michelle Pfeiffer: – No, pero probablemente debe haber sido mi snack favorito de guacamole con queso (Risas).

 

– ¿La frase que mejor recuerdan de ‘Scarface’?

Al Pacino: – “Dile ‘hola’ a mi pequeño amigo” (“Say hello to my little friend). Es otra de las genialidades de Oliver Stone.

 

– ¿Y la otra frase donde pregunta y responde “¿Quién organizó todo esto? Yo ¿En quién confío? En mí”. ¿A quién les suena?

Al Pacino: – veamos… ¿George Washington? (Risas)

– ¿Quién es más diabólico? ¿Tony Montana en ‘Scarface’ o el Diablo en ‘The Devil´s Advocate’?

Al Pacino: – Sabemos que es Satán en The Devil´s Advocate y te digo lo que marca la diferencia: la otra noche me crucé con un par de obispos en un restaurante, aunque no lo creas. Eran tres, muy amigables conmigo y les dije “Debo ser terrible pero me preguntó si a los actores se les perdona por lo que hacemos artísticamente. Y los tres dijeron “Está bien”.

 

– ¿La mejor anécdota jamás contada de Scarface?

Al Pacino: – El tiroteo es una historia muy interesante. La pelea del final, el gran ‘finale’. Me acuerdo de los disparos y cuando disparé yo por primera vez, me dispararon a mí. Salté por el aire, cayendo como si estuviera vivo por el efecto de la cocaína y sin querer metí la mano en la parte caliente de una arma que recién había sido disparada y no podía sacar la mano (risas), hasta que al final cortaron la escena con toda la sangre en mi ropa, con mi mano en el aire. Necesitamos dos semanas de descanso por eso. Pero terminé en el hospital y al final una enfermera se me acercó y me preguntó “¿No es usted Al Pacino?”. Yo le dije “Sí”. Y entre risas me confiesa “pensé que era un asesino” porque yo nunca me había quitado el vestuario sangrado. Eso fue muy gracioso.

 

– ¿Pararon todo el rodaje durante esas dos semanas?

Michelle Pfeiffer: – Siguieron filmando todas las escenas donde Al no aparece. Por eso es que hay tantos disparos porque igual siguieron firmando, hasta que él pudo volver.

“Cuándo Scarface recién se había estrenado, fue extremadamente controversial. Hoy es parte de nuestra cultura y se mantiene en nuestro mundo. Pero es bastante interesante porque yo todavía no entiendo cómo es que todavía se mantiene tan actual y cómo es que los diálogos incluso se convirtieron en una leyenda.” |Al Pacino|

 

– ¿Imaginan un nuevo rodaje de ‘Scarface’ hoy, con el rol de Tony Montana interpretado por una mujer?

Michelle Pfeiffer: – No. Al Pacino: – Ya me parece bastante remarcable que la película que hicimos sea un remake de otra muy buena película que habían filmado antes. Eso, ya es difícil de lograr.

Michelle Pfeiffer: – Lo que tiene mi rol como Elvira es que yo también me acuerdo que en aquel entonces me preguntaban bastante sobre qué clase de mensaje yo estaba dejando a las mujeres, con mi rol. Yo también tenía 20 años y no era algo en lo que había pensado demasiado pero realmente siento que a veces uno puede hacer mucho más por una causa, siendo honestamente artista, presentando a la gente con la verdad, sin endulzar nada. Y yo siento que al permitir que la gente observe quien es esta persona tal cual como es y el sacrificio que ella hizo, dice mucho más que ir y darle un sermón a la gente de cómo tiene que vivir.

Al Pacino: – Por algo será que estamos hablando de estos personajes 35 años después.

“La prueba de audición llevó casi tres meses y cuanto más cerca estábamos de la selección final, peor me sentía porque yo estaba aterrorizada pensando que no iba a conseguir el rol… había pasado un mes desde las primeras pruebas cuando me volvieron a llamar.
No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado