MASCOTAS DE LA GRANJA INVADEN LA CIUDAD

Proteccion mascotas conejo

Los conejos, patos, cerdos, cuyos y cabras ganan popularidad entre los citadinos.

Es verdad que muchos animalitos de la granja son geniales, muy simpáticos y quisiéramos tenerlos en nuestra casa, sin embargo estas mascotas tienen necesidades que no siempre podemos cumplirles, especialmente cuando se trata de espacio.
Conoce a esos pequeños que se han ganado el corazón de los citadinos hoy en el Día Mundial de Protección a los Animales.
A pesar de que no son tan comunes como los perros o los gatos, los animales de granja también son miembros de algunas familias mexicanas, muchas personas los cuidan y los consideran grandes compañeros.

También te puede interesar: Cuidados que necesita tu mascota.

Ejemplo de ello son patos, conejos, cuyos, cerdos y cabras, que han sido domesticados por el hombre desde hace miles de años. Por ende, están acostumbrados al contacto con los humanos.

“Antes los animales de granja eran considerados solo para la producción de alimentos pero, en la actualidad, gracias a sus cualidades, se han ganado el amor de muchas familias”, comentó la médica veterinaria zootecnista Laura Martínez, del Hospital Exotic Pet Medical Center (especializado en mascotas no convencionales).

Conforme ha evolucionado su acercamiento a los núcleos sociales, cualquier animal (independientemente de su especie) puede ser de compañía si su único objetivo es brindarla.
De ahí que los animales de granja no son el acompañamiento ideal para cualquiera, ya que no todos contamos con el tiempo, la solvencia económica y/o el espacio para mantenerlos sanos.
De acuerdo con el especialista del hospital de la UNAM (que, por sus especialidades, es una institución única en Latinoamérica),
En general, los expertos coinciden en que los propietarios cometen muchos errores en el manejo de sus animales de granja, sobre todo cuando los tratan como si tuvieran un fin productivo, causándoles problemas de salud.
Para colmo, la gran mayoría de los animales de compañía llegan a un núcleo familiar sin planearse: son regalos o compras impulsivas.
Antes de adoptar o adquirir alguno, debes buscar la asesoría de un veterinario especialista para tomar una decisión consciente y efectiva.

“En la actualidad, no se emplea el término ‘mascota’, sino ‘animal de compañía’. Conforme evolucione su acercamiento a los núcleos sociales, será preferible usar esta expresión”, dijo Itzcoatl Maldonado, médico veterinario zootecnista, responsable del Hospital Veterinario de Especialidades en Fauna Silvestre y Etología Clínica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Conejos

Son los más populares entre los animales de granja que habitan en los hogares como mascotas. Estadísticas del Hospital Veterinario de Especialidades en Fauna Silvestre y Etología Clínica revelaron que cuatro de cada 10 mamíferos (sin incluir perros y gatos) recibidos en consulta durante 2018 fueron conejos. Los conejos domésticos necesitan de espacios amplios y con sustratos para realizar ejercicio y mantener sus patas saludables. Esta especie tiene pelo apelmazado en lugar de cojinetes, el cual se puede deteriorar al estar en contacto con pisos duros. De ahí que resulte preferible que tengan acceso a un jardín, ya que necesitan ejercitarse diariamente, por periodos de una o dos horas.
Asimismo, como les gusta roer, debes proporcionarles juguetes que puedan destruir, de tal modo que no acaben con los muebles de la casa.
En cuanto a su alimentación, la ‘conejina’ está prohibida porque solo es para los ejemplares de engorda.

Proteccion animales pato

Patos

Si no tienes estanque en tu casa no debes tenerlos. Como estos animales no producen saliva, usan el agua de su hábitat para tragar alimento, por lo que éste siempre debe estar limpio. Los patos no son tan famosos como otras aves domésticas (pericos, canarios o loros). Sin embargo, son muy sociables. Pueden llegar a apreciar a sus dueños, a ser cariñosos y afables. Necesitan estar en libertad, son sensibles a los cambios de temperatura y a las corrientes de aire. También demandan un hábitat complejo (que haya un espacio para caminar, otro para nadar y una zona de descanso), buscan el afecto de sus amos y, si se les molesta, llegan a causar daño con su pico.

Cuyos

Al igual que los conejos, los cuyos son relativamente sencillos. Necesitan un espacio delimitado y salir a caminar una o dos horas al día. A pesar de que no son tan activos como los conejos, su actividad física es importante porque tienden a la obesidad. Deben vivir en un lugar con piso suave y firme.

Proteccion animales cerdo

Cerdos

Existe una tendencia muy fuerte a tener esta especie como mascota, particularmente en cerdos miniatura. Mucha gente piensa que se pueden tener en lugares pequeños, pero deben considerar sus hábitos y que, por naturaleza, son especies destructivas.
Por ejemplo, una de sus características conductuales imprescindibles es forrajear: remover la tierra en búsqueda de alimento. Por lo tanto, es imposible que puedan vivir en departamentos.
“Los dueños de cerdos deben estar conscientes de que su jardín no va a estar impecable, pues son animales muy activos”, señala Laura Martínez.

Proteccion animales cabra

Cabras

Así como el puerco, estos animales son sumamente activos. Laura Martínez, especializada en medicina de animales no convencionales, enfatiza que son muy ágiles para saltar y escalar. Por lo tanto, no pueden estar encerrados en cualquier corral, ya que les es muy fácil salir de estos espacios.
Debido a que su hábitat original está en terrenos con pendientes, elevaciones y plantas, las cabras que son animales de compañía necesitan que su hogar urbano esté acondicionado con montículos de piedra o tierra para subir y bajar de manera constante. Necesitan un hábitat limpio y libre de hoyos en el piso, pues se pueden lastimar las patas. Las cabras son famosas por su leche, carne, piel y pelo. No obstante, sus necesidades son más complejas: consumen tres o cuatro litros de agua al día, ocupan más nutrientes por su producción láctea, necesitan caminar constantemente o sus pezuñas se tienden a deformar (lo que les causa molestia y dolor) y deben vivir en corrales protegidos por árboles, tapias (tierra amasada) o cercos de piedra.

El Universal
No hay comentarios

Comentarios cerrados