UN MARTINI EN VERSIÓN ¡GELATINA!

El martini es un drink que se prepara con gin o vodka (una de sus variantes), un poco de vermouth y se sirve en una copa de cuello delgado cuya forma muy sofisticada. Su distintivo es la aceituna cruzada que lleva como adorno y que es la que le da un sabor muy peculiar al final del trago. 

Esta bebida es un clásico de la coctelería, pero hasta los clásicos merecen ser reinventados.

 

¿Cuál es la manera? La presentación es en jelly shots. Estos bocadillos gelatinosos son sumamente fáciles de preparar y son ideales para sorprender a tus invitados con una presentación distinta a las copas. Solo necesita unos cuantos ingredientes y estarán listos en un par de minutos.

Así que si tienes una reunión o fiesta próximamente es momento aprender cómo hacerlos. A continuación te damos la receta.

 

 

INGREDIENTES:

125 ml de Martini blanco

 

 100 ml de agua para rebajar el Martini

 

 5 grs de gelatina sin sabor

 

 1 caja de palillos

 

  1 limón

 

 Molde para hielos

 

 1 lata de aceitunas

 

 

INSTRUCCIONES:

1. Con un cuchillo raspa un poco de cáscara de limón en cada uno de los espacios del molde para hielos.

2. Pon el agua a calentar en una olla y disuelve la gelatina.

3. Cuando hierva, añade el alcohol hasta que se mezcle perfectamente.

4. Deja enfriar y mientras tanto, coloca una aceituna en cada espacio del molde.

5. Luego rellénalos con mucho cuidado hasta cubrir completamente la aceituna.

6. Pon a enfriar y para desmoldar utiliza un poco de agua caliente en la parte inferior del molde.

7. Colócalos en un plato extendido y agrega unos palillos para que los invitados puedan tomarlos de una manera fácil.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado