MARCELO LARA REGRESA “EL GATO FINANCIERO”

Fotos Luis Castrejón.
Texto y entrevista por Nidia Martínez.

El especialista en finanzas platicó con 360 sobre la cuarta edición de la agenda que es un ‘must’ de la educación financiera de los mexicanos.

 

¿Sabes qué es el bono de tesorería, el aval o la utilidad bruta?

Con la agenda 2020 “El Gato Financiero” de Marcelo Lara, no solo podemos estar al tanto del “glosario” financiero, sino que es una herramienta que ayuda al día a día en nuestros gastos, ahorros, metas y más. En entrevista para 360, el especialista financiero explicó las bases de este proyecto que “ha sido una parte muy enriquecedora de mi vida profesional”.

Para Lara, contador público con posgrado en finanzas y periodismo, y quien funge como Subdirector Administrativo en la oficialía mayor de la Universidad Autónoma de Coahuila, esta agenda es su aportación a una sociedad que debería tomar en serio la educación financiera por ser un tema “vital”, sobre todo porque las decisiones financieras que se tomen ahora tendrán impacto en el futuro. Por otro lado, el especialista hace hincapié en el ahorro, un “hábito que se debe formar”.

– ¿Por qué la palabra finanzas nos provoca cierta incomodidad o hasta repulsión? –

“En mi posgrado de finanzas te enseñan a administrar finanzas de un organismo público o de una empresa, pero yo les decía a mis maestros que qué área de oportunidad había dentro de la administración financiera, y uno de ellos me decía que hay un tema en México y en América Latina del cual adolecemos mucho que era la educación financiera, porque mucha gente pensaba que las finanzas era para gente especializada o académicos, empresarios, sin embargo no, hoy día las finanzas las hacemos todos porque tenemos egresos, gastos, metas, hacemos inversiones, queremos tener lujos, y quieras o no las finanzas están en nuestra vida cotidiana, entonces la idea era que las finanzas poco a poco tienen que ir permeando la vida de todas las personas independientemente de la actividad productiva que tengas o la carrera que hayas estudiado”.

– ¿Cómo saber si hay una buena o una mala cultura financiera en nuestro país? –

“Cuando terminé mi posgrado en el 2008 la falta de educación financiera ya era un problema en México, que veníamos arrastrando, porque en México no nos queremos sentir limitados por un gasto, tenemos muchísimas herramientas administrativas y no las queremos usar, creo que todavía nos falta una palabra que se llama autocontrol, creemos a veces merecer algo que no podemos pagar pero nos gana un sentimiento de comprarlo, el tema de la educación financiera que propiamente es adquirir los conocimientos, para que luego se te haga una práctica y luego una cultura financiera, es que vayas entendiendo a conciencia en qué gastas tu dinero , las metas de a dónde quieres llegar (sobre todo si estás a cargo de una familia), porque al final lo que construyes el día de hoy va a ser el futuro financiero que tú tengas con tranquilidad para disfrutar tu vida y no depender de tus hijos o familiares, y mucho menos de un programa social del gobierno, que todavía pasa en México”.

– Hablando de la vejez, ¿Por qué crees que las nuevas generaciones no se preocupan por sus ahorros a largo plazo? –

“Porque creo que las prioridades han cambiado, nuestros abuelos y nuestros padres eran más ahorrativos, eran más previsores, hoy creo que se vive al día y ese es uno de los problemas de México y de América Latina: creer que no existe un mañana. A los muchachos, bajo la condición que están hoy, les falta mucha previsión, mucho autocontrol, mucha conciencia en el tema de su administración, en el futuro va a estar complicado para ellos y más si intentan formar una familia, al final les puede salir cara la factura de no ser previsores”.

 

 

Dentro de todo esto, ¿Cómo tiene cabida la agenda?

“Precisamente tenemos muchas herramientas a nuestro alcance para controlar nuestro gasto cotidiano, y la verdad es que no las queremos utilizar, y me dije cómo o qué puedo abonar al tema de la educación financiera, quise poner un granito de arena y desarrollé una herramienta que sí te ayude a administrar tus actividades diarias, que es una agenda, pero que también mes a mes, sin ser tedioso, te vaya dando tips financieros para los temas más básicos que tiene la educación financiera, que es ahorro, gasto, presupuestos, inversión, afore, etc. La agenda abona mucho al tema de la inclusión financiera en México, que los servicios financieros lleguen cada vez más a más gente, pero que realmente esa gente las sepa usar, te puedo decir que en México todavía hay gente que la única institución financiera que conocen es una casa de empeño, todavía hay gente que cree que un crédito de Infonavit tiene que ser a muy bajo presupuesto para que me queden cómodos los pagos, todavía hay gente que no usa tarjeta de crédito por miedo. He sido muy enfático en cómo es el comportamiento financiero de las tres clases sociales de México. La clase alta es la gente que invierte, que tiene negocios, que de alguna manera tiene un futuro estable y hasta cierto punto asegurado, la clase baja es la clase que vive al día y el concepto de ahorro básicamente no existe, y la clase media es lo más raro que hay en el mundo porque piensa que está ahorrando cuando no está ahorrando, se endeuda, tiene lujos, quiere cambiar de estatus, le falta autocontrol…”

-Cuando se habla de finanzas pensamos en los hombres-

“A mí me gustan mucho las finanzas, y he visto la complejidad que lleva y por lo regular las decisiones financieras están asociadas a puestos donde están hombres, un CEO, por ejemplo, un contador general… es un tema donde la mujer tiene que avanzar, creo que desde las bases. Y dentro de la educación financiera se sabe que la mujer es la que mejor aplica el gasto, aún sin tener los conocimientos lo hace de manera empírica, este tema lo he estudiado”.

– ¿Cómo se le puede inculcar a los más pequeños del hogar el hábito del ahorro? –

“Ahorro es el pilar de la educación financiera, sin embargo, es lo más difícil de lograr y más hoy en día con la situación económica de América Latina. El ahorro es un hábito que heredas a los hijos, desde niños. Para mí, las escuelas tienen que empezar a abonar en este tema, yo llevé un sistema de ahorro en primaria y me ayudó mucho, y las escuelas primarias tienen que retomar ese tema, enseñarles a ser mesurados, a no obtener todo lo que quieren por el esfuerzo que conllevan las cosas, y luego poco a poco ir entiendo el ahorro también como el dejar de hacer cosas, tiene mucho que ver con voltear a ver hacia atrás y ver dónde están tus áreas de oportunidad en el consumo y dónde han estado tus errores”.

-¿Por qué es importante conocer el lenguaje de las finanzas para no dejarnos engañar o embaucar?-

“Hoy en día hay muchas pseudo instituciones financieras que intentan prestar a la gente y realmente los ponen contra la pared, los ahorcan y les hacen fraude porque la gente no tiene mucho conocimiento. Creo que nos tenemos que empapar de estos conceptos porque al final es algo que se usa comúnmente, la gente tiene metas independientemente de un nivel de salario, querer estar mejor es una condición del ser humano, pero qué mejor haciéndolo con educación financiera”.

– ¿Por qué un gato? –

“(Risas) Mira, soy hijo de mamá soltera y nunca me gustaron las mascotas, la única mascota que tuvimos por conveniencia fue una gatita que atrapaba ratones y era premiada, pero nos dimos cuenta que era muy traicionera, era muy audaz, y un día de repente se fue. Cuando yo empiezo a ver el tema de las finanzas me di cuenta que tienes que ser muy astuto como los gatos, y lo asocié a eso. Nada más que aquí, en el tema financiero, no tienes siete vidas”.

 

 

El dato

La agenda 202 El Gato Financiero se puede adquirir a través de la página homónima de Facebook.

 

Nidia Martinez
Nidia Martinez

Reportera y creativa. Escribe sobre las tendencias actuales de música, cine, series, famosos y todo lo relacionado con el mundo del espectáculo. Particular interés en entrevistas con músicos. Fanática de la literatura infantil, los perros y la cerveza.

No hay comentarios

Comentarios cerrados