MANTÉN TU JARDÍN EN BUENAS CONDICIONES

CUIDADO DEL JARDÍN

Podar los árboles, trabajar en la composta y arropar el pasto son algunas tareas que puedes hacer.

FOTOS CORTESÍA

El cuidado del jardín se ha vuelto el contacto más cercano con la naturaleza para muchas personas. Esta actividad trae múltiples beneficios al organismo, pues la tierra brinda energía y alimenta tanto física como mentalmente. Las plantas la irradian y ayudan a mantener saludable el cuerpo.

Para Youmna Kallab, quien ha cuidado su jardín durante décadas desde que llegó a México, “en el momento en que están trabajando”, dice, “tus manos y tu cerebro están funcionando mejor y están recreando e imaginando muchas cosas nuevas. Es como cualquier ejercicio, cuando caminamos, hacemos algún deporte: cómo el cerebro empieza a funcionar de maravilla; así trabajando igual con las plantas”.

YOUMNA

Originaria de Líbano, Youmna creció en una huerta, y sus padres y abuelos le inculcaron el amor por la naturaleza.

De acuerdo a la época del año, el jardín tiene diferentes necesidades. En este momento de transición, hay varias tareas por hacer. Youmna mencionó algunas de ellas:

  • Arropa el pasto con tierra enriquecida con nutrientes, así descansará y brotará fuerte.
  • Poda árboles frutales, el olivo, granadas, ciruelos, chabacanos. Detecta los troncos viejos y quítalos, pues los frutos normalmente se dan en los brotes nuevos.
  • Lo mismo aplica a los rosales: “necesitan una poda fuerte para que salgan vigorosos y con mucha flor. También se le ponen sus nutrientes; las rosas requieren de tierra buena y nutrientes, y así se dan de maravilla. Aquí es el clima ideal para las rosas”, apuntó.
  • Los lirios, lilis y narcisos tienen una raíz parecida a una cebolla, llamada bulbo. Cada dos años, se deben separar los bulbos, desinfectarlos y fertilizarlos. De lo contrario, dejarán de florecer.
  • En octubre y noviembre, puedes sembrar semillas de alelí, de espuela de caballero, clavelín y caléndula. Florecerán a principios de primavera.
  • Trabaja en la composta. Coloca todo lo que cae de los árboles, los pinos, las cáscaras de fruta y toda materia orgánica, papel y cartón en un pozo. Cubre con una capa de tierra, otra de arena de río, un poco de cal y ceniza de troncos que debieron quemarse por plagas. Así, forma capas y riega cada 15 días para descomponer los contenidos. A los seis meses, mezcla la tierra y podrás utilizarla en tu jardín.
  • Recoge de las primeras flores, generalmente las más grandes y bonitas, guárdalas una vez que se sequen y retira las semillas para el próximo año.

YOUMNA

Para Youmna, las flores son especiales. Su madre le contaba que, cuando el hombre intentó enterrar a su hermano, su cuerpo flotaba. Pidió ayuda a Dios y Él creó las flores para que permaneciera bajo tierra, y disimular el mal olor.

“Eso me lo contaba estando yo chiquita. Entonces, se me quedó, y la verdad era por inculcarme amor, amor hacia la naturaleza, hacia las flores”, recordó.

Comparte el cuidado de su jardín con sus seres más queridos
Comparte el cuidado de su jardín con sus seres más queridos

Ideales para Saltillo

El pittosporum, boxus, todo tipo de lirio persa, fornio, rosas, geranio, clavelín, violetas, aliso y helechos se dan muy bien en el clima de la región.

Fumiga de manera natural

Muele ajo y cebolla, agrega jabón y un poco de aceite vegetal -puede ser del árbol de Neem-, para que el producto se pegue a las hojas y dure más tiempo. “Así no se dañan ni la planta, ni la tierra, pero se tiene que hacer mucho más seguido, como cada semana”, explicó.

Lo que empezó como un hobby a su llegada a Saltillo, se ha convertido en su gran pasión
Lo que empezó como un hobby a su llegada a Saltillo, se ha convertido en su gran pasión

Si vas a empezar a formar tu jardín

Youmna señala tres aspectos a considerar: el diseño, que su ubicación tenga sol, y que el sustrato -la tierra- sea el adecuado. Algunas plantas, como la azalia, requieren uno ácido, con muchas hojas y nutrientes. Otras no necesitan un suelo tan enriquecido, como las perennes.

“Pero siempre es más favorable tener buena tierra y estarla siempre limpiando y fertilizando, ya sea con un spray aéreo o pastillas. Hay pastillas que duran seis meses, esas son muy efectivas. Van diluyendo los nutrientes poco a poco. Todo eso se compra en las tiendas de jardinería”.

Además, se debe tener “amor a las plantas. No ahogarlas con agua, ni dejarlas secar, ni que se estresen. Son seres vivos, necesitan de mucha atención, de mucho cuidado para que estén en las mejores condiciones”.

YOUMNA

¿Cuándo empiezas a dedicarte a tu jardín?

Desde que llegué a México. Me casé muy jovencita y llegué a vivir a Monclova. Fue cuando construimos la casa, fue planear el jardín, y qué es lo que se da realmente en ese clima tan extremoso. Luego, al llegar aquí, en Saltillo empecé a planear el jardín que tengo, que era muy árido. Estudié los componentes de la tierra.

Empecé a traer aserrín, arena de río y tierra de la sierra, que es muy buena, y empecé a mejorarla, a revolverla, para poder tener un colchón donde pudiera sembrar el zacate y las plantas. Al mismo tiempo, empecé a estudiar jardinería y fue mi hobbie.

Plantas o flores que más te gustan: me gustan mucho las rosas. La verdad, cada flor tiene su belleza, un aroma, un secreto, una chispa de Dios. Esa es la verdad, porque esa belleza existe, por más pequeña que sea.

Ver cómo empiezan a crecer las flores y cómo atraen las abejas y las mariposas, como hay una variedad en este jardín, además de árboles nativos y magueyes. Vienen todo tipo de pájaros, de mariposas, y en temporada, hasta pasan las monarcas y se quedan una noche. Se volvió atractivo para variedad de pájaros e insectos.

Su madre le inculcó desde pequeña el amor por la naturaleza.
Su madre le inculcó desde pequeña el amor por la naturaleza.

Mayor orgullo: me da mucho gusto cuando veo que responden las plantas que me aportan el aroma, la dulzura, la belleza. Entonces es cuando digo: ahí está la grandeza de Dios.

Por qué te hace feliz tu jardín: porque agradezco que tengo todo esto y agradezco porque tengo paz y salud.

Carolina García

Nació en Saltillo, Coahuila en 1995. Ama la lectura y narrar historias. Es licenciada en comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila. Participó en las antologías de cuento: “Imaginaria” (2015), “Los nombres del mundo: Nuevos narradores saltillenses” (2016) y “Mínima: Antología de microficción” (2018).

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado