LOS LABERINTOS DE LA VIDA

Te puede interesar: Amor y amistad

Saludos mi estimado lector, esta vez le quiero hacer una buena recomendación para esas tardes de descanso que siempre son mejor, si estamos en compañía de un buen clásico.

El mundo es un gran parque de diversiones, donde nuestras emociones y sentimientos son lo que ponen sabor a la experiencia de vivir, cuántas veces, nos sentimos injustamente devastados por las circunstancias inevitables, el dolor de la soledad y el rechazo, son cicatrices que forjan temperamentos resentidos que alimentan la ira y la venganza del alma más noble.

Es así como “El engendro” creado por las manos del estudioso Víctor Frankenstein nos lleva a recorrer el camino de la melancolía, son muchas y diferentes las opiniones y versiones que sabemos de esta gran novela, pero nunca me imaginé la gran sorpresa que me llevaría de esta hermosa obra literaria.

De principio a fin, la narración te transporta a un mundo sofisticado de conversaciones delicadas y amorosos sentimientos, la amistad, la gratitud, el amor por la naturaleza, la vida contemplativa de seres reflexivos, son los matices de cada personaje que aparece en el relato.

No tengo la intención de revelar detalles que les arruinen la experiencia. Cuando decidan disfrutar de esta belleza de libro, que vio la luz por primera vez hace 189 años a manos de una jovencita con tan solo 18 años, Mary Shelley.

El contexto histórico de la obra es muy interesante, escrito en una época donde la ciencia estaba en boga, el racionalismo y la psicología estaban tomando fuerza, el romanticismo estaba quedando de lado, sin embargo, Frankenstein es la composición perfecta entre lo romántico y lo científico.

Amar a un solo personaje no es posible, pero si tengo que escoger a un preferido, sería “La bestia”, en mi perspectiva, es la representación perfecta a la esencia natural del ser humano, todos tenemos un creador, al que vamos a desilusionar en algún momento de la vida y del que buscamos reconocimiento, por lo tanto lo hacemos responsable de nuestra tortura en el camino a la auto aceptación.

No les de pena llorar a moco tendido al simpatizar con “el engendro”, es un ser lleno de empatía por la vida y al mismo tiempo inmiscuido en un profundo y frío dolor.

La obra es un viaje donde encontrarás suspenso, romance, terror, hermosos paisajes y conversaciones que se quedaran en el alma para toda la vida, sobre todo la siguiente reflexión: ¿Qué tan justo soy como creador? Y ¿Qué tanto del monstruo se nos quedó en el alma?

“El resplandor de un relámpago iluminó aquel bulto y me reveló su figura con toda nitidez; su estatura gigantesca y la deformidad de su aspecto, más horrendo del que puede asumir un ser humano, me hicieron comprender que se trataba del desdichado, del repugnante demonio al que yo había dado vida.” – Víctor Frankenstein

“Sólo de ti podía esperar socorro, aunque no me despertaba otro sentimiento que el del odio. ¡Insensible, despiadado creador! , me habías dotado de percepción y de pasiones, y luego me habías arrojado al mundo para desprecio y horror de la humanidad. Pero sólo de ti podía recabar piedad y desagravio, y en ti decidí buscar esa justicia que en vano trataba de obtener de cualquier ser con forma humana.” – La Bestia

arquietamaria@gmail.com

twitter: maria arquieta

instagram: maria arquieta

María Arquieta
María Arquieta

Tapatía viviendo la experiencia norteña, diseñadora de modas de profesión, amante de las expresiones humanas artísticas, coach ontológico, formándome para ver amor, donde los demás no lo creen posible.

No hay comentarios

Comentarios cerrados