LOS BENEFICIOS DEL MINIMALISMO

Minimalismo

El minimalismo tiene muchos beneficios para tu vida. Llevar una vida minimalista no solo es bueno para tu bolsillo sino también para tu felicidad.

Tranquilidad económica

La consecuencia inmediata de comprar menos cosas es que gastas menos y por lo tanto ahorrarás más. Disponer de ahorros te permitirá afrontar cualquier imprevisto con mayor facilidad. Un estilo de vida minimalista no requiere de mucho dinero, pero tampoco es bueno que ante un contratiempo tu estabilidad económica se vea afectada.

Más experiencias

Al no haber derrochado el dinero con productos que no necesitas dispondrás de más dinero para gastarlo en otro tipo de experiencias: Viajes, comidas, eventos sociales, clases de música, teatro, lo que sea que contribuya a tu felicidad.
La idea de vivir de manera minimalista es huir de vivir los deseos materiales como necesidades. Recuerda que necesitas muy poco para ser feliz y que tener grandes experiencias nunca debe ser una necesidad. Tomar una taza de café o un paseo después de trabajar también puede contribuir a tu felicidad.

minimalismo

Más tiempo

Otra consecuencia inmediata de comprar menos cosas es que dispones de más tiempo para hacer aquéllo que más feliz te haga. Es importante comprender que por cada objeto que compres hay mucho tiempo tirado directamente a la basura.
Piensa en todo el tiempo que:
– Pasas deseando el objeto.
– Inviertes en buscar información del mismo.
– Gastas en ir a comprarlo.
– Destinas al uso del objeto.
– Empleas en mantenerlo y ordenarlo.
– Pierdes pensando que no deberías haberlo comprado.
¿No es mejor invertir ese tiempo en las cosas que realmente te hacen feliz?

Huella en el planeta

Todo aquello que compras impacta negativamente en el medio ambiente. La producción y transporte de bienes consume energía que deriva en la emisión de CO2. Además, durante todo el proceso se generan residuos, desde la fabricación hasta el final de la vida útil del objeto, cuando te deshaces del mismo. Por lo tanto, reducir todo aquello que compras a lo largo del año será beneficioso para el planeta.

Minimalismo

Felicidad más duradera

El deseo material solo te da picos de felicidad a cambio de frustración, estrés y ansiedad. ¿Vaya negocio no? Te sientes frustrada cada vez que crees que necesitas algo y no puedes conseguirlo. El mismo deseo irracional hace que tu ansiedad aumente por el mero hecho de querer las cosas al momento. El estrés invade tu cuerpo cuando piensas todo aquéllo que no tendrías que haber comprado. Y para colmo, tienes miedo a perder, que te roben, o que se rompan tus bienes más preciados.
Con el minimalismo todos estos sentimientos negativos causados por el consumismo desaparecen. En una vida minimalista ya tienes todo lo que necesitas y por lo tanto no necesitas nada más. Adiós a la frustración, estrés y ansiedad producidos por el deseo consumista.
¿Quiere decir que un minimalista no puede comprar cosas? No, en absoluto. Quiere decir que con el minimalismo aprendes a separar necesidades y objetos que simplemente contribuyen a tu felicidad, de lo que no aporta nada y además te hace infeliz.
Pero el minimalismo no termina aquí. La idea es comprender e interiorizar que necesitas muy poco para ser feliz lo que al final te permite vivir una vida plena.

No hay comentarios

Comentarios cerrados