LOS AUTOS MÁS CAROS EN LA HISTORIA DE LAS PELÍCULAS

Han volado cientos de metros o tomado velocidades increíbles para salvara alguien o en una persecución, los autos son parte clave en las películas y pasarán a las historia por ser los más caros de la historia.

1956 Ferrari 250 GT LWB Berlinetta

Este auto es muy conocido como el auto del “Tour de France”, después de ganar una carrera pública en 1956. Walt Disney Studios compró el auto años después para crear el clásico Herbie, el auto con alma.

Precio: $6,710,000 dólares

 

Aston Martin DB5

Este auto es uno de los más memorable usado por el famoso James Bond. Este carro estaba lleno de gadgets y tecnologías, como llantas retráctiles, pantallas, radares y los más impresionante, asiento que expulsaba al personaje.

Precio: $4,595,998 dólares

1968 Ford Gulf GT40

(Le Mans)

No es un auto que solo es famoso por su experiencia fílmica, también está considerado como uno de los autos más caros en el mundo. Es uno de los dos Ford GT40 originales que fueron hechos de fibra de carbono. Este auto también tomó una velocidad de 320 km/h en un la película que protagonizó Steve McQueen.

Precio: $11 millones de dólares

Batimóvil

Aunque hay autos que se han vendido por mayor precio que éste, el Batimóvil es considerado uno de los más influyentes y significativos en la historia del cine. Comenzó su vida como auto concepto y después obtuvo una Carrocería Ghia en Italia.

Precio: $4,620,000 dólares

1965 Shelby Cobra Daytona Coupe

Aunque el auto no pasó demasiado tiempo frente a la pantalla, es uno de los más populares en las carreras. Este auto ganó la Federation Internationale de l’Automobile Championship en 1956 antes de aparecer en Redline 7000.

Precio: $ 7,685,000 dólares

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado