DESINFECTA TU ROPA, ELIMINA GÉRMENES

Lava y desinfecta tu ropa

Cómo lavar y desinfectar tu ropa para eliminar todas las bacterias y virus. Sigue estos consejos.

Evita que los miembros de tu familia enfermen.

Desinfectar las superficies de la casa como chapas de las puertas, controles remotos de TV e interruptores de luz, puede ayudar a detener la propagación de gérmenes, pero ésas no son las únicas cosas que debes desinfectar.

La ropa y otros artículos de tela pueden albergar bacterias y virus que enferman a otros, y un simple ciclo de lavado puede no ser suficiente para obtener una limpieza completa.

Peor aún, un artículo de ropa contaminada es suficiente para ensuciar una carga completa de ropa, según un estudio de la Universidad de Arizona.

Te puede interesar:

Limpia las bolsas de las compras

Una lavadora abierta con una canasta de ropa sucia

Los investigadores también encontraron que las prácticas regulares de lavado con detergente solo no eran efectivas para matar algunos virus entéricos (transmitidos por materia fecal), incluido el rotavirus (una infección que causa diarrea severa) y el adenovirus, que puede causar enfermedades similares al resfriado o la gripe.

Para evitar la propagación de gérmenes en tu hogar, considera desinfectar cualquier artículo de tela, incluyendo ropa, toallas, sábanas, fundas de almohadas y mantas.

Para la mejor estrategia de desinfección, sigue estos consejos de desinfección de la ropa para asegurarse de que estos artículos emerjan del lavado, limpios y sin gérmenes.

Lava y desinfecta tu ropa

Cómo desinfectar la ropa

Primero, verifica si su lavadora tiene un ciclo de lavado especial diseñado para desinfectar la ropa. Muchas máquinas de alta eficiencia cuentan con un botón de desinfección o una opción en el botón giratorio.

Por otro lado, el ciclo de desinfección utiliza una temperatura de lavado extra caliente y elimina el 99.99% de las bacterias más comunes que se encuentran en la ropa, las sábanas y las toallas. Si tu máquina no tiene un ciclo de desinfección designado, usa la temperatura de agua más cálida disponible.

Es importante tener en cuenta que estos ciclos extra calientes no están destinados a cada lavado.

Los ciclos de desinfección son más duros en la ropa que los ciclos regulares, lo cual es necesario para la desinfección.

Las altas temperaturas pueden dañar telas delicadas, hacer que algunos artículos se encojan o que los colores sangren o se desvanezcan.

Si tu ropa no es segura para un ciclo de agua caliente agrega un producto desinfectante para la ropa al lavado.

El blanqueador líquido es una opción altamente efectiva: el estudio de lavandería de la Universidad de Arizona descubrió que agregar blanqueador a la carga reduce la cantidad de virus en más del 99.99%.

Para cargas normales, una taza de blanqueador de 3/4 debería ser suficiente para desinfectar.

Otros desinfectantes de lavandería comerciales también pueden ayudar a matar las bacterias y los gérmenes que los detergentes comunes pueden dejar atrás.

Sigue las instrucciones en la etiqueta y pruebe el producto primero en un área discreta para probar la solidez del color antes de lavar. Los desinfectantes para la ropa sin blanqueador pueden ser la mejor opción para artículos delicados, pero consulta la etiqueta para obtener telas específicas que sean seguras para usar.

Para las cargas normales de ropa que no necesitan desinfección, usa un ciclo de lavado regular con agua fría.

Recuerda usar solo la cantidad adecuada de detergente para ropa para el tamaño y el nivel de suciedad de la carga, y no sobrecargues la máquina.

La próxima vez que alguien en tu hogar se enferme, a estos consejos de desinfección de la ropa para eliminar los gérmenes y las bacterias.

Un poco de poder de limpieza adicional puede ayudarte a mantener saludable a toda familia.

Planchar también desinfecta

Planchar la ropa representa un esfuerzo considerable, ocupa parte de tu tiempo libre y es una de las actividades que más encarecen el recibo de la luz.

El mundo empezó a planchar para prevenir tres horribles enfermedades infecciosas que mataron a millones de personas. En su tiempo solo nombrarlas provocaba terror: tifus, la fiebre de las trincheras y la fiebre recurrente epidémica. Aunque hoy en día estas tres enfermedades no nos preocupan, sus consecuencias en la historia de la humanidad han sido tremendas: muchos epidemiólogos estiman que el tifus, la fiebre de las trincheras y la fiebre recurrente epidémica le han costado a la humanidad más muertes que todas las guerras juntas.

Te puede interesar

Desinfecta con cloro

Avatar
Sonia Valdés

Periodista de Vanguardia desde 1989. Editora de Omnia, Hogar y suplementos como PERIODIQUITO y CAMPUS Enlace Universitario. Maestra de inglés a nivel secundaria y una gran entusiasta de promover los valores y la importancia de practicar un deporte. Con un especial cariño por el beisbol.

No hay comentarios

Comentarios cerrados