¿Larga vida al Bob o a la melena XXL?

Las emociones que sentimos antes (y después) de un corte de pelo.

Con la rapidez a la que van las tendencias en esta época, es difícil seguirles el paso. Especialmente si se trata de cabello (¿qué tan rápido puede crecer?), y a menos de que una peluca se vislumbre como la mejor opción, las demás estamos acorraladas en una constante decisión de: ¿Me corto el pelo o me lo dejo crecer? ¿Flequillo recto, de lado o sin fleco? ¿O si esta vez me hago un bob?

Aunque parezca superficial, ésta es una constante en mi cabeza, y un tema que marca infinitas conversaciones con múltiples amigas. “Estoy aburrida con mi look, ¿y si me lo corto?” O “mira, [inserta tu celebridad favorita] lo lleva así, se ve divino”. Y si no es entre amigas, nos bombardean las redes sociales – Paren todo. Karlie Kloss se cortó el pelo – o incluso, porque lo admitimos, a veces introducimos tendencias opuestas al mismo tiempo. ¿Qué se lleva entonces, largo o corto?

Pero la realidad es que hoy en día, las tendencias vienen y van, e incluso muchas veces son simplemente paralelas, pero sabemos que lo único que permanecerá, es un buen corte de pelo.

Sea cual sea el largo, es aún mejor si expresa tu personalidad.

 d.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado