LA MALETA PERFECTA EN DIEZ CLAVES

Diez claves para hacer frente al reto de la maleta perfecta. Toma nota para acertar seguro y libérate de los temidos ‘por si acaso’

Las vacaciònes están aquí. Unos ya han hecho la maleta, otros están a punto de empezar, el momento de hacer frente al gran desafío del entretiempo y de acumular kilos innecesarios de ropa.

En un temporal en el que en el mismo día llueve, nieva y hace sol, hacer la maleta perfecta se convierte en un desafío complejo.

A continuación, te presentamos una lista de claves para hacer la maleta perfecta, vayas donde vayas y haga el tiempo que haga, dejando atrás los excesos de ropa y de los quebraderos de cabeza.

Organiza el espacio

Un espacio organizado es una mente organizada, rezan las disciplinas milenarias, y aprender a gestionarlo no solo influye en el estado de ánimo positivamente, sino que además te ayudará a eliminar lo que no es necesario, liberándote de los kilos de más en ropa.

“Ordenar es liberar” afirma la Organizadora Profesional Vanesa Travieso, y además “nos hace ser conscientes de lo que realmente necesitamos, dejando atrás el apego irracional a muchos objetos materiales” sentencia.

Ya que en muchas ocasiones, es el “miedo” el que está detrás del exceso de ropa acumulado, cuenta haciendo referencia a estas dos primeras nociones básicas de la gurú del orden Marie Kondo, todo un referente en esta disciplina hoy en día, de la que Travieso es discípula.

“Aprender a pensar en vertical”

es según cuenta la organizadora profesional Vanesa Travieso uno de los pilares esenciales para comenzar a hacer una maleta ordenada y hacer un uso eficiente del espacio.

Una noción simple, con la que se ganan grandes espacios a la hora de doblar la ropa y colocarla sobre la maleta, además de ser mucho más visual, dando la oportunidad de ver en todo momento las prendas que hay dentro de esta, con un gesto tan simple como cambiar la dirección en la que se guardan las prendas.

“Haz ‘looks’ y evita así la ropa innecesaria”, explica, haciendo hincapié en pensar en la ropa por días, donde optar por piezas básicas que puedan emplearse en diferentes conjuntos es la clave.

“Si piensas en conjuntos con prendas intercambiables entre sí, llevarás la ropa justa que necesitas”.

“El orden viene en bolsas”, cuenta Travieso, afirmando que es más fácil hacer pequeñas bolsas para determinadas categorías de ropa, como por ejemplo la deportiva y la interior. Una forma fácil tanto de tenerla en conjunto como a la hora de deshacer la maleta y así evitar “postponer este momento días y días”, además de tener este tipo de ropa localizado en todo momento.

“Rescata las muestras de colonia, ¡Y úsalas!” argumenta, abultan mucho menos, y además puedes llevarlas siempre en el neceser de viaje, al que añadir en el último momento los productos imprescindibles, una vez más, siempre en bolsas: “dentro del neceser divide en pequeñas bolsas de plástico productos de maquillaje, de cuidado facial y medicamentos, esto te hará priorizar en los que realmente necesitas”.

“Adapta las prendas al espacio” cuenta Travieso, y explica que una forma eficiente de hacerlo es colocando los pantalones de la forma más estirada posible en el fondo de la maleta, “la parte de la cintura es la que más espacio abulta, así que si llevas más de un pantalón asegúrate de colocarlos en posiciones alternas”.

Sobre estos, se pueden colocar “camisetas y jerséis en forma vertical” o las bolsas con ropa interior o deportiva.

En los zapatos, “aprovecha a meter calcetines”, y respecto a los cinturones, la organizadora incide en que abultan mucho menos si se colocan de forma estirada rodeando las prendas de la maleta como último paso.

Como consejo importante, Vanesa Travieso insiste en perder el miedo a “los huecos vacíos”, resaltando que así la maleta irá más ligera, bien estructurada, y con espacio por si deseas “comprar algo en tu destino vacacional”.

 

APUESTA POR LOS BÁSICOS

 

Hay una serie de prendas que son un acierto seguro en cualquier situación, y además, son fáciles de combinar entre si, permitiendo una gran versatilidad de estilos sin renunciar a la comodidad.

Contra el viento de las tardes y las noches frescas, apuesta por una cazadora vaquera o un “trench”.

Además de ser todo un clásico, combinan con todo y te permiten jugar con superposiciones.

Si en tu destino hace buen tiempo, el último grito de las tendencias apuesta por las bermudas, que vienen tanto en versión malla de ciclista para las más atrevidas como en vaquero de diferentes tonalidades, o bien amplias y de cortes más clásicos.

Un jersey negro de cuello alto, permite jugar a las superposiciones, combina con todo y aporta elegancia y sofisticación a cualquier “look”, además, es una prenda que destaca por favorecer a todo tipo de cuerpos.

No hay comentarios

Comentarios cerrados