La fertilidad a los 40 años

En la actualidad, las mujeres aplazan la maternidad aun pasando los 35 años por distintos motivos, como realización profesional, trabajo, asuntos financieros o hasta no tener pareja estable.

Al momento de planear una familia podrías encontrar que, conforme la edad “avanza”, hay un mayor riesgo de tener embarazos de riesgo o dar a luz a niños con alguna alteración cromosómica. En medio de este panorama, el congelamiento de óvulos es una alternativa para tener hijos en el momento que desees; implica extraer óvulos y criopreservarlos para su utilización a futuro en un procedimiento de reproducción asistida, específicamente en una fertilización in vitro (la fecundación en laboratorio de un óvulo por un espermatozoide y luego transferirlo al útero materno, donde se desarrollará para convertirse en un bebé).

Cuando estés decidida a embarazarte, tu médico descongelará tus óvulos en función de tu ciclo menstrual. Con un estudio se procede a la fertilización in vitro (los óvulos son inyectados con semen de la pareja para aumentar las probabilidades de fecundación).

¿Cómo sé si soy candidata a utilizarlo?

Si quieres aplazar la maternidad para después de los 35 años, si has sido diagnosticada con cáncer, tienes baja respuesta ovárica o si eres propensa a la llegada de la menopausia antes de los 40 años.

¿Cuánto tiempo pueden mantenerse congelados los óvulos?

Toda una vida. Normalmente, los criobancos hacen contratos de cierto número de años según lo requieras, pero ten la seguridad de que gracias a las técnicas de vitrificación, los óvulos pueden conservarse por mucho tiempo en buenas condiciones.

¿Cuánto cuesta?

Varía de una mujer a otra en función de la edad y las condiciones médico-ginecológicas particulares (tener un solo ovario o endometriosis) o si estás completamente sana.

Con información de:Padres e hijos.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado